Cáritas aporta al objetivo pastoral del curso una cuidada oferta de formación

La caridad, y en particular la justicia social, guían las prioridades pastorales del curso en la Diócesis. Es un tema complejo y, aseguran los agentes de pastoral, desconocido en muchos sectores. Por ello es importante la oferta formativa que ha programado Cáritas Diocesana. La primera cita es mañana, martes 27 de octubre a las 10h, con una conferencia sobre “La Doctrina Social de la Iglesia en la actualidad”, a cargo de Sebastián Mora, profesor en la Universidad Pontificia de Comillas y secretario general de Cáritas Española de 2009 a 2017. Para información e inscripciones, se puede escribir a formación@caritas-sc.org o enviar un mensaje de WhatsApp al 657894857.

Leer más

Los participantes en el retiro sobre el Amor en la Palabra de Dios ponen de manifiesto una creciente sed de interioridad

En pocos días se llenaron las 40 plazas disponibles para el retiro sobre el Amor en la Palabra de Dios, organizado por la Comunidad de las Bienaventuranzas el fin de semana del 23 al 15 de octubre. El aforo estaba limitado por las medidas de prevención sanitarias del Centro de Espiritualidad de Santa Teresa, en el Desierto de las Palmas. El ponente, el hno. Moïse Ballard, biblista, no era especialmente conocido, como sería el caso del P. Jacques Philippe, que vendrá en junio del año próximo.  Pero como están constatando los mismos carmelitas, desde la pandemia está creciendo la búsqueda de interioridad y sentido.

Leer más

Restauración de la Ermita del Calvario de Nules

La Diócesis de Segorbe-Castellón, atenta a la conservación de su patrimonio, inicia por vía de urgencia, ante el inesperado colapso de la cubierta de la ermita del Calvario de Nules, los trabajos de recuperación de la misma.

La ermita del Calvario, ubicada junto al Barranco de la Serraleta, se encuentra en la parte posterior de la Residencia de ancianos “Virgen de la Soledad”. La ermita, construida a finales del siglo XVII, formaba parte del conjunto de antiguas estaciones del Vía Crucis destruido durante la guerra civil española, del que constituía la última estación. Esta ermita consta de fachada sencilla con puerta, óculo en el centro del hastial y remate de espadaña. Es un edificio sencillo uninave cubierto con bóveda de decoración esgrafiada y tejado a dos aguas, y por el flanco norte, lleva adosada la casa del ermitaño.

Hace un año se realizó, por parte de los técnicos del Obispado, un estudio fotográfico  e informe técnico del estado de la ermita, no apreciándose peligro inminente de derrumbe. Muy degradada en los últimos años, al encontrarse fuera de culto, la bóveda ha colapsado recientemente de manera repentina e imprevista. Ante la inesperada situación de derrumbe de la cubierta, la Diócesis está trabajando para la estabilización del edificio y la recuperación de los materiales originales para su reposición y restauración. Para ello también solicitará la colaboración de otras entidades y administraciones.

La Vall d´Uixó celebra el XXV aniversario de la beatificación de Recaredo Centelles y compañeros mártires

El 1 de octubre de 1995, el Papa San Juan Pablo II beatificaba en Roma a Recaredo Centelles y ocho compañeros sacerdotes de la Hermandad de Operarios Diocesanos del Corazón de Jesús, que fueron asesinados durante la persecución religiosa desatada en España durante la Guerra Civil (1936-39).

La parroquia del Santo Ángel Custodio de La Vall d´Uixó, que desde el año 2012 acoge los restos mortales del Beato Recaredo Centelles, organizó una serie de celebraciones para dar gracias a Dios por esta efeméride. Así, desde el jueves 22 hasta el sábado 24 se celebró un Solemne Triduo en honor del beato, con la adoración eucarística y la celebración de la Santa Misa, pidiendo especialmente por las vocaciones al ministerio sacerdotal.

El domingo 25, día de su martirio, comenzó la jornada las 8’00h. de la mañana con el Rosario de la Aurora, que tradicionalmente se realiza todos los domingos de octubre y de mayo. A las 11’00h. tuvo lugar una catequesis para todos los niños y jóvenes de la parroquia, en la que el párroco, Mosén Vicente Borja, les explicó la vida y el testimonio de este ejemplar sacerdote, y a continuación se celebró la Misa de las familias.

