Burriana celebra el Jubileo por la Virgen de la Misericordia 

La parroquia del Salvador de Burriana comienza hoy sus fiestas y jubileo en honor a la Virgen de la Misericordia. La Basílica se convierte así en templo jubilar y quien acuda desde hoy y hasta el 30 de este mes podrá conseguir indulgencia plenaria. A las 19.30h de esta tarde se abrirá la Puerta Santa que dará lugar, acto seguido, a la Eucaristía. Durante estos 10 días se sucederán diversos jubileos para familias, niños, agricultores, para las comisiones falleras, para la vida consagrada y los adores de la eucaristía.

Programación

Viernes 20 A las 12’00.-  Volteo general de Campanas anunciando el Jubileo

A la 19’00.- En la Iglesia de los PP. Carmelitas: confesiones

A las 19’30.- Celebración de la Palabra, peregrinación hacia la Basílica y apertura de la Puerta de la Misericordia. Al llegar celebración de la Eucaristía.

Sábado 21  A las 9’30.- Laudes a la Virgen de la Misericordia y misa.

A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Jubileo de las Familias.

Domingo 22   A las 11’00.- Jubileo de la Infancia. Concentración de los niños y niñas en la Iglesia de San Blas. Oración comunitaria y peregrinación a la Basílica.

A las 12’30.- Celebración de la Eucaristía

Lunes 23  A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Jubileo y bendición de las madres que esperan un hijo.

Martes 24  A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Jubileo de los trabajadores del campo y agricultores.

Miércoles 25  A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Misa jubilar por los difuntos. Se puede aplicar la indulgencia plenaria por nuestros difuntos.

Jueves 26  A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Jubileo de las comisiones falleras y asociaciones culturales y folclóricas.

Viernes 27  A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Jubileo de la Vida Consagrada. Grupos de Catequesis de adultos y grupos de formación en la fe.

Sábado 28  A las 9’30.- Laudes a la Virgen de la Misericordia y misa.

A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Jubileo de los adoradores de la eucaristía. Misa y Vigilia del Corpus.

Domingo 29  A las 12’30.- Jubileo de los abuelos y abuelas

A las 18’00.- Misa solemne del Corpus y procesión del Santísimo.

Lunes 30  A las 12’00.- Misa del peregrino

A las 19’30.- Celebración del XVII Aniversario de la Coronación Pontificia de la Imagen de nuestra Patrona. Jubileo de todas las cofradías.

A las 20’300.- Ronda a la Virgen de la Misericordia.

En la Fiesta del Corpus Christi

Queridos diocesanos:

El domingo próximo celebramos la Solemnidad del Corpus Christi -del Cuerpo y la Sangre de Cristo- y la tradicional procesión de la Sagrada Hostia por nuestras calles. En este día, los católicos manifestamos públicamente nuestra fe en la presencia real, sacramental y permanente de Jesucristo en la Eucaristía y ofrecemos al mundo el Amor y la Misericordia de Dios, hecho Eucaristía.

Como nos dice el papa Francisco, “La Eucaristía constituye la cumbre de la acción de salvación de Dios: el Señor Jesús, haciéndose pan partido por nosotros, vuelca, en efecto, sobre nosotros toda su misericordia y su amor, de tal modo que renueva nuestro corazón, nuestra existencia y nuestro modo de relacionarnos con Él y con los hermanos”. Recibir la comunión o comulgar significa “que en el poder del Espíritu Santo, la participación en la mesa eucarística nos conforma de modo único y profundo a Cristo, haciéndonos pregustar ya ahora la plena comunión con el Padre que caracterizará el banquete celestial, donde con todos los santos tendremos la alegría de contemplar a Dios cara a cara” (Audiencia 5.2.2014).

En la Eucaristía, el Señor nos da comer su mismo Cuerpo y a beber su Sangre, nos atrae hacía sí, se une con cada uno de los que comulgan, crea y recrea la fraternidad entre los que comulgan, alimenta nuestra fe y vida cristiana y genera una comunión que envía a la misión para que su amor y misericordia lleguen a todos. Además, el Señor se queda entre nosotros para que podamos estar y hablar con él, contemplarle y adorarle, para ser manantial permanente de nuestra caridad fraterna y de nuestro ardor misionero.

