Moseñor Salinas: “Hemos de construir una Iglesia en salida que responda a las necesidades de todos los hombres”

Monseñor Salinas, presidente de la Comisión de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española y obispo auxiliar de Valencia, ha afirmado en la conferencia que ha pronunciado en el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar celebrado esta mañana en el Seminario “Mater Dei” de Castellón, que “debemos construir una Iglesia en salida que responda a las necesidades de todos los hombres”. Asimismo, ha recordado que el laico debe ser misionero y dejar de ser “un consumidor de servicios religiosos” y dar un paso al frente para “convertirse en un cooperador en la misión de la Iglesia, en la transmisión de la fe y en el camino hacia la santidad”.

“Queremos un laicado misionero –ha recordado- una iglesia que salga de sí misma, que vaya a la búsqueda de todos; como afirma el romano pontífice, ‘a las periferias, a los lugares donde el evangelio no está presente’. Debemos responder a las necesidades de los hombres, a sus dolores, a sus alegrías. Queremos anunciar el Evangelio, no para que sea percibido como una doctrina, sino como una opción de vida que transforma, que nos hace mejores. Queremos mostrar que Dios no es nuestro competidor, nuestro juez, sino el Dios que es, ante todo, misericordia y verdad, y que exige de nosotros una respuesta, Él que es el Camino, la Verdad y la Vida, el maestro que nos introduce y que nos ha dado el Espíritu Santo por el cual nos hace instrumentos de este camino, colaboradores con Jesús”.

Don Javier y Don Casimiro.

Asimismo, ha adelantado a los más de 300 asistentes a esta fase preliminar convocada por Monseñor López Llorente en nuestra diócesis, que el lema del Congreso Nacional del Laicado que tendrá lugar en Madrid en 2020, será “Pueblo de Dios en salida”. Un congreso que pretende ser –ha recordado- “un proceso que ponemos en marcha hoy en Castellón, de manera diocesana, para dinamizar nuestra condición de discípulos misioneros” y construir una iglesia “que sale de sí misma, que va a la búsqueda de todos”.

Finalmente, Don Javier Salinas ha afirmado que vivimos un cambio de época en el que lo que parecía sólido se ha desvanecido, y en el que han crecido nuevas doctrinas que dificultan esta tarea; por tanto, “la iglesia no puede ser una mera administradora de bienes espirituales y debe alentarnos a todo el pueblo de Dios a ir al encuentro de los demás y anunciarles el Evangelio”. “No somos vendedores de nada, somos testigos de Jesús”, ha concluido.

Vista general del salón de actos.

Palabra, sacramento y misión

Por su parte, Monseñor López Llorente ha recordado a los asistentes al encuentro diocesano de apostolado seglar que “es la hora de los laicos, una oportunidad para la implicación de toda la Iglesia diocesana en nuestra misión evangelizadora, que dependerá en gran medida de vosotros, acompañados por vuestros pastores, que son servidores de las vocaciones de nuestra iglesia”. También ha recordado que el encuentro del “Mater Dei” es un buen momento para reflexionar juntos cómo y dónde estamos, “cuál es el papel, la misión que Dios tiene preparado para cada uno, los aspectos positivos y las lagunas, y alentarnos en el futuro” y ha destacado que todo bautizado está llamado a ser santo ahí donde Dios le quiera.

El Obispo de Segorbe-Castellón -recordando las palabras del Papa Emérito Benedicto XVI en la encíclica “Deus Cáritas Est”- ha recalcado que hay tres elementos que no pueden faltar en la vida del cristiano: palabra, sacramento y misión. “Es bueno también, ha reconocido, ver que estáis ahí, silenciosos en el día a día, trabajando por el Reino de los Cielos. Hemos de buscar los caminos que Dios nos va marcando para la nueva evangelización para caminar juntos: laicos, consagrados, pastores, y ponernos al servicio los unos de los otros según la vocación, el ministerio o el carisma que cada cual hayamos recibido del Señor”, ha concluido. La jornada ha finalizado con un diálogo con el ponente, Don Javier Salinas, y una comida de fraternidad.

Todo preparado para el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar en Castellón

El próximo sábado 2 de febrero se celebra el Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar en el Seminario “Mater Dei” de la capital de La Plana, que ha sido convocado por el Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, Monseñor López Llorente, como preparación del Congreso Nacional del Laicado, que tendrá lugar en Madrid en 2020.

El programa de esta fase precongresual comenzará a las 10:00 horas con la acogida de los participantes y la entrega de documentación para las sesiones. A continuación, sobre las 10:30, se rezará una oración, se saludará a los presentes y se presentará el encuentro. A las 11:00 horas está prevista la ponencia “Laicos: Discípulos-misioneros”, que pronunciará Monseñor Salinas Viñals, obispo auxiliar de Valencia y presidente de la Comisión Episcopal del Apostolado Seglar (CEAS) de la Conferencia Episcopal Española.

Seguidamente, a las 12:30, se celebrará el plenario del Encuentro Diocesano de Apostolado Seglar, en el que se escuchará a los laicos de la diócesis, se hablará de los distintos caminos de santidad y se plantearán los primeros objetivos de cara al mencionado congreso que tendrá lugar en la capital de España el año que viene. La jornada finalizará con información de la Delegación de Apostolado Seglar de nuestra diócesis y una comida de hermandad.

Francisco Pérez, delegado diocesano de Apostolado Seglar de la diócesis de Segorbe-Castellón, ha manifestado que el encuentro del próximo sábado 2 de febrero “es un momento de comunión de toda la iglesia diocesana” y -como nos ha recordado nuestro Obispo en su carta pastoral ‘Es la hora de los laicos’- “también de oración y de reflexión sobre la responsabilidad y tareas de los laicos en la misión en la Iglesia y, de modo particular en lo que les es específico, en el mundo”. Esperamos que haya buena acogida y que sea un momento de “nuevo aliento para el laicado de nuestra diócesis con miras también al congreso que se celebrará en Madrid en 2020”, ha concluido.

El encuentro de Apostolado Seglar es una invitación de Monseñor López Llorente “a todo el Pueblo de Dios de Segorbe-Castellón; vale pues para todos: laicos, consagrados, diáconos permanentes y sacerdotes. Vale, en primer lugar, para todos los laicos –hombres y mujeres-, especialmente para los jóvenes, estéis asociados o no; vale para los miembros de movimientos apostólicos y nuevos movimientos, de cofradías y hermandades y de otras realidades eclesiales, incluidas las que no se consideran movimientos; y, vale, por supuesto, para catequistas, profesores de religión, profesores cristianos, visitadores de enfermos, voluntarios de Cáritas, monitores de tiempo libre, etc. Que nadie se sienta excluido”.

Monseñor López Llorente: “La unidad es un don que Dios concede y por el que hemos de suplicarle constantemente”

Monseñor López Llorente ha presidido la clausura del octavario de oración por la unidad de los cristianos, que se ha celebrado en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de La Vall d’Uixó, en el que ha destacado que la unidad no es algo que vamos a lograr con nuestras propias fuerzas, sino “un don que Dios nos concederá, que hemos de suplicar constantemente. Dios sabe bien lo que necesitamos, pero –como dice san Agustín- cuando se lo pedimos, va brotando y creciendo en nosotros el deseo de lo que suplicamos, que –a su vez- nos lleva a convertirnos al Señor para que Él nos purifique de todo aquello que nos separa”, ha manifestado.

En el encuentro celebrado en la localidad de la Plana Baja, también han participado el Padre Nicolae Ionita, párroco Ortodoxo de Castellón, el Padre Agustín Malita, vicario de la Parroquia Ortodoxa de Vila-real y el Pastor de la Iglesia Evangélica, Comunidad en el Camino de La Alcora, Joseph Whitaker, bajo el lema “Actúa siempre con toda justicia” (Dt 16, 18-20), elegido este año por la comunidad de cristianos de Indonesia, una sociedad mayoritariamente musulmana en la que las confesiones cristianas son minoritarias y que, sin embargo, se han unido para trabajar en momentos de desolación, de terremotos, de inundaciones, para que los más necesitados no quedaran marginados.

De izquierda a derecha: Monseñor López Llorente, el Padre Nicolae Ionita y el Padre Agustín Malita.

El Obispo de Segorbe-Castellón ha tomado como ejemplo el caso indonesio para resaltar la justicia que los cristianos de todas las confesiones e iglesias hemos de tener con los más pobres, que nos invitan a unirnos para trabajar “en la atención de aquellos que menos tienen y para que se asiente, en el corazón de nuestros fieles, ese ser justos con aquellos que más lo necesitan”. Precisamente, Don Casimiro, ha centrado su intervención en la idea de justicia, de la que ha destacado tres perspectivas. En primer lugar, la justicia con Dios, al que debemos agradecer “los dones que hemos recibido, siguiendo sus caminos que llevan a la vida, que significa devolverle con corazón agradecido una parte de todo lo que nos ha otorgado”.

Junto con la ya mencionada justicia con los pobres, Monseñor López Llorente ha destacado una tercera dimensión de esta virtud: ser justos los unos con los otros, reconociendo que la iglesia católica, la iglesia ortodoxa y las comunidades protestantes, “hemos recibido unos dones que hemos de valorar, compartir, porque nos van a enriquecer”. Asimismo, el máximo representante de la iglesia católica en la diócesis de Segorbe-Castellón ha abogado por la necesidad de pedir perdón, de conocernos. “Muchas veces –ha resaltado- los prejuicios nos impiden acercarnos al otro para valorar, respetar, acoger y compartir. Ser justos los unos con los otros para poner nuestro granito de arena en ese camino hacia la unidad”.

Otras intervenciones

Por su parte, Nuno Vieira, delegado de Ecumenismo de la diócesis, ha destacado que “nuestra vocación como miembros del cuerpo de Cristo es perseguir y encarnar la justicia”, ya que “nuestra unidad en Cristo nos da fuerza para tomar parte en la lucha más extensa para promover también la dignidad de la vida, alabando al que nos une mientras abrimos el corazón al don de la unidad”.

El Padre Nicolae Ionita, párroco ortodoxo de Castellón, ha invocado en la oración de arrepentimiento la misericordia de Dios, que nos ha enseñado a actuar con justicia y por el que somos conscientes que, en nuestro ministerio, algunas veces actuamos injustamente con las personas que nos ha encomendado, dando prioridad a los que son más cercanos e ignorando a los pobres, a los oprimidos y usando mal los recursos de la Iglesia.

Los participantes de las distintas confesiones cristianas, unidos en la proclamación del Evangelio.

Asimismo, Joseph Whitaker, Pastor de la Iglesia Evangélica, Comunidad en el Camino de La Alcora, también durante la oración de arrepentimiento, ha implorado el perdón del Dios del amor porque, pese a que nos ha enseñado a amarnos los unos a los otros como signo de que somos sus discípulos, hemos fallado a la hora de vivir este mandamiento, considerando a los miembros de las otras iglesias como rivales, excluyendo a los que no comparten nuestro punto de vista y levantando entre nosotros muros que nos dividen.
El acto de clausura del octavario de oración por la unidad de los cristianos ha concluido con la bendición del Obispo de Segorbe-Castellón y un ágape que ha servido como colofón a una semana de oración que comenzó el pasado 18 de enero en Torreblanca.

Los sacerdotes jóvenes ganan el Jubileo Vicentino en La Vall d’Uixó

El clero más joven de la Diócesis de Segorbe-Castellón ha celebrado su tradicional reunión mensual, que ha tenido lugar en la localidad de La Vall d’Uixó, y a la que también ha acudido Monseñor López Llorente. En esta ocasión, los organizadores han elegido la ermita dedicada a San Vicente Ferrer situada en la localidad de la Plana Baja -un templo construido por los Padres Dominicos para venerar al santo valenciano de su Orden, que data del siglo XVII- y en la que han aprovechado también para ganar el Jubileo Vicentino.

La jornada ha dado comienzo a las 11:00 horas de la mañana con una charla sobre la Epifanía y su significado en la vida del presbitero, impartida por el rector del “Redemptoris Mater”, Pablo Vela. Este sacerdote ha destacado que el movimiento hacia la gruta de Belén, tanto de los pastores como de los Magos de Oriente, estuvo motivado por algo venido del Cielo y que, como ocurre con el ministerio sacerdotal, todo les fue dado como un regalo, e instó a sus hermanos presentes a verse necesitados del Niño-Dios para manifestarlo al mundo.

Pablo Vela en un momento de la charla.

Seguidamente, los asistentes a la reunión fraternal han rezado la hora intermedia y han cantado el “Te Deum” para agradecer al Señor las gracias recibidas en 2018 y para encomendarle las intenciones de los presentes y de todos los miembros de nuestra comunidad diocesana en este año que comienza. Asimismo, los sacerdotes más jóvenes de la diócesis participaron en una “rueda de experiencias” con la que se ha pretendido evaluar el estado actual de su vocación y observar detenidamente en qué puntos deben insistir y cuáles son los que tienen que mejorar.

Los asistentes comieron en un “maset” propiedad de unos feligreses de La Asunción.

La reunión mensual finalizó con una comida de fraternidad que se celebró en un maset propiedad de Pascual y Pedro, ambos feligreses de la Parroquia de la Asunción de la Vall. El clero reunido en la Ermita de Sant Vicent Ferrer ha estado atendido en todo momento por miembros de L’Associació Vicentina de La Vall d’Uixó, que se dedican a la difusión del santo valenciano y a la conservación del mencionado templo.

Don Casimiro y los sacerdotes jóvenes posan junto con las “vicentinas” que posibilitaron que la reunión fuera todo un éxito.

Don Casimiro: “Santa Genoveva Torres recibió el carisma para acompañar a las personas que sufrían soledad”

Monseñor López Llorente ha celebrado la Santa Misa en la Iglesia de los Santos Juanes de Almenara en honor de Santa Genoveva Torres Morales, de la que ha afirmado que recibió el don de Dios para acompañar a las personas que sufrían soledad y abandono. Un carisma – ha recordado a las Hermanas del Sagrado Corazón y de los Santos Ángeles- “que no pertenece al pasado, ya que tiene una actualidad permanente en nuestro tiempo. Solo hay que afinar, como lo supo hacer nuestra santa, la antena de la fe y de la sensibilidad religiosa para percibir tanta soledad que se sufre en nuestro tiempo”. Una enfermedad, la soledad, muy actual: “Somos una sociedad de individualistas que, pese a estar interconectados a través de la tecnología, estamos cada vez más solos, sin dialogar, sin abrir el corazón”, ha recalcado.

Don Casimiro también se ha referido a la necesidad de encontrarse con el Niño-Dios, que ha nacido para darnos su paz y su justicia, la esperanza y la fuerza en nuestro caminar. Él desea que nos dejemos llenar del amor y de la misericordia de Dios en nuestra vida. “En Navidad nace Dios, nace El Salvador que nos lleva a la vida en plenitud, que nos lleva a la santidad, a la que estamos llamados todos, cada cual según sus circunstancias. Ese encuentro personal es necesario para dejarnos salvar por Él; es decir, ser hijo de Dios en su hijo, llegar a la perfección del amor: vivir ese don que Dios nos da en la persona de su hijo”, ha manifestado.

Aspecto general del templo

Asimismo, el Obispo de Segorbe-Castellon ha destacado la misericordia como tercera virtud necesaria. Dios se encuentra con nosotros también a través del pobre y del necesitado para que acojamos su amor amando a aquellos que salen a nuestro encuentro. Acogiendo el amor de Dios, en ese Niño que nos ha nacido en Belén, ha señalado, “acogemos a los hermanos también en su misericordia porque Dios sufre con nosotros, se compadece, para que le imitemos y hagamos lo mismo con nuestros prójimos. Eso es lo que fue aprendiendo Genoveva, de rodillas ante la Eucaristía, de rodillas ante el Sagrado Corazón de Jesús, en su devoción a la Virgen: el ser compasiva y misericordiosa con las personas frágiles, necesitadas, especialmente con aquellas que sufrían soledad”.

Por otra parte, Monseñor López Llorente ha glosado la figura de la santa para que, a través de ella, “El Señor nos indique el camino a seguir en nuestra vida como cristianos”. Santa Genoveva Torres Morales nació el 3 de enero de 1870 en Almenara y, al día siguiente, era bautizada. Aquí comenzó a dar los primeros pasos en la fe. Si bien no pudo acudir a la escuela siempre, nunca faltó a la doctrina cristiana, a la catequesis para –poco a poco- encontrarse con El Señor. Quedó huérfana de padre cuando tenía un año y de madre cuando tenía 8, por lo que tuvo que coger las riendas de su casa con su hermano. A los 12 años tuvo la fatalidad de que le amputaran una pierna. Pero todo ello no fue obstáculo, más bien al contrario, para que fuera configurándose en Cristo crucificado en la cruz. Más tarde fue a Valencia, a la Casa de la Misericordia, donde surgió su vocación religiosa; pero dadas sus limitaciones no fue acogida.

