Los seminaristas estudiantes de homilética aprenden sobre los medios de comunicación social

Dentro de su formación, los seminaristas siguen asignaturas que los preparan de manera muy concreta a su futuro ministerio pastoral. Entre ellas está la de homilética. En el CSET Mater Dei la imparte Juan Carlos Vizoso, y enseña el ejercicio  del ministerio de la palabra ante la comunidad de fieles. Este jueves, 26 de noviembre, han tenido una sesión especial: la clase ha sido impartida por un miembro de la Delegación de Medios de Comunicación Social.

Leer más

El Obispo instituye tres lectores en el Redemptoris Mater pidiéndoles que antes de proclamadores sean oyentes de la Palabra

Ayer por la tarde, jueves 25 de noviembre, D. Casimiro López Llorente, instituyó lectores en Bechí a Wilson González, David Vázquez y Jae Kong Albino Hong, seminaristas del Redemptoris Mater. El Obispo explicaba que poder proclamar la Palabra de Dios es un honor, pero también un compromiso de ser verdaderos servidores de la Palabra de Dios: por eso, “antes de ser proclamadores de la Palabra debéis ser oyentes de la Palabra”, recomendó durante la homilía.

Leer más

El día que nuestros hijos decidieron ser seminaristas

El 8 de diciembre se celebrará el Día del Seminario, que se tuvo que suspender el 19 de marzo a causa del confinamiento. Con esta entrevista, comenzamos a prepararlo.

Nuria Escrihuela, madre de dos seminaristas

Nuria está casada con Enric, “quien nos conoce sabe que vamos juntos a todos lados. Somos así y quizás aquí empieza esta historia”. Tienen cuatro hijos.  El mayor se casó el invierno pasado y están esperando un nieto. Pero también tienen dos hijos seminaristas. Son Isaac, que está en el Seminario Mayor Mater Dei, y Joan, en el Seminario Menor. Y Miriam, “en casa echando mucho de menos a sus hermanos”. Viven en el barrio de la parroquia de Santo Tomás de Villanueva, en Castellón.

¿Qué sientes al ver a Isaac y a Joan en el seminario?

En primer lugar tengo que aclarar que Isaac está en el segundo año de seminario, tras dos años de discernimiento, mientras empezó sus estudios en Pamplona.  Joan está en el Seminario Menor, estudiando 2º de Bachillerato. Es un tiempo de discernimiento de la vocación, en  un ambiente que acompaña, pero abierto a lo que el Señor pueda suscitar. Que estén en el seminario es un regalo, porque tienen una gran oportunidad de estar cerca del Señor, ponerse a la escucha de su Palabra y su voluntad, desde la libertad de los hijos de Dios. Para mí lo más importante es que sean “…en estos tiempos recios…amigos fuertes de Dios” (Sta. Teresa de Jesús).

¿Cuándo descubriste la vocación de tus hijos?

Vocación tenemos todos, todos somos llamados por Dios a una misión en la Iglesia. Isaac nos comunicó su inquietud vocacional cuando estudiaba 2º de Bachiller y volvió de una peregrinación a Roma (UNIV). Recibimos la noticia con alegría y sorpresa ya que en esta época  andaba bastante despistado y adolescente.

Joan siempre ha sido más sensible a las “cosas de Dios”, pero el que fuera al Seminario Menor a acabar sus estudios fue una decisión familiar en la que él estuvo de acuerdo. Creo que todos los chavales  deberían tener la oportunidad de pasar por un seminario menor en el que poder estar abierto y a la escucha del Señor, ese acercarse tanto a Dios que puedas conocer  su voluntad  mientras recibes una formación cristiana y un acercamiento a los sacramentos. Creo que muchos más jóvenes descubrirían la llamada de  Dios al sacerdocio y también a formar familias bien cimentadas en la Palabra de Dios y los sacramentos.

¿Cómo vives la entrega de tus hijos a la Iglesia?

Para nosotros es importante ser hijos de la Iglesia, en familia, porque así lo hemos vivido desde nuestras familias de origen. En armonía y respeto unos estados de vida con otros. Todos somos importantes y un regalo unos para otros.

¿Crees que la familia ha tenido algo que ver en esta decisión?

