Pelegrins de les Useres

“Els pelegrins” de Les Useres cumplieron con su voto anual hasta el Santuario de San Juan del Peñagolosa

El pasado fin de semana tuvo lugar la peregrinación de Les Useres que se celebra todos los años el último viernes de abril, en la que doce peregrinos y un guía caminan por senderos de montaña hasta el santuario de San Juan de Peñagolosa, donde pernoctan, para regresar el sábado. Las majestuosas voces en latín con modos gregorianos de los cantores y el repique pausado y trascendente de las campanas de la parroquia de la Transfiguración del Señor de les Useres volvieron a marcar el inicio de una de las peregrinaciones más importantes de toda la Comunitat Valenciana.

Leer más

Peregrinación por las ermitas L'Alcora

La peregrinación por las ermitas de L’Alcora celebra su 25 aniversario con la presencia del Obispo

L’Alcora celebró la XXV edición de la peregrinación por las ermitas de la capital de l’Alcalatén. El trayecto por tierras alcorinas se inició a las 6:00 horas en el ermitorio del Santísimo Cristo del Calvario, el más representativo centro de devoción del municipio, siguiendo después por las ermitas de San Joaquín y Santa Ana y la Cruz de Torremundo. El Obispo, mons. Casimiro López Llorente, dirigió la oración en San Salvador y compartió con los peregrinos el rato entrañable de la merienda al final de la jornada.

Leer más

Lectura y evangelio del martes de la II semana de Pascua

LECTURA. Hechos de los Apóstoles 4, 32-37

El grupo de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma: nadie llamaba suyo propio nada de lo que tenía, pues lo poseían todo en común.

Los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús con mucho valor. Y se los miraba a todos con mucho agrado. Entre ellos no había necesitados, pues los que poseían tierras o casas las vendían, traían el dinero de lo vendido y lo ponían a los pies de los apóstoles; luego se distribuía a cada uno según lo que necesitaba.

José, a quien los apóstoles apellidaron Bernabé, que significa hijo de la consolación, que era levita y natural de Chipre, tenía un campo y lo vendió; llevó el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles.

Sal 92, lab. 1c-2. 5
R. El Señor reina, vestido de majestad.

El Señor reina, vestido de majestad,
el Señor, vestido y ceñido de poder. R.

Así está firme el orbe y no vacila.
Tu trono está firme desde siempre,
y tú eres eterno. R.

Tus mandatos son fieles y seguros;
la santidad es el adorno de tu casa,
Señor, por días sin término. R.

Aleluya Jn 3, 14b-15
R. Aleluya, aleluya, aleluya

Tiene que ser elevado el Hijo del hombre,
para que todo el que cree en él tenga vida eterna. R.

EVANGELIO. Juan 3, 7b – 15

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo:

«Tenéis que nacer de nuevo; el viento sopla donde quiere y oyes su ruido, pero no sabes de dónde viene ni a dónde va. Así es todo el que ha nacido del Espíritu».

Nicodemo le preguntó:

«¿Cómo puede suceder eso?»

Le contestó Jesús:

«¿Tú eres maestro en Israel, y no lo entiendes? En verdad, en verdad te digo; hablamos de lo que sabemos y damos testimonio de lo que hemos visto, pero no recibís nuestro testimonio. Si os hablo de las cosas terrenas y no me creéis, ¿cómo creeréis si os hablo de las cosas celestiales? Nadie ha subido al cielo, sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre.

Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que cree en él tenga vida eterna».

clausura jubileo vicentino

El Obispo clausura el Año Vicentino en Chilches invitando a conservar los frutos del Jubileo del santo dominico

Este lunes, 29 de abril, se ha clausurado el Jubileo por el VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer. En muchas poblaciones en las que hay iglesias y ermitas dedicadas al santo dominico se han hecho celebraciones especiales. En Chilches, donde es patrón de la población, Mons. Casimiro López Llorente ha presidido una solemne Eucaristía y ha bendecido una imagen restaurada.

El Obispo ha declado que las tres grandes características de San Vicente Ferrer fueron su santidad, su celo evangelizador y su trabajo por la paz y la unidad en la Iglesia y en la sociedad: “Ese es el legado que hemos de mantener para seguir sus huellas y que nos siga protegiendo”, aseguraba.