El coro que acompaño con sus cantos la celebración de la Santa Misa

Dios, sin embargo, tiene sus caminos y quiso que al acoger a dos personas viudas, que sufrían la soledad, fuera surgiendo el Instituto de las Hermanas del Sagrado Corazón y de los Santos Ángeles. Una realidad que fue creciendo hasta extenderse por todo el mundo. Santa Genoveva se trasladó a Zaragoza, donde encomendó su alma al Señor el 5 de enero de 1956. Su fama de santidad hizo que Juan Pablo II la proclamara santa el 4 de mayo de 2003.s

El Obispo de Segorbe-Castellón: “Solo aquellos que están abiertos a Dios son capaces de percibir el misterio de la Navidad”

Monseñor López Llorente celebró la Santa Misa de Nochebuena y de la Natividad de Nuestro Señor en Segorbe y Castellón, respectivamente. La primera de las celebraciones -la Santa Misa de Nochebuena- tuvo lugar el pasado 24 de diciembre en la S.I. Catedral de Segorbe a las 18:00 horas, mientras que ofició la Eucaristía del Día de Navidad en la S.I. Concatedral de Castellón, a las 12:00 horas del mediodía. Leer más

Monseñor López Llorente: “La Virgen de la Esperanza nos da a Cristo, que es nuestra verdadera esperanza”

Monseñor López Llorente ha presidido la Santa Misa de clausura del 375 aniversario de la declaración como patrona de la localidad de Onda de Nuestra Señora de La Esperanza, que tuvo lugar en 1643 por el Papa Urbano VIII. El Obispo de Segorbe-Castellón ha subrayado en su homilía que Jesús es el verdadero protagonista de la Navidad, “el único capaz de saciar de verdad nuestros deseos de felicidad y alegría, que viene a este mundo para cumplir la voluntad del Padre, para sanar nuestros corazones y liberarnos del pecado para que tengamos amor, vida, esperanza, luz y fraternidad. Jesús es la fuerza que nos da esperanza para seguir caminando. Todo el que cree en Él, Dios les da el poder de ser hijo suyo”.

Leer más

Monseñor López Llorente celebrará la Santa Misa de Nochebuena y Navidad en Segorbe y Castellón

D. Casimiro López Llorente oficiará los próximos días 24 y 25 de diciembre la Santa Misa de Nochebuena  y de la Natividad de Nuestro Señor en Segorbe y Castellón. La primera de las celebraciones -la Santa Misa de Nochebuena- tendrá lugar en la S.I. Catedral de Segorbe a las 18:00 horas. Posteriormente, el señor Obispo se trasladará a la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados en Castellón para celebrar también, a las 20:30 horas, la Eucaristía.

Finalmente, el 25 de diciembre, día del nacimiento del Niño-Dios, Monseñor López Llorente oficiará la Santa Misa del Día de Navidad en la S.I. Concatedral de Castellón a las 12:00 horas del mediodía.

El Obispo de Segorbe-Castellón felicita la Navidad a los sacerdotes y delegaciones diocesanas en Castellón

Monseñor López Llorente ha felicitado las próximas fiestas de Navidad a numerosos sacerdotes de nuestra diócesis, así como a diversas delegaciones y entidades de nuestra provincia eclesiástica. El Obispo ha centrado el parlamento que ha dirigido a los presentes en dos desafíos: La transmisión de la fe a los hijos con la implicación de los padres y el mantenimiento de los pilares que sustentan una sociedad cristiana: Jerusalén, como garante de la Fe, Atenas como la civilización de la razón y Roma, como representante de la ley y el derecho. Leer más

Monseñor López Llorente felicita la Navidad a diversas entidades de la capital del Alto Palancia

Monseñor López Llorente ha felicitado las próximas fiestas de Navidad a diversas entidades y colectivos de la ciudad de Segorbe. El Obispo ha comenzado la jornada visitando los dos colegios diocesanos de la localidad –el colegio Seminario y La Milagrosa- y ha compartido la Buena Noticia del próximo Nacimiento del Niño Dios con los directores titulares y docentes, el claustro de profesores, los alumnos de todas las etapas y miembros de las AMPA de ambos centros docentes. Leer más