La Pastoral del Sordo organiza el III Curso de Comunicación en Lengua de Signos

El Servicio de Pastoral del Sordo de la Diócesis de Segorbe-Castellón organiza el III Curso de Comunicación en Lengua de Signos con el que se pretende que los participantes aprendan este idioma peculiar para que se sensibilicen ante el mundo de las personas sordas y sus necesidades, tanto físicas como espirituales.

Dicho curso se celebrará todos los miércoles comprendidos entre el 13 de febrero y el 15 de mayo en la Parroquia de San Vicente Ferrer de Castellón y cuenta con dos modalidades: una matinal, de 11:30 a 13:30 horas, y una vespertina, de 17:00 a 19:00 horas, a fin de que los asistentes puedan elegir la franja horaria que más les convenga. El coste total del curso es de 50 €. Las personas que deseen apuntarse lo pueden hacer a través del correo electrónico: defendere@yahoo.com

Un momento de la celebración Eucarística en lengua de signos.

Raúl López Ramos, responsable diocesano de la Pastoral del Sordo, ha manifestado que la misión de transmitir el Evangelio a los sordos y a los sordociegos “es una tarea de todos los fieles y, aunque es difícil y compleja, contamos con la misericordia de Dios Padre, que nos pone en camino”. La Pastoral del Sordo de la Diócesis de Segorbe-Castellón organiza numerosas actividades durante el curso como la catequesis adaptada para personas sordas y sordociegas; cursos de iniciación cristiana (Bautismo, Confirmación y Eucaristía) y asistencia sacramental para que las personas sordas puedan acceder adecuadamente a cada Sacramento que se celebre.

Asimismo, todos los sábados celebran la Eucaristía en lengua de signos y subtitulada en la Parroquia de San Vicente Ferrer de Castellón, a las 19:00 horas. También ofrecen el servicio de Acompañamiento Espiritual (visitas de enfermos, Cáritas y Voluntariado), así como la atención de consultas para sacerdotes y agentes de pastoral.

segundo cuatrimestre seminaristas

Los seminaristas inician el segundo cuatrimeste con nuevas incorporaciones

Los seminaristas que están estudiando en el Centro Superior de Estudios Teológicos Mater Dei han iniciado el segundo cuatrimestre después de superar los exámenes de la primera evaluación. La nueva etapa del curso comenzó con la fiesta de Santo Tomás de Aquino, participando en la formación para los sacerdotes sobre homilética. Este enero se han incorporado dos nuevos seminaristas, uno en el Seminario Mater Dei y el otro en el Redemptoris Mater.

El segundo cuatrismestre consta de ocho asignaturas en el ciclo de filosofía y nueve en el de teología. Para los primeros, ya han comenzado con materias como Historia de la filosofía, Teodicea, Ética  filosófica, Fenomenología de las religiones o Lógica y metodología.

Los teólogos, por su parte, se enfrentan a Teología del misterio de Dios, Cristología, Historia de la Iglesia contemporánea, o el libro II del Código de Derecho Canónico dedicado al Pueblo de Dios y la constitución de la Iglesia.

Seminaristas del ciclo de filosofía en clase, durante esta semana.

Todo preparado para el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar en Castellón

El próximo sábado 2 de febrero se celebra el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar en el Seminario “Mater Dei” de la capital de La Plana, que ha sido convocado por el Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, Monseñor López Llorente, como preparación del Congreso Nacional del Laicado, que tendrá lugar en Madrid en 2020.

El programa de esta fase precongresual comenzará a las 10:00 horas con la acogida de los participantes y la entrega de documentación para las sesiones. A continuación, sobre las 10:30, se rezará una oración, se saludará a los presentes y se presentará el encuentro. A las 11:00 horas está prevista la ponencia “Laicos: Discípulos-misioneros”, que pronunciará Monseñor Salinas Viñals, obispo auxiliar de Valencia y presidente de la Comisión Episcopal del Apostolado Seglar (CEAS) de la Conferencia Episcopal Española.