Creo que el Señor es capaz de sacar vocaciones de donde Él quiera, y de hecho conocemos vocaciones de chicos que no han tenido una experiencia de Dios en familia. Pero también creo que, a veces, se puede preparar el camino y es lo que hemos intentado hacer mi esposo y yo, con aciertos y errores y con la ayuda de Dios. Desde que han nacido hemos intentado transmitir la Palabra del Señor y esta ha sido el centro de nuestro hogar. Desde muy pequeños Enric les ha narrado la historia del Pueblo de Dios y el Evangelio, y al acabar les deba una cucharadita de miel con las palabras “La Paraula de Déu és tan dolça com la mel”, y con estas palabras y una bendición se iban a dormir.

¿Qué significa para la familia tener dos hijos seminaristas?

El seminario es para nosotros una ayuda importante para que nuestros hijos crezcan en la fe. Creemos que hay un momento en que es bueno salir de la casa paterna para poder crecer. El nido se queda pequeño y hay que empezar a volar.

¿Qué le dirías a una madre a la que su hijo le dice que se quiere ir al Seminario?

Yo creo que ser seminarista es una puerta abierta al sacerdocio, si es esa la voluntad de Dios,  y una entrega total a la Iglesia. Aunque no la única. Si un día llegan al sacerdocio estaremos felices, pero si en el camino de discernimiento se ve que es otra su vocación también estaremos felices. Lo más importante es que vivan su vocación bautismal y ahí todos somos profetas, reyes y sacerdotes.

El Obispo, D. Casimiro, pide a los seminaristas que se formen como pastores para “dar la vida por las ovejas, conocerlas y amarlas”

En la tarde de ayer, nuestro Obispo, D. Casimiro López Llorente, visitó a los seminaristas diocesanos. Se trataba de la primera visita del curso, en la que presidió la celebración de la Eucaristía en el Mater Dei, y presentó el Plan de Formación de Sacerdotes. En total acudieron 26 seminaristas pertenecientes al Seminario Mayor y Menor Mater Dei, así como al Redemptoris Mater, junto a sus respectivos rectores.

En la homilía, D. Casimiro pidió la fuerza del Espíritu Santo ante el inicio de curso, “estamos comenzando un nuevo curso en el seminario, y lo hacemos pidiendo la fuerza del Espíritu para que nos acompañe a pesar de las incertidumbres que pueda haber por la pandemia”.

Un nuevo curso es un tiempo de gracia, un don, les decía, “que Dios os concede, en este caso para discernir y madurar si la vocación a la que os llama el Señor es la de ser sacerdotes, como discípulos, como pastores y como misioneros”.

“¿Qué es el seminario?”, les preguntaba, “es un tiempo para encontrarse con el Señor, para discernir si os llama a servir como pastores, y si es así para madurar y formarse para ello”, a la vez que recordaba las características del Buen Pastor, “dar la vida por las ovejas, conocerlas, amarlas, e ir en busca de aquellas que, o se han alejado o no han escuchado todavía el Evangelio del Señor”.

Todo sacerdote, todo seminarista, todo cristiano, añadía, “debe poner en el centro de su vida el amor de Dios que se nos ofrece, y que llega a nosotros en su Hijo Jesucristo, que es lo que al final queda, es lo más grande de todo”.

En este sentido, hablando de la vocación, explicaba que “es un don gratuito del amor de Dios”, recordando que “nuestra vida ha de ser una respuesta permanente al amor recibido de Dios”, y “acoger la vocación es responder con generosidad a este amor que hemos recibido”.

Plan de Formación Sacerdotal

Tras la Misa, el Obispo, D. Casimiro, les ha presentado el “Plan de Formación Sacerdotal, Normas y Orientaciones para la Iglesia en España”, con el que los seminaristas, de la mano de sus rectores y formadores, trabajarán los fundamentos de la formación: la dimensión humana, la espiritual, la intelectual y la pastoral.

Sábado 12 de septiembre, ordenación sacerdotal de Jesús Chávez

El sábado 12 de septiembre, a las 12h, la Concatedral de Santa María de Castellón acogerá la ordenación de Jesús Andrés Chávez Sáenz, un nuevo sacerdote para la Iglesia de Segorbe-Castellón. Tiene 28 años y es natural de San Pedro Sula, Honduras. Es el segundo de cinco hermanos nacidos, “además de otros dos que están en el Cielo”. Sus padres son Jesús Antonio Chávez Yacamán y Miriam Lucía Sáenz Morán. En esta entrevista explica su recorrido y cómo se prepara a acoger el don del sacerdocio ministerial.

Todos tenemos una vocación en la vida, ¿cómo supiste que la tuya era el sacerdocio?