Haciendo un balance del Año Vicentino, Mons. López Llorente recordaba que “hemos podido experimentar la misericordia y cercanía de Dios a lo largo de este año a través del Jubileo, el sacramento de la confesión y la indulgencia plenaria. Han sido hermosas la peregrinación diocesana, las celebraciones y tantos otros eventos”.

Leer más

Imagen Cartas 320x200

San Vicente, predicador y testigo de la Misericordia

Queridos diocesanos:

Este segundo Domingo de Pascua es el Domingo de la Divina Misericordia. Dios es misericordia; éste es su nombre, nos dijo el papa Francisco. Dios es amor; un amor fiel, que ama a sus creaturas y las sigue amando, incluso cuando se alejan de Él por el pecado; un amor compasivo y misericordioso, entrañable como el de una madre, que sufre y se compadece ante cualquier sufrimiento humano; un amor que está siempre dispuesto al perdón, a la reconciliación y a la sanación.

Jesús, el Hijo de Dios, con sus palabras, gestos y obras, nos muestra este rostro de Dios. Él es la misericordia encarnada de Dios; y su Pascua –su Pasión, Muerte y Resurrección- es la manifestación suprema de la misericordia divina. Por su amor misericordioso, el Padre envía al Hijo al mundo, que se entrega al Padre hasta la muerte en la Cruz por amor a la humanidad para la redención de los pecados y la reconciliación con Dios, entre los hombres y con la creación; en su amor misericordioso, el Padre acoge y acepta la ofrenda de su Hijo Jesús y lo resucita a la vida gloriosa, salvando a la humanidad; y, por amor, Cristo resucitado envía el Espíritu Santo para que su obra redentora y salvadora siga llegando a la humanidad a través de su Iglesia.

Leer más

elecciones Luis Argüello

10 puntos a tener en cuenta ante las próximas elecciones, por el Secretario General de la CEE

Monseñor Luis Argüello analiza con este decálogo los aspectos que están en juego para los ciudadanos en las próximas citas electorales

 

Los españoles estamos llamados a las urnas para participar, en pocas semanas, en elecciones generales, autonómicas, municipales y europeas. 

«Cada cita electoral, cada etapa de la vida pública es una oportunidad para volver a la fuente y a los puntos de referencia que inspiran la justicia y el derecho. Cada uno puede aportar su propia piedra para la construcción de la casa común» (Francisco, Mensaje en la Jornada Mundial de la Paz 2019).

Un voto libre y responsable ha de tener como punto de partida el conocimiento suficiente de los partidos en liza, su inspiración ideológica con los programas que la interpretan y la credibilidad de las personas que han de traducirlas a medidas de gobierno. El votante también valora cuál ha sido el comportamiento de partidos y personas en el ciclo político que concluye.

 Por su parte, un elector cristiano, en su juicio, ha de tener en cuenta la luz de la fe, la enseñanza de la Iglesia y los imperativos éticos que de ellas dimanan. Se requiere, pues, un discernimiento de las opciones electorales aun sabiendo que ningún programa político agota las exigencias del Evangelio; tampoco puede esperarse de la política la salvación, ni de ningún programa de gobierno el establecimiento pleno
de la justicia y el bien.

Leer más

Lectura y evangelio del viernes de la Octava de Pascua

LECTURA. Hechos de los Apóstoles 4, 1-12

En aquellos días, mientras Pedro y Juan hablaban al pueblo, después de que el paralítico fuese sanado, se les presentaron los sacerdotes, el jefe de la guardia del templo y lo saduceos, indignados de que enseñaran al pueblo y anunciaran en Jesús la resurrección de los muertos. Los apresaron y los metieron en la cárcel hasta el día siguiente, pues ya era tarde. Muchos de los que habían oído el discurso creyeron; eran unos cinco mil hombres.