Ya por la tarde, a las 19’00h., se culminó la jornada con una Solemne Eucaristía de Acción de Gracias, presidida por Mosén Vicente, y a la que fueron invitadas todas las parroquias y sacerdotes del arciprestazgo de La Vall d´Uixó, así como los familiares del Beato Recaredo. El Coro parroquial del Santo Ángel solemnizó la celebración con cantos del Beato José María Peris, compañero del Beato, finalizando con el himno de la Hermandad de Sacerdotes Operarios “Falanges josefinas”, fundada por el Beato Manuel Domingo y Sol, a la que pertenecían este grupo de sacerdotes.

San Juan Juan Pablo II, durante la homilía de la Eucaristía de la Beatificación decía de estos mártires:«Entregados desde una honda espiritualidad sacerdotal al fomento de las vocaciones, como continuadores del celo apostólico del Beato Manuel Domingo y Sol, su vida, coronada con la palma del martirio, nos recuerda la urgencia de este apostolado».

Pedimos al Beato Recaredo Centelles y compañeros mártires que bendigan nuestra Iglesia diocesana con abundantes y santas vocaciones al sacerdocio, y que sigan intercediendo por nosotros para que perseveremos con fidelidad a Cristo en las pruebas de la vida y nos mantengamos firmes en la Fe.

Cáritas denuncia que “no tener casa mata”

La celebración, en pleno impacto social y sanitario de la pandemia, del Día de Personas Sin Hogar que se convoca hoy, 25 de octubre, ha puesto a la luz la realidad de muchas personas sin hogar o de personas que viven en infraviviendas, lugares poco salubres y dignos para poder vivir con cierta seguridad y para quienes es una utopía poder adoptar las medidas de prevención decretadas por las Administraciones.

En este escenario de extrema vulnerabilidad de estas personas ante el virus, se ha elegido un mensaje de impacto para denunciar esta situación: “No tener casa MATA”.

Con este contundente lema se quiere llamar la atención de los poderes públicos y de la ciudadanía sobre los efectos que la falta de una vivienda adecuada supone para miles de personas y familias en nuestro país, donde se estima que cerca de 800.000 hogares y 2,1 millones de personas sufren situaciones de inseguridad en la vivienda (VIII Informe Foessa sobre Exclusión y Desarrollo Social en España).

Como dice D. Casimiro López, Obispo de nuestra Diócesis, “para todo cristiano y para la Iglesia, las personas sin hogar son un llamamiento a nuestra conciencia y una exigencia a dar soluciones justas. En cada personas que carece de hogar, el cristiano debe identificar al mismo Cristo, que nos dice: “Estuve desnudo y no me vestisteis” (Mt. 25,43). En estas palabras se puede ver justamente, en cierto modo, la situación real de las personas sin hogar, en los cuales es necesario ver a Cristo mismo”.

Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón conoce de primera mano estas situaciones de precariedad extrema. El Servicio de Acogida y Acompañamiento de Cáritas atendió en el 2019 a 1.230 personas, de las que 778 estaban en situación de grave exclusión residencial. De estas personas, 541 se encontraban sin vivienda y 237 en infravivienda o vivienda precaria (alquerías, habitaciones alquiladas, compartiendo vivienda con muchas personas o acogidas temporalmente en casas de conocidos o familiares).

“No tener casa -explica Minerva Saura, responsable del Área de Inclusión de Cáritas Diocesana- tiene significados más profundos que no disponer de un techo donde cobijarse, no tener casa es no tener un hogar, un espacio propio desde donde proyectar la vida, establecer vínculos y relacionarse, un lugar desde donde soñar con un futuro. No tener casa impide que las personas puedan acceder a derechos: sanidad, protección social…En tiempo de pandemia especialmente se hace más visible que no tener casa mata, porque deja a las personas sin la posibilidad de cuidados, de higiene, de protección y expone a las personas sin hogar al contagio del virus”.  “De ahí que digamos que “no tener casa mata”, añade.

Algunas propuestas

Cáritas lanza propuestas concretas para avanzar en un escenario de reconstrucción social que tenga especialmente en cuanta a las personas sin hogar.