Seguidamente, a las 12:30, se celebrará el plenario del Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar, en el que se escuchará a los laicos de la diócesis, se hablará de los distintos caminos de santidad y se plantearán los primeros objetivos de cara al mencionado congreso que tendrá lugar en la capital de España el año que viene. La jornada finalizará con información de la Delegación de Apostolado Seglar de nuestra diócesis y una comida de hermandad.

Francisco Pérez, delegado diocesano de Apostolado Seglar de la diócesis de Segorbe-Castellón, ha manifestado que el encuentro del próximo sábado 2 de febrero “es un momento de comunión de toda la iglesia diocesana” y -como nos ha recordado nuestro Obispo en su carta pastoral ‘Es la hora de los laicos’- “también de oración y de reflexión sobre la responsabilidad y tareas de los laicos en la misión en la Iglesia y, de modo particular en lo que les es específico, en el mundo”. Esperamos que haya buena acogida y que sea un momento de “nuevo aliento para el laicado de nuestra diócesis con miras también al congreso que se celebrará en Madrid en 2020”, ha concluido.

El encuentro de Apostolado Seglar es una invitación de Monseñor López Llorente “a todo el Pueblo de Dios de Segorbe-Castellón; vale pues para todos: laicos, consagrados, diáconos permanentes y sacerdotes. Vale, en primer lugar, para todos los laicos –hombres y mujeres-, especialmente para los jóvenes, estéis asociados o no; vale para los miembros de movimientos apostólicos y nuevos movimientos, de cofradías y hermandades y de otras realidades eclesiales, incluidas las que no se consideran movimientos; y, vale, por supuesto, para catequistas, profesores de religión, profesores cristianos, visitadores de enfermos, voluntarios de Cáritas, monitores de tiempo libre, etc. Que nadie se sienta excluido”.

La Basílica de Lledó entrega una imagen de la patrona a la Universidad CEU Cardenal Herrera

El pasado sábado 19 de enero, la Basílica del Lledó entregó una imagen de la patrona de la ciudad, para su veneración en la capilla del campus de la Universidad Cardenal Herrera. Se trata de una reproducción de la imagen de la Patrona, que data del siglo XIX. Tras la celebración de la Misa vespertina –que concelebró el capellán del CEU en Castellón, Pedro Segarra– el prior de Lledó, mossén Josep Miquel Francés, bendijo la imagen. Al acto asistieron el Director del CEU en Castellón, José María Mira de Orduña, acompañado de la secretaria local de la Asociación Católica de Propagandistas (ACDP), María Amparo Beltrán, y otros profesores del centro universitario, como Jaime Vilaroig, Carmen Muñoz Herrera y Francisco Pardo.

Guia diocesana

Nueva Guía diocesana

Después de varios meses de trabajo, la semana pasada se terminó la Guía Diocesana de 2019 y estos días se está distribuyendo entre los sacerdotes y entidades diocesanas. Se trata de un documento interno que permite una mejor comunicación entre las diversas personas y realidades de la Iglesia en Segorbe-Castellón. Los datos ministeriales, públicos e institucionales, también estarán accesibles en la web diocesana.

La Guía diocesana está organizada en diversos capítulos dedicados a los servicios generales de la curia, delegaciones, parroquias y capillas, comunidades religiosas, movimientos o sacerdotes.Esta edición actualiza los datos desde 2013.

Homilía formación clero

El Jubileo Vicentino inspira la formación sacerdotal sobre la homilía

Las jornadas de formación del clero de este año miran al gran predicador que fue San Vicente Ferrer, y aprovechando el jubileo de los 600 años de su muerte, se han organizado dos jornadas sobre la homilía en el Seminario Mater Dei de Castellón. Juan Miguel Díaz Rodelas, el primero de los ponentes, aseguraba que la homilía “sin duda ninguna tiene que partir de la Palabra de Dios, incidir sobre la vida de la comunidad cristiana en la situación en la que está, y ser breve”.