Yo sentí la llamada del Señor a seguirle en esta vocación concreta del sacerdocio en un encuentro vocacional en agosto del 2010 en San Salvador. Al poco tiempo ingresé en el seminario Redemptoris Mater de Castellón, y es ahí, donde el Señor mismo, a través de la ayuda y el seguimiento de mis formadores y también gracias a distintos acontecimientos, me ha ido confirmando que este era el camino que había elegido para mi santificación y felicidad.

Leer más

El claustro del CSET Mater Dei valora positivamente el curso a pesar de las incidencias del confinamiento

Nunca el Centro Superior de Estudios Teológicos (CSET) Mater Dei había pasado un curso como este. El confinamiento cogió a algunos seminaristas fuera de la Diócesis, y la docencia se tuvo que adaptar con urgencia a una metodología no presencial. A pesar de todo, los profesores han valorado positivamente el desarrollo de las clases. Esta mañana se ha celebrado el claustro conclusivo presidido por el Obispo. D. Casimiro López Llorente ha destacado que la pandemia ha despertado preguntas profundas en algunas personas, y ha animado a los sacerdotes a estar cercanos de la gente.

Leer más

El Obispo se reúne con los seminaristas tras el confinamiento

En la tarde de ayer, el Obispo, D. Casimiro López Llorente, se reunió por primera vez después del confinamiento, con algunos seminaristas de los Seminarios Diocesanos Mayor y Menor Mater Dei, de los que ha estado muy pendiente en todo momento.

Cabe recordar que cinco de los jóvenes del seminario mayor y cinco del menor han estado viviendo juntos en el seminario durante todas estas semanas de confinamiento, combinando la formación humana e intelectual con la espiritual.

D. Casimiro celebró la Eucaristía junto a ellos y los rectores, Juan Carlos Vizoso y José Antonio Morales, en la que agradeció a Dios que los seminaristas hubieran vivido todas estas semanas como una bendición, ya que en ellos se ha dado un verdadero crecimiento humano, en la fe, en comunidad, ya que han compartido tiempo, ratos de deporte y de servicio en el seminario, y también un crecimiento académico, pues han podido mantener y aprovechar las rutinas de estudio.

Por otra parte, y a raíz de la primera lectura del día (2 Tim 1, 1-3.6-12), en la que San Pablo escribe a Timoteo, por quien ora de noche y de día, y aconsejándole que reavive el don que recibe de Dios, el Obispo también pidió para que en estos jóvenes se diese continuamente este “reavivar la vocación” con intensidad desde Dios y vinculados a Cristo, que es el camino, la verdad y la vida.

 

Familiares y benefactores se reencuentran con los seminaristas del Mater Dei

Aprovechando las disposiciones sanitarias que permiten retomar la participación del pueblo en las celebraciones eucarísticas respetando un tercio del aforo, los seminarios mayor y menor Mater Dei compartieron con familiares y benefactores la Misa del domingo pasado. El rector del mayor, Juan Carlos Vizoso, ha declarado que fue un acto en el que se percibió “mucha paz, alegría y deseo de vivir la fe” después de dos meses de confinamiento.

Leer más

Continúa la formación espiritual, humana e intelectual, adaptada a las circunstancias; en los seminarios diocesanos

Las circunstancias actuales han obligado a cambiar las formas de vida en muchos aspectos y uno de ellos ha sido el de la educación. Ha tocado “reinventarse” y adaptarse a las situaciones. Y al igual que miles de estudiantes de todo el país, así lo han hecho también los seminaristas que se preparan para dedicarse –en un futuro- al cuidado de las almas y al servicio de la Iglesia, a ejemplo de Jesucristo, el Buen Pastor.

Algunos de ellos siguen viviendo este tiempo de confinamiento en sus respectivos seminarios diocesanos, combinando la formación humana e intelectual, con la espiritual. “Al principio de la crisis se les ofreció la posibilidad a los seminaristas de quedarse aquí y cinco de los jóvenes del seminario mayor y cinco del menor optaron por no marchar a sus casas”, señala Juan Carlos Vizoso, rector del Seminario Mayor Diocesano “Mater Dei” de Castellón. Y añade: “hemos intentado a lo largo de estas semanas tener un horario parecido al de la rutina normal. Los jóvenes del menor han tenido momentos diferentes a los del mayor pero hemos coincido en la eucaristía de cada día”.