  • Es urgente una ley estatal de garantía de acceso a la vivienda donde se incluyan todas las situaciones de exclusión de residencia y sinhogarismo.
  • Es necesario incrementar el esfuerzo realizado por la Administración Pública en materia de rehabilitación y mantenimiento del parque de viviendas, y promoción de vivienda en alquiler social de forma preferencial.
  • Definir e implementar una estrategia específica de lucha contra la exclusión residencial/sinhogarismo, basada en un enfoque de derecho humano a la vivienda con dotación presupuestaria adecuada y apoyada en la coparticipación de los distintos niveles administrativos y administraciones.
  • Continuar con la medida extraordinaria de paralización de desahucios y desalojos sin alojamiento alternativo en vivienda habitual en alquiler.

Demandas

Junto a estas propuestas, en el marco de la Campaña de Personas Sin Hogar se demanda a las Administraciones Públicas que garanticen una vida digna para todas las personas, recordando que la vivienda es la primera barrera de protección para preservar la salud, la vida y la dignidad. Al mismo tiempo, se lanza un llamamiento a la sensibilidad y veracidad de los medios de comunicación a la hora de informar sobre la situación real en la que viven las personas sin hogar.

Y al conjunto de la sociedad, las entidades convocantes de la Jornada invitan a promover y participar en espacios de trabajo en red con otras entidades sociales, y a velar por un sistema de protección social fuerte que facilite los procesos de inclusión, además de “avanzar hacia una sociedad de los cuidados en la que como comunidad recuperemos como valor principal la solidaridad, la justicia y la empatía”.

Movilizaciones online

Dada la excepcionalidad de la situación socio-sanitaria, este año se restringirán al máximo los actos de movilización ciudadana en los espacios urbanos y se impulsarán acciones online en redes sociales bajo el hashtag #NoTenerCasaMata #NadieSinHogar, que den el protagonismo debido a las personas participantes en los programas y recursos de las entidades sociales.

Desde Cáritas Diocesana se está ofreciendo una serie de testimonios en formato vídeo en donde los y las participantes de los recursos residenciales dan a conocer de primera mano esta realidad de grave exclusión. Podéis seguir estos testimonios en la web y redes sociales:

EL REPORTAJE DEL DOMINGO: Todos los Santos y conmemoración de los Fieles Difuntos

“Solamente el bien y el amor que sembramos mientras vivimos permanecen”

Como cada año, el 1 y el 2 de noviembre, los cristianos celebramos la festividad de Todos los Santos y la
conmemoración de los Fieles Difuntos.

Por una parte,la primera de ellas es una fiesta en la que tenemos presente a todos los santos, tanto a los que conocemos, porque han sido canonizados y están en los altares, como a los que no conocemos, y que son tantos y tantos cristianos que después de vivir una vida según el Evangelio disfrutan de la felicidad eterna del cielo intercediendo por todos nosotros.

También es un buen día para entrar en la alegría, ya que todos estamos llamados a ser santos, aunque nos pueda parecer imposible, porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió “para ser santos e irreprochables ante Él por el amor” (Ef. 1, 4). Y este es el mensaje que nos da el Papa Francisco en la exhortación apostólica “Gaudete et exsultate” sobre la llamada a la santidad en el mundo actual.

«Para ser santos no es necesario ser obispos, sacerdotes, religiosas o religiosos. Muchas
veces tenemos la tentación de pensar que la santidad está reservada solo a quienes
tienen la posibilidad de tomar distancia de las ocupaciones ordinarias, para dedicar
mucho tiempo a la oración. No es así. Todos estamos llamados a ser santos viviendo con
amor y ofreciendo el propio testimonio en las ocupaciones de cada día, allí donde cada
uno se encuentra.»
(Francisco – “Gaudete et exsultate”)

Y por otra parte, en el día de los Fieles Difuntos todos recordamos de una manera muy especial a aquellos seres queridos que nos han dejado. Son nuestros familiares, amigos, compañeros… Celebrando sus vidas, es el momento de recordar el amor mutuo, lo que vivimos y aprendimos junto a ellos, todo lo
bueno que nos dieron y mostraron, quizás su testimonio de vida nos ha llevado hacia Dios. Y también rezamos por ellos acudiendo a la misericordia divina, sabiendo que la muerte no es el final.

