unidad cristianos

Católicos, ortodoxos y protestantes participan juntos en diversos actos por la unidad de los cristianos

Este viernes, 18 de enero, comienza la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Año a año esta celebración se va consolidando en la Diócesis a través de la Delegación de Ecumenismo. Esta edición será la más extendida, ya que los actos previstos se realizarán en Castellón, Torreblanca, L’Alcora y La Vall d’Uixó. Además, por primera vez incluirá la participación de una comunidad evangélica.

La celebración del Octavario comienza esta tarde con una celebración inaugural en la antigua iglesia de San Francisco en la parroquia de Torreblanca, donde católicos y ortodoxos compartirán un tiempo de oración. El domingo 20, el centro será la parroquia ortodoxa de San Nicolás, en Castellón, a las 12:00h. Por la tarde, en la parroquia de L’Alcora se rezará juntamente con los evangélicos de la Comunidad en el Camino, cuyo pastor, José Witaker, ya ha participado en varios encuentros.

Novedad de esta edición

Una novedad de este año es el encuentro de oración y reflexión organizado por distintas iglesias cristianas de la provincia en la Casa Sacerdotal de Castellón el lunes 21 a las 18:00h. La Semana ecuménica se concluirá con una celebración conjunta en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de la Vall d’Uixó a las 20:00 el viernes 25, fiesta de la Conversión de San Pablo. 

Curso sobre la Eucaristía

Curso de dos meses sobre la Eucaristía en La Vall d’Uixó

El miércoles 16 se inició en La Vall de Uixó un curso de Liturgia centrado en la Eucaristía. Esta propuesta formativa responde a las directrices del plan diocesano de pastoral, que este año tiene en la celebración dominical uno de sus objetivos prioritarios. La iniciativa está organizada por el arciprestazgo y la Delegación diocesana de Liturgia. El ponente es el delegado, Antonio Sanfélix, que explica que el objetivo es “ayudar a comprender mejor la celebración eucarísticas y poder participar de manera fructífera”.

La respuesta ha sido muy positiva ya que en la primera sesión han participado más de un centenar de personas. Para comenzar, Antonio Sanfélix hizo una presentación general de los sacramentos. A partir del miércoles próximo irá desgranando los diferentes aspectos de la Eucaristía, desde sus raíces en la pascua judía, hasta el cómo, dónde, por qué y el qué de la celebración, describiendo los diversos ritos de la celebración.

Las clases son los miércoles hasta el 3 abril de 20 a 21:00h en los salones de la Caja Rural La Vall San Isidro. La inscripción es gratuita y está abierta a todos los fieles de la Diócesis, especialmente a los agentes de pastoral y colaboradores en la liturgia de las parroquias, como equipos de liturgia, lectores, cantores o ministros extraordinarios.

El Papa Francisco ha manifestado que “es fundamental para nosotros cristianos comprender bien el valor y el significado de la Santa Misa, para vivir cada vez más plenamente nuestra relación con Dios”. En este sentido, el curso se propone “dar respuesta a algunas preguntas importantes sobre la Eucaristía para redescubrir o descubrir cómo a través de este misterio de la fe resplandece el amor de Dios”, concluye el delegado de Liturgia.

La festividad de San Antonio Abad inunda de fervor numerosas localidades de nuestra diócesis

La celebración de San Antonio Abad, el 17 de enero, es una de las citas clave en el calendario de festividades religiosas de varias localidades de la diócesis de Segorbe-Castellón, y que cuenta con gran arraigo popular en muchos pueblos de nuestras comarcas. Es el caso de Benicásim, municipio del que San Antonio es patrón junto a Santa Águeda y que comenzó ayer, miércoles 16 de enero, la celebración de sus fiestas patronales con el encendido de las hogueras y la degustación de 23.000 “coquetes”, que fueron bendecidas por el párroco Luis Oliver en la tradicional bendición de los animales. Hoy está prevista la celebración de la Santa Misa en honor de los patronos a las 11:00 horas, a la que seguirá la ofrenda de flores a Santa Águeda en la “Llongeta” de la Iglesia de Santo Tomás de Villanueva y, a las 17:00 horas, arrancará la procesión de Sant Antoni.