Las conferencias abordaron la predicación desde los ámbitos de la Palabra de Dios, litúrgico y pastoral, con el intención de “aprovechar el gran ejemplo de San Vicente Ferrer para animar en ese ámbito de crecimiento de la Palabra de Dios que es la predicación, la catequesis y la formación cristiana, centrándolas en lo que es esencial”, explicaba Díaz Rodelas, doctor en Sagrada Escritura y miembro de la Pontificia Comisión Bíblica.

Con Díaz Rodelas, los otros dos ponentes que intervendrán esta tarde y mañana, son Luis García Gutiérrez, director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española, y Juan Luis Martín Barrios, director del secretariado de la subcomisión episcopal de catequesis de la Conferencia Episcopal Española. La homilía se plantea así desde el prisma de la Palabra de Dios, de la liturgia y de la pastoral.

Infancia misionera

La Infancia Misionera convoca a 500 niños en el Mater Dei

El Encuentro Diocesano de la Infancia Misionera es siempre una fiesta. Este sábado se han reunido 500 niños de más de 20 parroquias, colegios y entidades de diversas poblaciones para esta jornada organizada por la Delegación Diocesana de Misiones y que tenía por lema “Con Jesús, a Belén. ¡Qué Buena Noticia!”. El día ha comenzado con la celebración de la eucaristía. En la homilía el Obispo se ha centrado en tres palabras: ir, encontrar y anunciar.

Durante la eucaristía se ha rezado por el pequeño Julen Roselló, cuyo cuerpo han encontrado los equipos de rescate en el fondo del pozo donde cayó hace doce días en Totalán. Todos lo conocían, pero muchos no sabían la noticia aún cuando Mons. Casimiro López Llorente ha hecho una oración por él: “Vamos a pedir, que seguro que es así, para que Jesús que vive porque ha resucitado y está en la vida eterna, también a él le de la felicidad para siempre”. 

En primer lugar ha invitado a pequeños y mayores a “ponerse en marcha, saliendo de nuestra comodidades”. “¿Para qué?”, se preguntaba Mons. López Llorente: “Para encontrarse con Jesús”. Y el lugar por excelencia es la misa, para que Cristo “nazca en nosotros, cambie nuestro corazón y podamos amar a los demás”. Así se llega al tercer paso: anunciar a los demás el encuentro con Jesús, como hicieron José y María con los pastores y los magos.

Al acabar la ceremonia religiosa, los participantes han pasado por activades organizadas por las parroquias de San Jaime y Santos Evangelistas de Vila-real, y Ntra. Sra. de los Ángeles de Bechí, junto con la Consolación y la ONG Ameáfrica.Los talleres de esta edición se han centrado en la infancia de Jesús – anunciación, llagada a Belén y epifanía-.

La Infancia Misionera da fe que “los niños ejercen como pequeños misioneros y desde su humildad, creatividad y sencillez, son protagonistas de la Evangelización”. Así lo vivió el obispo Forbin-Janson en 1843 cuando acudió a los niños de su diócesis en Francia para ayudar a sus semejantes necesitados en China. Solo nueve años después, la iniciativa llegó a España de la mano de la reina Isabel II. En 1922, el Papa Pío XI la hizo suya y le dio el carácter de Pontificia.Para favorecer el despertar y compromiso misionero, este año la Infancia Misionera inicia un recorrido que durará cuatro cursos siguiendo el crecimiento de Jesús. El primero comienza en Belén. El objetivo es descubrir el sentido misionero de la Buena Noticia del nacimiento del Mesías. Los años siguientes se presentarán la huida a Egipto con el lema “Siempre en marcha”, la vida en Nazaret como “Somos familia”, y la peregrinación a Jerusalén como “Tenemos una misión”

Imagen Cartas 320x200

Es la hora de los laicos

Queridos diocesanos:

            Hace unos días os invitaba a todos a la Jornada diocesana de anuncio del Congreso Nacional del laicado en España, en febrero de 2020. Esta Jornada diocesana la celebraremos en la mañana del sábado, 2 de febrero, en el Seminario Diocesano Mater Dei. Así comenzaremos la fase diocesana previa al Congreso Nacional.