El Corpus Christi es una magnífica ocasión para entrar en el corazón del misterio de la Eucaristía. Todos deberíamos empeñarnos en que esta Fiesta recobre una mayor participación en la Misa y en la procesión de todo el pueblo de Dios. Necesitamos avivar la fe y el aprecio por la Eucaristía: es el bien más precioso que tenemos los cristianos. Es el don que Jesús hace de sí mismo, revelándonos y ofreciéndonos el amor y la misericordia infinitos de Dios por la humanidad, por cada hombre y mujer y, de manera muy especial, para los más pobres y necesitados.

Cuando celebramos con fervor la Eucaristía y cuando adoramos con devoción a Cristo presente en el sacramento del altar se aviva en nosotros la conciencia de que donde hay amor brilla, también, la esperanza. Donde el ser humano experimenta el amor se abren para él puertas y caminos de esperanza. No es la ciencia, sino el amor lo que redime al hombre, nos recordaba el Papa Benedicto XVI. Y porque el amor es lo que salva, salva tanto más cuanto más grande y fuerte es. No basta el amor frágil que nosotros podemos ofrecer. El hombre, todo hombre, necesita un amor absoluto e incondicionado para encontrar sentido a la vida y vivirla con esperanza. Y este amor es el amor de Dios, que se ha manifestado y se nos ofrece en Cristo y que tiene su máxima expresión sacramental en la Eucaristía, fuente inagotable del amor.

Cuando se vive la Eucaristía, como misterio de presencia de Cristo que acompaña al hombre en el camino de la vida, se descubre también que la Eucaristía es el gran sacramento de la esperanza, anticipo de los bienes definitivos a los que todos aspiramos y esperamos en lo hondo de nuestro corazón.

Si se celebra y vive la Eucaristía como el gran sacramento del amor, esto se traduce necesariamente en gestos de amor, en obras de caridad y en obras de misericordia, que se convierten en signos de esperanza de un mundo nuevo. Es lo que hacen tantos cristianos en su compromiso de caridad cristiana; es lo que hacen nuestras Cáritas y tantas obras caritativas y sociales de grupos eclesiales y congregaciones religiosas.

Celebremos con fervor el Corpus Christi; entramos en el misterio de la Eucaristía, dejémonos configurar por ella, para ser testigos comprometidos del Amor y de la esperanza que no defrauda.

Con mi afecto y bendición,

Casimiro López Llorente

+Obispo de Segorbe-Castellón

La diócesis presenta la campaña para promocionar  la clase de Religión

 

La diócesis de Segorbe-Castellón, conjuntamente con la de Valencia está impulsando para este curso 2016-2017, una campaña informativa a favor de la clase de Religión Católica para concienciar sobre la importancia de esta asignatura en la formación de los niños y jóvenes de Educación Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato.

La campaña se desarrolla durante el periodo de inscripción y matrícula para el curso 2016-2017 en todos los centros escolares de la diócesis de Valencia, tanto públicos, concertados como privados, con el objetivo de que los alumnos escojan la asignatura de Religión Católica para su formación personal y curricular.

El curso pasado el 55,82% de los alumnos cursaron esta materia en la diócesis. A nivel nacional se superan los 5,8 millones, lo que supone un 63 %, una tendencia al alza respecto a años anteriores.

 

Con el lema “Aprende a enfocar – En clase, elige Religión Católica – La vida más clara”, la campaña invita a descubrir de manera interactiva a través de varias fotografías desenfocadas y con el uso de las nuevas tecnologías, la importancia de la Religión Católica en la Historia, el Arte, la Vida y en la búsqueda de la Paz.

 

La campaña se centra en cuatro de los aspectos en los que el conocimiento de la Religión es clave para la comprensión de la realidad: “tantas y tantas expresiones culturales, artísticas y sociales, presentes en nuestra vida cotidiana, no pueden ser entendidas y valoradas adecuadamente sin tener en cuenta sus raíces y contenidos cristianos”, asegura el Obispo de Segorbe-Castellón.

 

La campaña incluye además una carta del obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, Casimiro López dirigida a los padres, hijos, abuelos, profesores y a todos los católicos de la diócesis para concienciar sobre la importancia que para niños y jóvenes tiene recibir la formación que ofrece la asignatura de Religión católica. En este sentido, el prelado expone que es además, “fuente de valores, les ayuda a dar sentido a la propia existencia y promueve el diálogo con la cultura y la convivencia entre todos, fundada en el reconocimiento de los derechos y deberes de cada persona, en el respeto a las convicciones morales y religiosas del prójimo y en el servicio a la causa de la justicia”.