Es normal que junto al recuerdo aflore el dolor, sobre todo si la muerte ha sido reciente. Más si cabe este año a causa de la pandemia que estamos viviendo, por las decenas de miles de fallecidos en tan poco tiempo. Eran nuestros familiares, nuestros amigos, nuestros hermanos de comunidad cristiana, nuestros
vecinos y conocidos. Aunque, incluso en estas circunstancias, nuestra fe nos asegura que la oscuridad, el sufrimiento y la muerte no tienen la última palabra.

“La fe nos dice que la muerte no la ha inventado
Dios. Dios es el Dios de la vida, es un Dios de
vivos y no de muertos. Y así lo ha mostrado resucitando
a su Hijo, Jesús.”
(D. Casimiro López Llorente, Obispo de Segorbe-Castellón, 

en el funeral por los fallecidos en la pandemia)

Rezar a Dios por los difuntos

“Rezar a Dios por los difuntos” es una de las obras de misericordia espirituales que podemos y debemos poner en práctica. Podemos orar por el alma de todos aquellos difuntos que están en el Purgatorio, ya que es una buena obra rezar para que sean libres de sus pecados.

«Pero creyendo firmemente que está reservada
una gran recompensa a los que mueren
piadosamente, idea santa y piadosa, por eso
ofreció el sacrificio por los difuntos, para que
Dios les perdonase sus pecados.»
(2 Mac. 12, 45-46)

Pero no solo por aquellos que conocemos y amamos y que ya no están entre nosotros, sino también por todas esas almas olvidadas por las que quizás nunca nadie ha rezado una oración por ellas. Es una obra de amor y de misericordia dirigir nuestras oraciones por las personas que tal vez nunca creyeron, o que
nunca nadie les habló del amor de Dios y no pudieron conocer los sacramentos.

Pastoral del Duelo

Daniel Castro, diácono permanente de nuestra diócesis, recibió hace unos meses el encargo del Obispo, D. Casimiro, de preparar una pastoral del duelo, vinculada con la pastoral de la salud.

Se trata de ayudar, desde la fe cristiana, a los enfermos terminales y a sus familiares después de la muerte. Tal y como ha explicado Daniel, “es necesario acercar a Cristo Resucitado a aquellos que se encuentran sufriendo en estas circunstancias, ya que Él es quien les va a dar la paz”.

Y es que el tiempo del duelo requiere de un apoyo familiar, social y psicológico adecuado para ayudar a superar esa etapa, pero también el alivio, el consuelo y la esperanza que aporta la fe, y de ahí la trascendencia del acompañamiento espiritual en todo ese proceso.

“Nuestra civilización moderna trata de suprimir y disimular la muerte, hasta el punto de que cuando llega nadie está preparado, ni tiene tampoco los medios para darle un sentido. La muerte es un misterio, manifiesta la fugacidad de la vida, nos enseña que nuestro orgullo, ira y odio, son sólo vanidad; que no amamos lo suficiente, que no buscamos lo esencial. Pero también nos indica que solamente el bien y el amor que sembramos mientras vivimos permanecen”.
(Papa Francisco – Audiencia General 18/10/17)

Primera reunión del curso del Consejo Diocesano de Pastoral

Esta mañana se ha reunido, en el Seminario Mater Dei, el Consejo Diocesano de Pastoral, el órgano consultivo del Obispo en el que están representadas todas las realidades de la Diócesis. En total son 43 representantes de los diversos estamentos y realidades: arciprestazgos, delegaciones, sacerdotes y diáconos, religiosos, entidades y movimientos.

Tras la oración y la adoración del Santísimo se ha realizado una reflexión  sobre el propio funcionamiento del Consejo, analizando las respuestas al cuestionario de valoración de sus miembros y sus respectivos grupos de referencia, también de las parroquias, durante todo el curso pasado. Para ello también se han estudiado todas las propuestas de mejora.

En cuanto al segundo objetivo del encuentro, se ha comenzado a reflexionar y a trabajar en los objetivos pastorales del próximo curso, en el modo en el que ha de desarrollarse la vida de la Diócesis desde su situación actual. En este sentido, cabe indicar que el actual Plan Diocesano de Pastoral comenzó en el 2014, y finalizará con la Programación Pastoral de este curso.

Cabe recordar que la constitución del Consejo Diocesano de Pastoral no es obligatoria, aunque tanto el Obispo, D. Casimiro, como los miembros del mismo, lo estiman necesario por ser un órgano enriquecedor, y por el que todas las entidades de la Diócesis se pueden conocer mejor y beneficiar mutuamente.