Perdonad que insista en ello. Mi invitación está dirigida a todo el Pueblo de Dios de Segorbe-Castellón; vale pues para todos: laicos, consagrados, diáconos permanentes y sacerdotes. Vale, en primer lugar, para todos los laicos –hombres y mujeres-, especialmente para los jóvenes, estéis asociados o no; vale para los miembros de movimientos apostólicos y nuevos movimientos, de cofradías y hermandades y de otras realidades eclesiales, incluidas las que no se consideran movimientos; y, vale, por supuesto, para catequistas, profesores de religión, profesores cristianos, visitadores de enfermos, voluntarios de Cáritas, monitores de tiempo libre, etc. Que nadie se sienta excluido. Por supuesto que también deben sentirse interpelados por la invitación los sacerdotes, pastores al servicio de todo el Pueblo de Dios en la diversidad de carismas, vocaciones y tareas, así como los religiosos, las religiosas y los diáconos.

Pienso con toda honradez que es de suma importancia participar en el encuentro e implicarse también activamente en el posterior proceso de oración y de reflexión sobre la responsabilidad y tareas de los laicos en la misión en la Iglesia y, de modo particular en lo que les es específico, en el mundo. La misión de la Iglesia corresponde a todos los bautizados según el carisma, el ministerio y la función que cada uno ha recibido. Las palabras de Jesús “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16, 15), se dirigen a todos los bautizados. Ya el Concilio Vaticano II nos enseñó que también los fieles laicos, incorporados a Cristo y a la Iglesia por el bautismo, están llamados a participar, según su condición, en la misión evangelizadora de todo el pueblo de Dios. No es una concesión de los pastores, sino un don y una llamada, que han recibido del mismo Señor en el bautismo. Es más; sin la implicación efectiva de los laicos no será posible la urgente tarea de la nueva evangelización de nuestra Iglesia y comunidades y menos aún de nuestra sociedad. Es la hora de los laicos.

Todos los bautizados estamos llamados a ser santos y discípulos misioneros del Señor. Y todos juntos –laicos, consagrados y sacerdotes-, hemos de volver a reflexionar sobre la corresponsabilidad de los laicos en la vida y misión de nuestra Iglesia. Juntos hemos de analizar con humildad y sinceridad si los laicos asumen y/o se les deja asumir la tarea evangelizadora que les es propia. Juntos hemos de ver también el modo de promover su participación en la vida de la Iglesia y en la misión común, y de acompañarles en su vida y formación cristianas. Juntos hemos de visibilizar su participación en la vida y misión de la Iglesia. Y juntos hemos de buscar los caminos de evangelización en el mundo de hoy y las respuestas del Evangelio ante los problemas que vivimos. Esto es caminar juntos, es decir, sinodalmente. La fase diocesana preparatoria del Congreso Nacional nos ofrece la ocasión para vivir esta sinodalidad, creando espacios de oración, de encuentro, de escucha, de diálogo, de discernimiento y de participación de todos en los grupos, movimientos, parroquias y Diócesis.

El punto de partida irrenunciable para la misión de todo bautizado es vivir la novedad de la vida cristiana que dimana de su Bautismo y la llamada universal a la santidad. A partir de una vida cristiana intensa de fe, alimentada en la oración, en la Palabra de Dios, en los sacramentos de la Eucaristía y de la Penitencia, y en la vida diaria, el cristiano puede y debe crear un mundo diferente, purificado, humanizado y santificado por la acción del Espíritu Santo. Desde la belleza y la alegría de su vida redimida y enriquecida por los dones de Dios, el cristiano puede y debe hablar de lo que ha recibido: del Señor Jesucristo y del amor del Dios Padre que son el origen y la riqueza de su vida; y sobre todo, podrá y deberá plasmarlo en su actividad cotidiana. A este fin nos ayudará reflexionar sobre la Exhortación Apostólica del Papa Francisco “Gaudete et Exsultate” ayudados por el cuaderno “Misioneros de la alegría. Itinerario para laicos 6.0”, publicado por la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar.

Os animo pues a todos a participar en la Jornada diocesana del día 2 de febrero y en la Fase Diocesana Preparatoria del Congreso Nacional. Os espero.

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente. Obispo de Segorbe-Castellón