Juan Carlos es consciente de que “a pesar de la dureza del momento que nos ha tocado vivir ha sido una Gracia el poder estar aquí. Entre otras razones porque hemos tenido la oportunidad de vivirlo a nivel espiritual de una forma muy profunda, especialmente en lo que se refiere a la Semana Santa”. Y valora también la importancia de los momentos compartidos en fraternidad, como pequeña comunidad pero no por eso menos importante: “tanto los jóvenes del seminario menor como los del mayor hemos podido pasar más tiempo juntos y eso ha permitido que ellos hayan podido también implicarse más en las labores ordinarias”. No podemos tampoco olvidar el aspecto intelectual de los seminaristas, que gracias a un canal de Youtube ha tenido su continuidad con las explicaciones de los profesores. Y por supuesto, el deporte, plato estrella de las tardes para practicar en comunidad y desde la prudencia.

En la misma línea apunta el rector del Seminario Menor de Castellón, José Antonio Morales que define este tiempo de confinamiento como “una prolongación de la formación” y remarca que “estamos viviendo como una auténtica familia en la fe”. “Los padres han permitido y querido voluntariamente que sus hijos estuvieran aquí en el seminario menor, durante este tiempo de alarma, en vez de tenerlos en su casa, aun conscientes de que no saben cuándo volverán a verlos”, puntualiza José Antonio. Un gesto que demuestra la confianza de los padres con respecto a los formadores y que muestra que ellos ante todo “quieren que sus hijos estén cerca del Señor”. El rector de las vocaciones más jóvenes del centro está más que seguro de que “esta circunstancia también les ha ayudado a centrarse más espiritualmente, académicamente, humanamente y comunitariamente”. Y concluye: “ahora ellos tienen que encargarse de todas las actividades que realizaba el personal de limpieza. El propio aseo de la habitación e incluso tareas de cocinar y fregar platos”.

 

Por otra parte, Pablo Vela, rector del Seminario Mayor Diocesano Internacional y misionero “Redemptoris Mater” comenta que “nuestros seminaristas tenían unos días de descanso en sus casas, con motivo de la Magdalena y toda esta situación les pilló ya fuera de la diócesis y ha sido ahora cuando están incorporándose de nuevo”. Una situación completamente distinta a la del Seminario “Mater Dei”. Aun así desde sus respectivos lugares “han continuado con la vida espiritual y la formación requerida en este momento”, añade Pablo Vela. El también rector del Real Seminario Conciliar de la Santísima Trinidad de Segorbe manifiesta que “en el mismo no hay internos pero el alumnado del colegio está siguiendo un servicio online de formación y luego un seguimiento y acompañamiento –del que ya se informó en esta web- que se extiende también a las familias, por parte del profesorado y de la directiva”.  A su vez indica que “por las dimensiones del colegio me he limitado a hacer un acompañamiento a través de los profesores y desde ellos, a los alumnos”.

SOLIDARIDAD DESDE “EL SEMILLERO” DE LA DIÓCESIS

Cabe recordar el compromiso solidario –también publicado en nuestra web- del Seminario “Mater Dei” de Castellón en la entrega de camas para el albergue suplementario del polideportivo Castalia, por iniciativa de nuestro Obispo, Casimiro López Llorente. En un gesto en el que colaboraron los seminaristas ayudando en el traslado de todo el material.

La Jornada de Oración por las Vocaciones estuvo muy presente en el sentir del seminario y de los seminaristas así como de sus formadores. Y aunque éstas son algunas de las acciones importantes también se suman otras, a considerar, como la retransmisión cada día de la eucaristía con los seminaristas a través de un canal abierto y público en Youtube, donde también se pueden seguir las clases impartidas por algunos profesores –que dicho sea de paso, tienen bastantes seguidores-. Además, también se cuelgan por el Facebook abierto del colegio y en canal público de Youtube, las oraciones tanto de secundaria como los oratorios de Primaria.

El Día del Seminario se traslada al 8 de diciembre

Los rectores de los tres seminarios de diocesanos, Seminario mayor y menor Mater Dei y Redemptoris Mater, han anunciado el nuevo traslado del Día del Seminario al próximo 8 de diciembre. Juan Carlos Vizoso, José Antonio Morales y Pablo Vela, respectivamente, aseguran que “estos tiempos inciertos llevarán a muchos a plantearse en profundidad sus vidas y podrán encontrar las respuestas en Cristo”. Por ello invitan a acompañar esa búsqueda con la oración.

Leer más