Cadena 100 Castelló entrega sus segundos premios solidarios

En un acto celebrado en el Teatre del Raval de Castellón, se entregaron ayer estos galardones con los que reconocer la labor altruista y solidaria de particulares o colectivos de la provincia que, de forma desinteresada, callada y anónima, y este año más si cabe, dedican su esfuerzo a diferentes iniciativas y proyectos sociales.

El jurado de estos premios ha estado formado por Juan Manuel Aragonés, director de Cáritas Diocesana, José Vicente Ramón, delegado de la Fundación Dávalos-Fletcher, Lorena Berzoso, responsable de Comunicación de Cruz Roja Castellón, Susana Fabregat, impulsora de “Solidariza tu Energía”, Salomé Esteller, coordinadora provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer, y Josep Lázaro, director de Cadena 100 Castellón.

Entre los premiados se encontraba Mosén Guillermo Sanchis, fundador de la parroquia de Santa Sofía y del colegio diocesano Bisbe Pont de Vila-real, por su trayectoria trabajando siempre a favor de los más desfavorecidos y por su lucha incansable en el campo de la prevención de la drogadicción.

También Ana Escrig, Técnica de Empresas y Actividades Turísticas que, en plena pandemia, se ofreció a Cáritas para colaborar como cocinera, donando, después, su nómina para poder comprar un horno de convección. Como directora de hotel siempre ha apostado por empleos inclusivos para personas en riesgo de exclusión.

Según ha explicado Ana, lleva “muchos años trabajando con Cáritas a través de la empresa familiar Hotel Blason Junior”, de la que es directora, con el programa de integración laboral `Incorpora´. “Durante los primeros meses de la pandemia estuve trabajando como cocinera en el Centro de Acogida Mare de Déu del Lledó”, lo que supuso para ella una “enorme satisfacción personal, además de haber conocido a grandes amistades”.

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul-Obra Social Marillac han sido galardonadas por el papel que desempeña esta entidad acogiendo a las personas más vulnerables e invisibles.

Otros premiados han sido los particulares Julia Pastor y Amador Melero, entidades como el Banco de Alimentos, Amor en Acció y Fundación Ateneu, e iniciativas como Chicas Positivas y Nadie sin su ración diaria.

Al acto de entrega, que se ha celebrado siguiendo todos los protocolos sanitarios de seguridad y aforo, han asistido representantes de las principales instituciones de la provincia, así como miembros de diferentes ONG.

El evento ha sido presentado por los locutores de Cadena 100 Antín Teruel y Borja Rodríguez. Cadena 100 es líder de la radio musical online con más de 5 millones de usuarios. Además, el programa matinal “Buenos días, Javi y Mar”, de 06.00 a 11.00 horas, es uno de los más seguidos y escuchados en esa franja horaria.

La Hoja del 25 de octubre

En La Hoja del 25 de octubre,

hablamos sobre la festividad de Todos los Santos y la conmemoración de los Fieles Difuntos, que celebraremos los días 1 y 2 de noviembre.

Y además también encontrarás:

  • La carta de D. Casimiro: “Los santos: amigos de Dios”.
  • Cursillos de Cristiandad inicia el curso.
  • El Centro Aragonés celebró la Virgen del Pilar.
  • Misa de envío de catequistas y entrega de la Missio a los profesores de religión
  • La Adoración Nocturna vive sus ejercicios espirituales en el Desierto.
  • Jornada Sacerdotal.
  • Nuevo ciclo de charlas de JECCXM.
  • Las comunidades carmelitas celebran a Santa Teresa de Jesús.
  • Inicio de curso de Orad-Teen STAR.
  • Previa del “Día de TU Iglesia diocesana”.
  • Misa de la Real Cofradía de la Virgen del Lledó.
  • Entrevista a Francisco Cerdá, gerente de Funeraria La Magdalena.

¿Y el Papa? Nos hablará sobre “Memoria y esperanza”.