Al día siguiente, se reunieron en Jerusalén los jefes del pueblo, los ancianos y los escribas; junto con el sumo sacerdote Anás, y con Caifás y Alejandro, y los demás que eran familia de sumos sacerdotes. Hicieron comparecer en medio de ellos a Pedro y a Juan y se pusieron a interrogarlos: «¿Con qué poder o en nombre de quién habéis hecho eso vosotros?». Entonces Pedro, lleno de Espíritu Santo, les dijo:

«Jefes del pueblo y ancianos: Porque le hemos hecho un favor a un enfermo, nos interrogáis hoy para averiguar qué poder ha curado a ese hombre; quede bien claro a todos vosotros y a todo Israel que ha sido el Nombre de Jesucristo el Nazareno, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos; por este Nombre, se presenta este sano ante vosotros. Él es “la piedra que desechasteis vosotros, los arquitectos, y que se ha convertido en piedra angular”; no hay salvación en ningún otro, pues bajo el cielo no se ha dado a los hombres otro nombre por el que debamos salvarnos».

Salmo: Sal 117, 1-2 y 4. 22-24. 25-27a
R. La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.

Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Diga la casa de Israel: eterna es su misericordia.
Digan los que temen al Señor: eterna es su misericordia. R.
La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular.
Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente.
Este es el día en que hizo el Señor:
sea nuestra alegría y nuestro gozo. R.
Señor, danos la salvación; Señor, danos prosperidad.
Bendito el que viene en nombre del Señor,
os bendecimos desde la casa del Señor.
El Señor es Dios, él nos ilumina. R.

Aleluya Sal 117, 24
R. Aleluya, aleluya, aleluya

Este es el día que hizo el Señor;
sea nuestra alegría y nuestro gozo. R.

EVANGELIO. Juan 21, 1-14

En aquel tiempo, Jesús se apareció otra vez a los discípulos junto al lago de Tiberíades. Y se apareció de esta manera: Estaban juntos Simón Pedro, Tomás apodado el Mellizo, Natanael el de Caná de Galilea, los Zebedeos y otros dos discípulos suyos. Simón Pedro les dice: «Me voy a pescar». Ellos contestan: «Vamos también nosotros contigo».

Salieron y se embarcaron; y aquella noche no cogieron nada. Estaba ya amaneciendo, cuando Jesús se presentó en la orilla; pero los discípulos no sabían que era Jesús. Jesús les dice: «Muchachos, ¿tenéis pescado?». Ellos contestaron: «No». Él les dice: «Echad la red a la derecha de la barca y encontraréis». La echaron, y no tenían fuerzas para sacarla, por la multitud de peces. Y aquel discípulo a quien
Jesús amaba le dice a Pedro: «Es el Señor».

Al oír que era el Señor, Simón Pedro, que estaba desnudo, se ató la túnica y se echó al agua. Los demás discípulos se acercaron en la barca, porque no distaban de tierra más que unos doscientos codos, remolcando la red con los peces. Al saltar a tierra, ven unas brasas con un pescado puesto encima y pan.

Jesús les dice: «Traed de los peces que acabáis de coger». Simón Pedro subió a la barca y arrastró hasta la orilla la red repleta de peces grandes: ciento cincuenta y tres. Y aunque eran tantos, no se rompió la red. Jesús les dice: «Vamos, almorzad».

Ninguno de los discípulos se atrevía a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor. Jesús se acerca, toma el pan y se lo da, y lo mismo el pescado. Esta fue la tercera vez que Jesús se apareció a los discípulos, después de resucitar de entre los muertos

Fr. Vicente Botella: “San Vicente Ferrer fue un hombre siempre abierto a la Palabra de Dios”

Fr. Vicente Botella Cubells es decano de la Facultad de Teología de Valencia. Este Padre Dominico nació en Quart de Poblet (Valencia) en 1962 y es doctor en Teología por la Universidad de Friburgo (Suiza). Estuvo destinado en la casa natalicia de San Vicente Ferrer durante 18 años, estancia que simultaneó con la tarea de profesor de Teología Dogmática en la Facultad de la que hoy es decano, y como superior de la Casa de Formación que los Dominicos tienen en El Vedat de Torrent. El pasado martes 23 de abril pronunció en la Iglesia de San Vicente Ferrer de Castellón la conferencia “San Vicente, hombre de la palabra y de palabra”, dentro de las actividades organizadas con motivo de la exposición que “La Llum de la Memòria” dedica al dominico universal en dicha parroquia hasta el próximo 15 de julio. Leer más

Lectura y evangelio del jueves de la Octava de Pascua

LECTURA. Hechos de los Apóstoles 3, 11-26

En aquellos días, mientras el paralítico curado seguía aún con Pedro y Juan, todo el pueblo, asombrado, acudió corriendo al pórtico de Salomón, donde estaban ellos. Al verlo, Pedro dirigió la palabra a la gente:

«Israelitas, ¿por qué os admiráis de esto? ¿Por qué nos miráis como si hubiéramos hecho andar a este con nuestro propio poder o virtud? El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que vosotros entregasteis y de quien renegasteis ante Pilato, cuando había decidido soltarlo.

Vosotros renegasteis del Santo y del Justo, y pedisteis el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos, y nosotros somos testigos de ello.

Por la de en su nombre, este, que veis aquí y que conocéis, ha recobrado el vigor por medio de su nombre; la fe que viene por medio de él le ha restituido completamente la salud, a vista de todos vosotros.

Ahora bien, hermanos, sé que lo hicisteis por ignorancia, al igual que vuestras autoridades; pero Dios cumplió de esta manera lo que había predicho por los profetas, que su Mesías tenía que padecer.

Por tanto, arrepentíos y convertíos, para que se borren vuestros pecados; para que vengan tiempos de consuelo de parte de Dios, y envíe a Jesús, el Mesías que os estaba destinado, al que debe recibir el cielo hasta el tiempo de la restauración universal, de la que Dios habló desde antiguo por boca de sus santos profetas.

Moisés dijo: ‘El Señor Dios vuestro hará surgir de entre vuestros hermanos un profeta como yo: escuchadle todo lo que os diga; y quien no escuche a ese profeta será excluido del pueblo’. Y, desde Samuel, en delante, todos los profetas que hablaron anunciaron también estos días.

Vosotros sois los hijos de los profetas, los hijos de la alianza que hizo Dios con vuestros padres, cuando le dijo a Abrahán: “En tu descendencia serán bendecidas todas las familias de la tierra.” Dios resucitó a su Siervo y os lo envía en primer lugar a vosotros para que os traiga la bendición, apartándoos a cada uno de vuestras maldades».

Sal 8, 2a y 5. 6-7. 8-9
R. ¡Señor, Dios nuestro, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!

¡Señor, Dios nuestro,
¿qué es el hombre, para que te acuerdes de él,
el ser humano, para mirar por él? R.

Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
lo coronaste de gloria y dignidad,
le diste el mando sobre las obras de tus manos,
todo lo sometiste bajo sus pies. R.

Rebaños de ovejas y toros,
y hasta las bestias del campo,
las aves del cielo, los peces del mar,
que trazan sendas por el mar. R.

Aleluya Sal 117, 24
R. Aleluya, aleluya, aleluya

Este es el día que hizo el Señor;
sea nuestra alegría y nuestro gozo. R.

EVANGELIO. Lucas 24, 35-48

En aquel tiempo, los discípulos de Jesús contaron lo que les había pasado por el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.

Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dice:

«Paz a vosotros».

Pero ellos, aterrorizados y llenos de miedo, creían ver un espíritu.

Y él les dijo:

«¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro corazón? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un espíritu no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo».

Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Pero como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo:

«¿Tenéis ahí algo de comer?».

Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. Él lo tomó y comió delante de ellos.

Y les dijo:

«Esto es lo que os dije mientras estaba con vosotros: que era necesario que se cumpliera todo lo escrito en la Ley de Moisés y en los Profetas y Salmos acerca de mí»

Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras.

Y le dijo:

«Así está escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se proclamará la conversión para el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto».

Josep Miquel Francés Llegó

El Prior de Lledó revela nuevos datos sobre la historia reciente de la Basílica

El salón Pompeyano del Real Casino Antiguo de Castellón estaba lleno ayer, miércoles 24 de abril. No habían más sillas libres para escuchar la conferencia “El renacimiento de Lledó tras la persecución religiosa de 1936. Setenta y cinco aniversario del retablo y altar mayor de la Basílica”. A pocos días de la fiesta de la Patrona de la ciudad, el prior de la Basílica, Josep Miquel Francés, reveló nuevos datos sobre la historia reciente del santuario.

Leer más