 

La campaña de información se complementa con la página web en la que los usuarios podrán conocer con mayor profundidad la importancia de la asignatura para la formación de los alumnos. En ella se alojan varias secciones de información dirigidas a los niños, jóvenes, profesores, padres y abuelos en las que encontrarán argumentos con los que entender y transmitir la importancia de esta materia en la vida de cada ser humano.

 

La campaña informativa se realiza a través de varios canales de comunicación tanto online como offline, mediante carteles y folletos distribuidos a los centros de enseñanza así como a través de las principales cabeceras de prensa escrita, en las emisoras de radio, las televisiones, Internet y las redes sociales. Los principales materiales de dicha campaña quedarán disponibles en la web www.eligereligioncatolica.org  y en los perfiles de las principales redes sociales: FacebookTwitter y Youtube

La Diócesis de Segorbe-Castellón permanece firme al lado de los refugiados

Europa está siendo testigo de la mayor crisis migratoria desde la II Guerra Mundial. Miles de personas y familias tienen que huir de sus hogares y países para salvar sus vidas. Desde principios de siglo no había en el mundo un mapa de conflictos tan extenso y con tantos fuegos abiertos a la vez como el que tenemos en el presente. A ello, entre otros muchos lugares en el mundo, contribuye la guerra de Siria, en la que más de 4 millones de mujeres, hombres y niños se han visto obligados a abandonar el país en busca de una vida digna y en paz.

Pero estos cuatro millones no son sólo un número, son multitud de rostros y de historias, de personas y familias que hacen resonar en nuestra conciencia la voz de Jesús que nos impulsa con su gracia a vivir la Caridad con todos.

Esta situación que nos interpela a todos, pero especialmente a los cristianos católicos y a nuestra iglesia diocesana, llevo a nuestro obispo D. Casimiro a crear la Comisión Diocesana de Ayuda a los Refugiados y Cristianos Perseguidos.

Esta comisión, formada por el Vicario General, Cáritas Diocesana e Interparroquial de Castellón, el Secretariado de Migraciones, Manos Unidas, Hijas de la Caridad, Hermanas de la Consolación y las Angélicas, es la encargada de velar por la realidad de los refugiados que llegan a nosotros.

Así pues, la Comisión pone al servicio de estas personas y familias vivienda y los recursos necesarios para la acogida incondicional de los que viven la experiencia del exilio, pero no se olvida de concretar la fraternidad con los que allí se han quedado, enviando a los campos de refugiados 20.000 euros, recaudados de la generosidad de nuestra Iglesia diocesana, para reconstruir un poco de esperanza allí donde todo parece perdido. Esta ayuda será distribuida por Cáritas Siria.

Hay algo que preocupa sobremanera a esta Comisión, y es el riesgo que supone para la convivencia la consolidación del mensaje que se escucha por las calles de “refugiados sí, migrantes no”. Debemos ser capaces de romper este mensaje, trasladando a toda la opinión pública y a nuestros espacios y comunidades eclesiales la complejidad de las causas comunes que motivan la movilidad humana, ya se trate de refugio o de migración, como ámbitos inseparables e íntimamente relacionados.

No se puede perder de vista en ningún momento la inspiración evangélica del compromiso de todos los católicos: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis (Mt 25,31-46).

Las Obras de Misericordia explicadas por 14 santos

La casa social de las Purissimeres de Vila-real presenta hasta el domingo próximo, 22 de mayo, una creativa exposición sobre las Obras de Misericordia en la que combina obras de arte con el testimonio de santos de todas las épocas. Mons. Casimiro López Llorente la inauguró al terminar la eucaristía de la fiesta de San Pascual, y desde entonces se puede visitar cada día desde las 18.30h a las 20.30h. Leer más

Comienza la Semana de la Caridad

En este Año Jubilar Extraordinario de la Misericordia el papa Francisco pide practicar las obras de misericordia, las corporales y las espirituales. “Las obras de misericordia son un hermoso catálogo de actitudes y de acciones que hacen efectivo y concreto el precepto del amor fraterno, distintivo de los cristianos”, afirma Mons.  Casimiro López en su carta para la Semana de la Caridad. “Dar de comer al hambriento y de beber al sediento, visitar y cuidar a los enfermos, dar posada al forastero, inmigrante o refugiado, vestir al desnudo, visitar a los presos o a enterrar a los difuntos”, a esto llama a todos los cristianos el obispo de Segorbe-Castellón y también  “a enseñar al que no sabe, a dar buen consejo al que lo necesita, a corregir fraternalmente al que se equivoca, a perdonar de corazón al que le ofende, a consolar al triste, a sufrir con paciencia los defectos del prójimo y a rezar a Dios por los vivos y por los difuntos. Éstas son las obras de misericordia, que la Iglesia debe encarnar en cada uno de los cristianos y que efectivamente encarna a través de labor social que en esta diócesis llevan a cabo Caritas, Manos UnidasPastoral PenitenciariaJuventud Antoniana, Hijas de la Caridad, Siervas de la Pasión, Terciarias Capuchinas y Sociedad San Vicente de Paul. “La misericordia no es un añadido en la vida de la Iglesia y de los cristianos; es parte integrante de nuestro ser y de nuestra misión, que brota de la Eucaristía, manantial permanente del amor y de la misericordia de Cristo hacia todos”, afirma el obispo. De aquí emana la Semana de la Caridad, la semana anterior a la fiesta del Corpus Christi y que este año se celebra entre el 20 y el 29 de mayo. Leer más

David Escoín promete celibato antes de su ordenación diaconal

Con la mirada puesta en la ordenación diaconal el próximo 11 de junio en Onda, el seminarista David Escoín hizo profesión de fe y promesa de celibato el 12 de mayo ante el Obispo y el rector del Seminario Mater Dei. En abril mons. López Llorente firmó el decreto de convocatoria de órdenes, por el que ya se podía presentar el candidato e iniciar las consultar pertinentes.

 

Escoín ha cursado y superado los estudios eclesiásticos y ha recibido la formación humana, comunitaria, espiritual y pastoral bajo la orientación de sus formadores y la autoridad del Obispo para recibir la ordenación diaconal y avanzar así hacia la sacerdotal.

Profesores jubilados de Nules dan clases de refuerzo

Unos veinte niños y adolescentes de Nules pueden tener clases de refuerzo escolar gracias a una decena de maestros y profesores jubilados que siguen ejerciendo su vocación de educar. Hace dos años la parroquia promovió desde Cáritas estas aulas después del horario de clases para los hijos de familias necesitadas de la población. Ricardo Albert Montoliu, uno de los promotores, explica que su motivación es “intentar ayudar a los demás” desde el compromiso cristiano: “Veo a un chaval y veo a Jesús”.

Leer más

La diócesis celebra con Vila-real a San Pascual, testigo de la Misericordia

Hoy se ha celebrado a San Pascual Baylón, patrón de Vila-real y de la diócesis. La eucaristía que ha tenido lugar a las 11h de la mañana, ha estado presidida por Mons. Casimiro López y concelebrada por una treintena de sacerdotes y donde han participado también multitud de fieles. Por la tarde, pasadas las 18.30h, la imagSan Pascual2en del santo de la eucaristía ha salido de la Basílica para procesionar por las calles de Vila-real.

Durante la misa, el Obispo de Segorbe-Castellón ha destacado las cualidades de este “joven austero y sacrificado, amante de la verdad y honrado, alegre y generoso con todos y amante de la Eucaristía”. Y en este sentido ha afirmado que “los santos como Pascual, nos sitúan en la verdad de nuestra persona, de nuestra vida, de nuestro origen y nuestro destino. Sin Dios no somos nada: no hay esperanza, sin Dios nos quedamos en la trivialidad y vulgaridad”, ha insistido el prelado. Leer más

Ministros extraordinarios de la comunión

El 12 de junio más de 250 seglares recibirán de parte del Obispo las credenciales como ministros extraordinarios de la comunión. Alrededor de 200 renovarán esta función, mientras que el resto la asumirán por primera vez. Éstos últimos comenzaron en Castellón la semana pasada una formación específica organizada por la Delegación Diocesana de Liturgia. Segorbe acogerá dos jornadas con este objetivo el 1 y 2 de junio.

 

El ministro extraordinario de la comunión es un servicio por el que seglares son llamados de manera estable a asistir al sacerdote cuando las necesidades pastorales son excepcionales. Es el caso, por ejemplo, de una celebración con gran afluencia de fieles o en la visita a los enfermos. Los candidatos son propuestos por el párroco, y su función está circunscrita a la jurisdicción de una parroquia específica.