Importantes avances tras la reunión a tres bandas para dar una salida al santuario de Sant Joan de Penyagolosa

Esta mañana se ha celebrado una reunión a tres bandas entre el Obispado de Segorbe-Castellón, la Diputación de Castellón, y la Consellería de Cultura de la Generalitat, con el objetivo de dar la mejor salida a la situación en la que se encuentra actualmente el santuario de Sant Joan de Penyagolosa.

Como representante del Obispado, propietario del santuario, ha acudido el Vicario General, Javier Aparici; por parte de la Diputación ha asistido la diputada responsable del área de Cultura, Ruth Sanz; y la secretaria autonómica de Cultura, Raquel Tamarit, de la Conselleria.

Según ha explicado Ruth Sanz, «lo que pretendemos es realizar un esfuerzo para poner en valor todo el conjunto del santuario por una parte, y toda la zona en la que se encuentra por otra».

«El estado en el que se encuentra el santuario es relativamente mejorable, ya que aunque no hay ninguna zona con problemas serios, sí que hay algunas más deterioradas que otras. En general hay carencias funcionales y de habitabilidad», ha explicado el arquitecto diocesano, Ángel Albert.

Por su parte, Javier Aparici ha declarado que es «importante tener en cuenta que la voluntad del Obispado es rehabilitar el santuario para poner en valor este conjunto religioso, histórico y arquitectónico tan importante para toda la provincia y pueda realizar, mejorado, las funciones que cumplía hasta hace unos meses. Debido al valor emblemático del santuario y las posibilidades de futuro, la Diputación y la Generalitat se han mostrado sensibles al proyecto, por lo que se contempla una cesión a largo plazo a cambio de la inversión para la restauración».

«Aunque el santuario pueda tener otros usos, como el de la hostelería o una hospedería, el principal uso seguirá siendo el religioso, acogiendo las ancestrales peregrinaciones y romerías que realizan todos los años varios municipios de alrededor», explica Aparici.

Entre los importantes acuerdos de hoy está la creación de una comisión técnica, que en unos meses elaborará una memoria valorada y un anteproyecto para poder concretar cantidades y seguir avanzando en la ejecución del proyecto.

También se ha acordado la creación de una comisión de seguimiento, de la que formará parte el Obispado, la Conselleria de Cultura, la Conselleria de Medio Ambiente, la Diputación de Castellón, el ayuntamiento de Vistabella, y la cátedra Camins del Penyagolosa de la UJI.

Cabe recordar que se trata de una construcción de origen medieval, con posteriores ampliaciones, y que posee una gran importancia patrimonial, además de ser Bien de Interés Cultural (BIC).

Por otra parte, en la reunión también se ha tenido en cuenta el concurso de ideas que se realizó hace unos meses por parte de la Diputación con el objetivo de congregar las mejores propuestas para la rehabilitación del conjunto arquitectónico. Los 3 proyectos finalistas combinaban usos religiosos, culturales, hospedería, y de servicio de hostelería.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.