La localidad de Villafranca del Cid venerará también la memoria del “sant del porquet” el domingo 20 de enero con la celebración de la Santa Misa a las 10:00 horas, cantada por la Rondalla de Vilafranca y, a continuación, tendrá lugar la procesión y bendición de los animales en la calle mayor, presidida por la imagen del santo. Finalmente la ronda de San Antoni pondrá fin a la jornada festiva.

Una representación pictórica del santo.

En Betxí se celebró ayer 16 de enero, a las 20:00 horas, la tradicional bendición de los animales y de los “rollos” en la puerta de la iglesia parroquial. A las 9:30 horas de hoy ha dado comienzo la romería en dirección a la “Muntanyeta de Sant Antoni”. A las 12:00 horas está prevista la celebración eucarística presidida por mossén José Luis Valdés y predicada por el vicario parroquial Isaac Leiza. El domingo 20 de enero se celebrará la Misa Mayor a las 18:00 horas en la Parroquia de la “Mare de Déu dels Ángels” y, posteriormente, la solemne procesión en honor a San Antonio Abad, que finalizará con el canto de los gozos y la veneración de la reliquia.

El municipio de Vila-real celebró ayer tarde la popular Marcha que organiza la Congregación de “Lluïsos” en la que se bendijo a los animales. A continuación se encendió la hoguera de Sant Antoni y se repartieron 4.000 rollos entre los asistentes. Hoy, festividad del santo, tendrá lugar la Santa Misa y el tradicional reparto de panes bendecidos en la Ermita de la Virgen de Gracia, a partir de las 13:00 horas.

Celebraciones en la comarca del Alto Palancia

Asimismo, varias localidades del Alto Palancia también honrarán la memoria de San Antonio. Segorbe celebra hoy, día grande del santo, la bendición de los panes a las 9:00 horas en la Parroquia de Santa María. La Santa Misa se celebrará a las 17:00 horas en dicho templo parroquial. La bendición de los animales tendrá lugar el próximo domingo 20 de enero, a las 13:00 horas, en la plaza del Obispado. La localidad de Altura conmemora la tradicional festividad con la celebración de la Santa Misa a las 10:00 horas de este domingo y, a reglón seguido, se celebrará la procesión hasta la calle de san Antón y la bendición de los animales, los rollos y las estampas del santo. Finalmente, el pasado domingo 13 de enero, el municipio de Geldo celebró una jornada festiva en honor al santo con la celebración eucarística y el reparto de los rollos entre los asistentes y diversas autoridades, entre las que se encontraba el párroco de la localidad.

digitalización archivos

El Obispado inicia la digitalización de los archivos parroquiales históricos

Ayer, lunes 14 de enero, comenzó la digitalización de los archivos parroquiales de la Diócesis de Segorbe-Castellón. El primer documento fue un registro de bautismos de 1677 perteneciente a la arciprestal de San Jaime, en Vila-real. Además de una mejor conservación, esta iniciativa tiene por objetivo “poner al servicio de la sociedad este acervo documental y cultural” en un compromiso de “apertura a una misión cultural e investigadora a la vez social y eclesial”, ha explicado el Vicario General, Javier Aparici.

La tarea está encargada a la Mamen Enríquez, que ya ha colaborado en un trabajo equivalente en la Archidiócesis de Valencia y en Orihuela Alicante. El proceso consiste, de entrada, en fotografiar los documentos. El primer día se tomaron 9.610 imágenes de 34 libros. En un segundo momento se indexará el contenido en una base de datos, de modo que se pueda consultar telemáticamente a través de la Delegación Diocesana de Patrimonio.

La digitalización concierne a la documentación custodiada en las parroquias que tenga una antigüedad de cien años, ciento diez en el caso de los libros de bautizados. Después de Vila-real, la fotógrafa documentalista se trasladará a La Vall d’Uixó, y así irá recorriendo los 14 arciprestazgos hasta culminar la primera fase a final de año.

La manipulación de estos libros requiere en determinados casos un gran cuidado por su antigüedad. El Salvador de Burriana, una de las pocas iglesias góticas de la Diócesis,  conserva documentación del 1388. La Asunción de Benlloch, La Natividad de Nuestra Señora de Villahermosa y San Bartolomé de Atzeneta siguen el ranking de antigüedad con libros del siglo XIV.

En ellos se pueden encontrar no solo información de sacramentos, sino que también “se puede recrear la historia de los pueblos, de las familias y de la parroquia”, explica Mamen Enríquez. Los archivos parroquiales pueden poseer, además de los registros de bautismos, libros censales en los que se anotan préstamos hechos por la parroquia, o documentación referente a cofradías o cantorales.

Asombro en el retiro de sacerdotes

Llamada al asombro en el retiro mensual de sacerdotes

Este lunes los sacerdotes diocesanos han participado en el retiro mensual en el Palacio episcopal de Castellón. El vicario para el clero, Marc Estela, ha dirigido la meditación centrada en el asombro: “Al reanudar el tiempo ordinario, después del ciclo de Aviento y Navidad, renovemos la capacidad de asombro”.

Lo que está en juego, aseguraba el ponente, es poder reconocer lo que Dios hace en lo cotidiano y avanzar en un proceso de conversión personal y comunitario. La conversión del presbítero es, precisamente, la clave que están trabajando durante este curso los sacerdotes.

Los retiros mensuales comienzan con una meditación a cargo de diversos presbíteros. A continuación hay un tiempo de oración silenciosa ante el Santísimo expuesto, y se concluye con una comida de fraternidad en la Casa Sacerdotal.

Jornadas de formación y ejercicios espirituales

El programa de actividades específico para el clero de este mes incluye las jornadas de formación, el 28 y 29 de enero, que tratarán la homilía. La última semana de febrero, están previstos los ejercicios espirituales, dirigido por el obispo auxiliar de Barcelona, mons. Antonio Badell.

Sínodo congreso laicos

Convocatoria de la fase preparatoria del Sínodo nacional de Laicos

Mons. Casimiro López Llorente ha difundido una carta en la que da a conocer los preparativos del Congreso Nacional del Laicado e invita a participar en la fase previa “que comenzará en nuestra Diócesis, Dios mediante, el sábado 2 de febrero en el seminario Mater Dei”. El encuentro nacional está previsto para un año después, y quiere ser un espacio de “comunión y de sinodalidad para ayudar a los laicos a descubrir su llamada a ser discípulos misioneros de Cristo en sus ambientes”.

El Obispo explica en su carta que la preparación diocesana, junto con la celebración del Congreso y la aplicación posterior de sus posibles conclusiones, “ofrecen la ocasión para crear un espacio de oración, encuentro, escucha, diálogo, discernimiento y participación a todos los niveles -parroquial, diocesano, provincial-eclesial y nacional – y para todo el laicado -asociado y no asociado- atendiendo y cuidando de modo especial la presencia de  mujeres, jóvenes y mayores”.

Santidad y vocación propia

La fase diocesana de preparación estará centrada en el tema de la santidad y en la vocación propia de todo el Pueblo de Dios. Para ello se cuenta con la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Gaudete et Exsultate” y el cuaderno “Misioneros de la alegría, itinerario para laicos 6.0” de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar. El Obispo concluye animando a la participación e invitando a “encomendar conmigo los frutos de este trabajo a María, Madre de la Iglesia y Estrella de la Evangelización”.

Imagen Cartas 320x200

El regalo precioso del Bautismo

Queridos diocesanos:

En la Fiesta del Bautismo de Jesús, el día 13 de enero, revivimos su bautismo a orillas del río Jordán de manos de Juan Bautista. Este hecho se convierte en una solemne manifestación de su divinidad. “Y mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo en forma de paloma, y vino una voz del cielo: ‘Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco’” (Lc 3, 21-22).  Es la voz de Dios-Padre que manifiesta que Jesús es su Hijo Unigénito, su amado y predilecto. Jesús es el enviado por Dios para liberar y salvar a su pueblo, para ser portador de justicia, de luz, de vida y de libertad. Jesús es el Cordero que toma sobre sí el pecado del mundo, el Mesías enviado para destruir el pecado y la muerte. Por su muerte redentora libera al hombre del dominio del pecado y le reconcilia con el Padre; por su resurrección salva al hombre de la muerte eterna y le hace victorioso sobre el Maligno.

En el Jordán se abre una nueva era para toda la humanidad. Este hombre, aparentemente igual a todos los demás, es Dios mismo, que viene para liberar del pecado y dar el poder de convertirse “en hijos de Dios, a los que creen en su nombre; los cuales no nacieron de sangre, ni de deseo de hombre, sino que nacieron de Dios” (Jn 1, 12-13). El bautismo de Jesús nos remite así al bautismo cristiano, a nuestro propio bautismo. En la fuente bautismal, renacemos por el agua y por el Espíritu Santo a la vida misma de Dios, que nos hace sus hijos en su Hijo unigénito; su gracia transforma nuestra existencia, liberándola del pecado y de la muerte eterna. El bautismo nos sumerge en su misterio pascual, en el misterio de su muerte y en su resurrección, que nos lava de todo pecado y nos hace renacer a una vida nueva: la vida misma de Dios. He aquí el prodigio que se repite en cada bautismo. Como Jesús, el bautizado podrá dirigirse a Dios llamándole con plena confianza: “Abba, Padre”. Sobre cada bautizado, adulto o niño, se abre el cielo y Dios dice: este es mi hijo, hijo de mi complacencia. Los bautizados entran así a formar parte de la gran familia de los hijos de Dios, la Iglesia, y podrán vivir en plenitud su vocación a la santidad, a fin de poder heredar la vida eterna.

Este es el gran don que Dios nos hace en el bautismo. No hay regalo mayor ni más precioso que podamos recibir o podamos hacer a nuestros hijos que el bautismo. La vida humana, que recibimos de Dios a través del amor de nuestros padres, es un gran regalo, pero tiene un final; la nueva vida del bautismo, por el contrario, no tiene fin: perdura para siempre, es eterna. Cuando los padres piden el bautismo para sus hijos con fe y convicción y no por mera tradición, manifiestan su fe, su gratitud y su alegría por ser hijos de Dios, por ser cristianos y por pertenecer a la Iglesia. Y, porque lo consideran un gran regalo para sí, lo quieren también para sus hijos. Otros padres bautizados, por desgracia, privan a sus hijos de este hermoso regalo, porque o no valoran el propio bautismo, han dejado de creer o se han alejado de la Iglesia.

El don de la nueva vida, recibida en el bautismo, es como semilla llamada a germinar, crecer y desarrollarse para dar frutos de santidad, de perfección en el amor y de vida eterna. Para ello, este don debe ser acogido y vivido personalmente. Es un don de amistad que implica un ‘sí’ al amigo e implica un ‘no’ a lo que no es compatible con esta amistad.  Dios quiere y espera nuestra respuesta libre; esta respuesta comienza por nuestra fe, con la que, atraída por la gracia de Dios, nos fiamos de Dios y confiamos en Él, nos adherimos de mente y de corazón a su Palabra, acogemos su gracia en los sacramentos, le amamos con todo nuestro ser y seguimos sus caminos. Todo bautizado, también los bautizados en la infancia en la fe de la Iglesia, profesada por sus padres, al ser capaz de comprender, debe recorrer personal y libremente este camino espiritual con la gracia de Dios, para que desarrolle el don recibido en el bautismo.

Nuestros niños bautizados necesitan que padres y padrinos, y toda la comunidad cristiana les ayudemos a vivir su bautismo. La riqueza de la nueva vida bautismal es tan grande que pide de todo bautizado una única tarea: Caminar según el Espíritu (cf. Ga 5, 16), es decir, a encontrarse personalmente con Jesús para vivir unidos a Él y obrar constantemente en el amor a Dios haciendo el bien a todos como Jesús. 

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Oratorio Cáritas Diocesana

Cáritas Diocesana renueva el oratorio, corazón de su labor

Esta mañana, viernes 11 de enero, el Delegado diocesano de Cáritas Diocesana, Sergio Mendoza, ha presidido la Eucaristía en el oratorio de la sede central de la calle Germanías en Castellón. Ha sido una celebración especial, porque se reanudaba el culto después de haberlo renovado. Juan Manuel Aragonés, director de Cáritas, aseguraba que el oratorio es el corazón de toda la labor que se hace: “Para nosotros es una gasolinera, un balón de oxígeno que tenemos permanentemente a disposición”.

Cada primer viernes de mes se celebra la Misa en la sede central de Cáritas, que reconoce en la Eucaristía la fuente de su labor.  Es por eso que la jornada de la Caridad está asociada a la fiesta del Corpus Christi. Los trabajadores y voluntarios saben que pueden recurrir a Cristo presente sacramentalmente ante las dificultades de su trabajo de acompañamiento y promoción.

La reforma no se ha limitado al oratorio. Un equipo de siete participantes del proyecto Pre-Ocupat ha pintado todas las oficinas. También los trabajadores han participando lavando cortinas. Pre-Ocupat es un servicio  de aprendizaje y desarrollo personal para personas que se encuentran en exclusión social. Algunos son usuarios del albergue Mare de Déu del Lledó. Otros ya se han integrado en los pisos de acogida de El Pati en Vila-real, y al menos un par de varones ya viven con autonomía y un trabajo estable gracias al acompañamiento de Cáritas.

Presentación Emaús Castellón

El retiro Emaús se presenta en la Diócesis

El retiro Emaús, que desde hace 10 años está dando la oportunidad a centenares de personas de experimentar el amor y el encuentro con Jesucristo vivo, se ha presentado en la Diócesis. Mons. Casimiro López Llorente ha presidido el jueves 10 de enero una misa en la parroquia de la Santísima Trinidad de Castellón, en la que se ha presentado públicamente este apostolado. Las organizadoras esperan poder organizar el primer retiro para mujeres este mismo año.

Aunque la presentación oficial ha sido ahora, el recorrido de Emaús en la Diócesis comenzó en septiembre. Desde entonces un grupo de mujeres se reúnen cada semana para orar por el futuro encuentro y formarse. Comenzaron cuatro, y actualmente ya son 17. Cuentan con el apoyo del párroco de la Trinidad, Rafael Manzaneque, que presta su acompañamiento. Otros sacerdotes participan en sesiones de formación.

Mons. López Llorente reconoce en esta realidad eclesial un “fruto del Espíritu” que espera que sea fecundo en la Diócesis como lo ha sido en otros lugares: “Él quiere sembrar a través vuestro los retiros Emaús que hacen tanto bien y facilitan a muchas personas el encuentro con Jesucristo y, por Él, con el amor de Dios”.

Bendición de una imagen de la Virgen

En la Eucaristía del jueves, el equipo de Castellón estuvo acompañado por personas de las parroquias de San Maximiliano Kolbe, el Buen Consejo y San Francisco de Valencia, que acompañan en los preparativos. El acto religioso también incluyó la bendición de una imagen de la Virgen que acompañará al grupo de la Plana. “Que María sea protectora y guía en vuestro caminar, Ella ofrece el Hijo de Dios y nos dice que lo ofrezcamos a los demás”, concluía el Obispo.