pobreza energética Cáritas

Cáritas responde a la pobreza energética y promueve un cambio de modelo

En agosto el precio de la electricidad alcanzó un pico histórico, situándose un 35% más cara que un año antes. La reacción social ha empujado al Gobierno a tomar cartas en el asunto, y el 19 de septiembre la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció medidas para rebajar la factura. La Asociación del sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia) declaró la semana pasada que esta intervención puede reducir un 20% el gasto de los consumidores. Pero muchas veces los más necesitados no consiguen aprovecharlo. Ahí entra Cáritas y su labor de ayuda, asesoramiento y sensibilización ante la pobreza energética y el modelo actual.

En 2017 Cáritas Diocesana dedicó 68.490,17 € a facturas de suministros. El periodo más duro es en invierno, cuando muchas familias acuden a las parroquias pidiendo ayuda para pagar los recibos de la factura de la luz. Muchas veces llegan con una deuda acumulada y la amenaza del corte del servicio. Las Cáritas parroquiales suelen tener una capacidad de reacción más rápida que las administraciones para solucionar situaciones extremas, pero el objetivo es una acción que abarque la situación global de la persona o familia.

Por eso los voluntarios ponen en contacto con servicios sociales para solicitar las ayudas a las que tienen derecho – en particular el bono social -, enseñan a interpretar los recibos, a buscar la fórmula de consumo más adecuada, y hasta a ayudar a hacer reformas en el hogar para ahorrar energía, como conseguir ayudas para cambio de ventanas.

Cómo reducir la factura

Cáritas no pierde de vista la sensibilización y el cambio de modelo energético. Juan Antonio Sebastiá, voluntario de la parroquia Virgen de los Desamparados de Burriana, imparte regularmente charlas a los voluntarios sobre ahorro energético. Asegura que la forma más eficaz de ahorrar es con un contrato que se adecue a las necesidades reales, y que tenga en cuenta por ejemplo criterios como la discriminación horaria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.