Puedes leerlo todo AQUÍ

Imagen Cartas 320x200

Los santos: amigos de Dios

Queridos diocesanos:

En unos días celebramos la fiesta de Todos los Santos. En este día recordamos a esa muchedumbre innumerable de hombres y mujeres de todo tiempo y nación, de edad, estado y condición –laicos, matrimonios, religiosos y consagrados a Dios y pastores- que han alcanzado la santidad como regalo y gracia de Dios. Ellos acogieron con humildad y generosidad el don del amor y de la vida de Dios en su vida terrena. De la gran mayoría no conocemos su nombre, porque no han sido canonizados por la Iglesia; es decir, no han sido reconocidos como santos ni propuestos a todos los fieles como ejemplos de santidad y de vida cristiana. Pero por la fe sabemos que gozan ya para siempre del amor y la gloria de Dios.

A todos los une haber encarnado en su existencia terrenal las bienaventuranzas con la ayuda y el impulso del Espíritu Santo: fueron pobres en espíritu, hambrientos y sedientos de justicia, humildes, misericordiosos y limpios de corazón, trabajadores por la paz y, muchos de ellos, insultados y perseguidos a causa del nombre de Jesús. Son una multitud de hombres y mujeres, también personas de la ‘puerta de al lado’ (papa Francisco), que han llegado a la casa del Padre siguiendo a Cristo por el camino de las bienaventuranzas. Todos ellos viven ya con Dios, gozando de Él e intercediendo por nosotros.

Como nos recuerda san Bernardo, el significado principal de esta solemnidad es que la contemplación del ejemplo de los santos suscite en nosotros el gran deseo de ser como ellos: es decir, el deseo de vivir en esta vida como hijos y amigos de Dios para ser contados para siempre en la gran familia de sus hijos. Ser santo significa, en efecto, vivir unido a Dios como amigo suyo y miembro de su familia en esta vida para vivir así para siempre en el cielo.

Todos estamos invitados y llamados a la santidad. Dios nos crea por amor para la vida, para la presente y para la futura: Dios quiere que todos tengamos parte de su misma vida y de su amistad para siempre. Pero, ¿cómo podemos llegar para ser santos, para ser amigos de Dios? Para ser santos no es preciso realizar obras extraordinarias, ni poseer carismas excepcionales. La santidad es antes de nada don de la gracia de Dios, que viene a nuestro encuentro. Para ser santo es necesario, ante todo, acoger y vivir la vida nueva que Dios nos ofrece y da en el bautismo; el camino para ello es conocer, escuchar y creer en su Hijo, Jesús, dejarse encontrar personalmente por Él, adherirse a Él y a su Palabra de corazón, dejarse transformar por la Palabra y la gracia de Dios, alimentar la nueva vida bautismal en los sacramentos y seguir a Cristo día a día sin desalentarse ante las dificultades.

Quien confía en Jesús y se fía de Él, hace de Cristo el centro y fundamento de su vida, lo ama de verdad y se entrega a Dios viviendo en el camino de la Vida, que Jesús nos propone. Quien quiere se santo, sabe que ha de ir muriendo a sí mismo, porque el que quiere guardar su vida para sí mismo la pierde, y quien la entrega a Dios y a los demás, encuentra la Vida (cf. Jn 12, 24-25). Es el camino de la Cruz, el camino de la ofrenda de sí mismo por amor entregado a Dios y al hermano.

La llamada e invitación a la amistad y la unión con Dios en Cristo, es siempre actual y también es válida para los bautizados de hoy. Esto pide tomarse en serio nuestra condición de bautizados, de hijos e hijas de Dios, de discípulos del Señor y de miembros de la Iglesia; y esto no de modo superficial, puntual o limitado a unos actos, tiempos o circunstancias; abarca a toda la persona y toda la vida.

El camino hacia la santidad tiene sus exigencias y pide un esfuerzo constante, pero es posible para todos: porque, más que obra del hombre, la santidad es ante todo don de Dios. Es Dios quien nos ha amado primero y nos ha hecho sus hijos adoptivos en su Hijo, Jesús; su amor habita en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo que se nos ha dado. El amor de Dios, que nos precede siempre, espera nuestra repuesta libre, que es posible con el auxilio de gracia. ¿Cómo no responder al amor del Padre celestial con una vida de hijos agradecidos? Cuanto más acogemos el amor de Dios, tanto más entramos en el misterio de su vida y amistad.

Descubrir que somos amados por Dios de modo gratuito y personal, nos ha de impulsar a amarle y a amar también a nuestros hermanos. Amar con un amor verdadero a Dios y al prójimo, buscando siempre el bien del otro: este es el camino el camino de la santidad, de la dicha y de la felicidad eterna.

Con mi afecto y bendición

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón