La Asunción de la Vall d’Uixó peregrina a Vannes

La parroquia de la Asunción de la Vall d’Uixó peregrinó el pasado mes de Agosto a la ciudad de Vannes (Francia), para ponerse a los pies de la tumba de San Vicente Ferrer en su catedral. El Santo dominico valenciano, patrón de la ciudad de la Vall d’Uixó, murió la tarde del 5 de abril de 1419 en una pequeña habitación de dicha ciudad bretona donde se había trasladado, invitado por su Obispo, para predicar el Evangelio. Allí, a diario, no sin dificultad, bajaba del segundo piso de su posada para su predicación, hasta que la fiebre y los dolores le hicieron quedar postrado en cama, muriendo poco tiempo después.

 

“Sednos padre y defensor, Santo Apóstol Valenciano”. Así rezan los gozos de San Vicente Ferrer, y con el canto de estos gozos concluyó la Eucaristía que los peregrinos de la Asunción pudieron celebrar con fe y emoción en la capilla gótica de la tumba de San Vicente, pidiendo su intercesión y su ejemplo para vivir la vida cristiana siguiendo a Cristo. Los peregrinos pudieron visitar también diversas localidades bretonas donde predicó San Vicente Ferrer, como Dinan, en cuya parroquia un precioso ventanal conserva el testimonio de vida y predicación del santo patrón por tierras francesas. Los peregrinos concluyeron su peregrinación en el santuario de Sainte Anne d’Auray que visitó San Juan Pablo II en 1996 y en cuyo altar mayor celebraron la Eucaristía.

 

Santa Ana, madre de la Virgen María es patrona de Bretaña y se venera en ese lugar desde el siglo V. Las peregrinaciones comenzaron en el S. XVII, tras darse a conocer las apariciones de Santa Ana a Yves Nicolazic, un piadoso labriego, lo que dio lugar a la construcción de una capilla que a mediados del siglo XIX fue reemplazada por la actual basílica. Santa Ana de Auray acoge desde entonces a peregrinos durante todo el año, procedentes de todas las diócesis y parroquias de Bretaña. A los pies de María, hija de Santa Ana y Madre de Jesús, los peregrinos de la parroquia de la Vall d’Uixó pusieron sus deseos de seguir anunciando con sus vidas la alegría del Evangelio que vivió San Vicente Ferrer.

Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación

Hoy, 1 de septiembre, celebramos la II Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación bajo el título “Por una ecología integral“, una jornada que la Iglesia celebra desde el año 2015 gracias al Papa Francisco.

El mensaje que el Papa transmite para esta jornada quiere renovar el diálogo con “toda persona que vive en este planeta respecto a los sufrimientos que afligen a los pobres y la devastación del medio ambiente”: “Por nuestra causa, miles de especies ya no darán gloria a Dios con su existencia ni podrán comunicarnos su propio mensaje. No tenemos derecho”, asegura el Pontífice.

Cabe mencionar que el pasado mes de mayo se cumplían dos años de la publicación de la Laudato si’, una encíclica del Papa Francisco que habla sobre el cuidado de la casa común y la relación que los seres humanos tienen entre sí y con la naturaleza. En ella, el Santo Padre invita a todos a practicar una “ecología integral”, asumiendo las responsabilidades en el progresivo deterioro del medio ambiente. El Papa recuerda que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios con el encargo de dar nombre y cuidar al resto de criaturas de la creación.

Segorbe celebra su patrona bajo las advocaciones de la Esperanza Loreto y la Cueva Santa

Segorbe celebra esta semana sus fiestas patronales dedicadas a la Virgen bajo tres advocaciones: la Esperanza Loreto y la Cueva Santa. El miércoles pasado Mons. Casimiro López Llorente presidió la misa y procesión en la ermita de la Esperanza. Hoy, viernes, es el turno de Loreto con la misa a las 12h y la procesión a las 20h. El fin de semana se honrará a la Blanca Paloma.

Leer más

La parroquia en salida, tema de la Asamblea de la Acción Católica

En consonancia con el Plan Diocesano de Pastoral, la III Asamblea de la Acción Católica General, celebrada en agosto en Santiago de Compostela, tuvo como tema recurrente la parroquia en salida, con la misión y la evangelización. El encuentro estuvo enmarcado en un encuentro de laicos de parroquias abierto a todos, y precedido por una marcha a pie de 1.200 jóvenes. De Segorbe-Castellón participaron 34 personas junto con el consiliario, D. Manolo Agost.

Leer más

Las comunidades agustinas celebran su fundador

Las comunidades agustinas de religiosas en Montornés y de los padres en Castellón celebraron conjuntamente su fundador con una eucaristía y comida fraterna. Los religiosos explican que lo esencial del legado de San Agustín, obispo en el norte de África y doctor de la Iglesia, es “la búsqueda incesante de Dios y la experiencia de su misericordia”, reflejado en frases célebres como “nos hiciste Señor para ti, e inquieto está nuestro corazón hasta que no descanse en ti”. En Montornés hay nueve religiosas, y en la iglesia de San Agustín tres padres.

Leer más

Comunicado del Obispado de Segorbe-Castellón por el atentado en Barcelona

El Obispo de Segorbe-Castellón, Mons. D. Casimiro López Llorente, junto con la comunidad católica de Segorbe-Castellón, manifiesta el dolor por los fallecidos y heridos del atentado terrorista perpetrado la tarde del 17 de agosto en las Ramblas de Barcelona. 

La Diócesis de Segorbe-Castellón rechaza y condena de la manera más absoluta toda manifestación de locura homicida, de odio, de terrorismo, de ataque contra la paz. Nada puede justificar hechos como éste.

Junto con toda la Iglesia eleva y pide oraciones a Dios por el eterno descanso de las víctimas mortales, por el consuelo de sus familiares y por el pronto restablecimiento de los heridos. Así mismo se solidariza con la población de Barcelona y pide orar a Dios por la paz en el mundo entero.

 

Castellón de la Plana, 17 de agosto de 2017.

El Carmen del Grao de Burriana evangeliza en el Arenal Sound

El Arenal Sound no solo envuelve físicamente la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Burriana con las tiendas por un lado y el escenario por el otro. También afecta su pastoral. El sábado que viene organizará una vigilia de adoración y evangelización, parecida a la que acogió Santo Tomás de Villanueva durante el FIB en Benicasim (foto). Además, hay un acuerdo con la organización del festival para que jóvenes de Cáritas parroquial puedan trabajar en el evento. Leer más

Nombramientos y ceses en la Diócesis de Segorbe-Castellón

El Excmo. y Rvdmo. Mons. Casimiro López Llorente, Obispo de Segorbe-Castellón, con fecha 24 de julio de 2017, ha firmado los siguientes nombramientos. Los titulares de los ministerios parroquiales deberán tomar posesión canónica de los mismos o se incorporarán en el mes de septiembre lo más tardar el 17 de dicho mes.

Leer más

El tesoro escondido

Queridos diocesanos:

Nuestra sociedad occidental está en crisis. No se trata sólo de una crisis moral y de valores, o social, política e institucional, por grave que pueda ser. Se trata de un profundo cambio cultural. No estamos en una época de cambios sino en un verdadero “cambio de época”. Nuestro tiempo es como una “época de perplejidades”, es decir, de incertidumbres, confusiones y dudas. Más allá de todas estas crisis y en su raíz, hay una crisis que atraviesa el corazón de los hombres. Es una crisis radical, existencial, espiritual: una crisis que afecta al ser y a la existencia misma, a su sentido, a su validez, a su orientación fundamental.

La «ruptura con la realidad» es una tendencia que se ha hecho predominante en nuestro tiempo. El hombre de hoy, con mucha frecuencia, no sabe ya -y muchos no lo quieren saber- por qué ni para qué vive. Nuestro mundo occidental está lleno de muchas pequeñas cosas que facilitan y hacen cómoda la vida del hombre. Pero el bienestar material no llena el corazón del hombre.

Se constata cansancio vital. Hay crisis de esperanza. Existe escepticismo ante el presente y el futuro, especialmente en los jóvenes. Parecería que la vida no conduce a nada, que no vale la pena luchar por nada, que todo es y vale lo mismo, que todo es superficial, y -lo que es peor- que no hay que buscar nada, porque nada hay que encontrar. Trágica situación la nuestra si ya la misma juventud amanece a la vida con un escepticismo tan radical. Es paradójica la situación de nuestro mundo desarrollado, que,  junto a un gran desarrollo, posee una gran pobreza espiritual. El hombre occidental, cansado y, muchas veces, vacío, comienza a descubrir que las ideologías no llevan a ninguna parte. Parecería que no hay salida, que todo termina en la nada.

Ante esta situación hay que alzar la mirada. Muchas neurosis, violencias y angustias, y muchos suicidios obedecen simplemente a que el hombre ha perdido el contacto con la realidad misma y con la realidad fundante, que es  Dios mismo. No saber quién es, ni por qué ni para qué se vive es una tragedia que el hombre no puede soportar en paz. El ser humano no puede vivir así. Después de todo, en los momentos más serios de la vida rebrota, una y otra vez, desde lo más hondo del corazón, la pregunta por el sentido de su vida. Se quiera o no, al ser humano le aparecerá siempre como inútil o perdido todo aquello que, una vez vivido, no lo puede reconocer como valioso, ni le lleva a la felicidad que busca y ansía.

En medio del cansancio y la desorientación actuales, el hombre siente la necesidad de un sentido, de un camino, de una razón por la que vivir y esperar, siente la necesidad de solidez, de verdad, de bien, de belleza y de eternidad. No es lo duro y lo difícil lo que cansa al hombre, sino lo fácil, lo superficial, lo inane. El hombre se ahoga si no tiene un motivo para vivir, una causa a la que entregarse y una esperanza que le aliente en su caminar. El esfuerzo, el sacrificio, el dar la vida generosamente, llenan con una alegría y felicidad profundas que no dan el individualismo egoísta, la comodidad, el consumo o la diversión, o la huída en la “realidad virtual”.

En este contexto aparece la vigencia, más actual que nunca, de la parábola evangélica del tesoro escondido en el campo, que escuchamos en este Domingo. Quien encuentra este tesoro, va, vende cuanto tiene y compra el campo, para adquirir ese tesoro: es el Reino de Dios, es Dios mismo. Es el acontecimiento del encuentro con Dios mismo y su amor en Jesucristo. Un descubrimiento que siempre es un don de Dios, pero que, de una vez por todas, ilumina todos los rincones de la existencia y de la realidad. Comienza así una marcha definitiva, cargada de luz y de amor. Encontrar a Jesucristo es ir a lo más profundo de la realidad del ser humano, de la historia individual y colectiva, de la creación misma. Quien encuentra a Jesús se siente libre y experimenta una gran alegría. Se siente acogido por el Amor y libre para amar, libre para dar vida, para darse del todo, para luchar por un mundo más justo y fraterno, para trabajar por un mundo más habitable.

Pese a todo lo que se diga, también el hombre actual sigue buscando inconscientemente ese tesoro, que vale más que todo, que salva su vida y le da una razón para vivir, amar, luchar y tener esperanza.

Con mi afecto y bendición,

 

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

Reencuentro de tres hermanos religiosos de Burriana

Magdalena es misionera de Cristo Jesús, y lleva más de medio siglo en Japón. Amparo es misionera Dominica del Rosario y ha tenido varios destinos, entre ellos Perú y Ecuador. Javier es salesiano y ha ejercido su ministerio por España, como en Melilla con el cargo de capellán militar. Los tres se apellidan Vicent: forman parte de una familia de cinco hermanos y este verano han vivido un reencuentro en su pueblo, Burriana.

Leer más