Continúa la formación espiritual, humana e intelectual, adaptada a las circunstancias; en los seminarios diocesanos

Las circunstancias actuales han obligado a cambiar las formas de vida en muchos aspectos y uno de ellos ha sido el de la educación. Ha tocado “reinventarse” y adaptarse a las situaciones. Y al igual que miles de estudiantes de todo el país, así lo han hecho también los seminaristas que se preparan para dedicarse –en un futuro- al cuidado de las almas y al servicio de la Iglesia, a ejemplo de Jesucristo, el Buen Pastor.

Algunos de ellos siguen viviendo este tiempo de confinamiento en sus respectivos seminarios diocesanos, combinando la formación humana e intelectual, con la espiritual. “Al principio de la crisis se les ofreció la posibilidad a los seminaristas de quedarse aquí y cinco de los jóvenes del seminario mayor y cinco del menor optaron por no marchar a sus casas”, señala Juan Carlos Vizoso, rector del Seminario Mayor Diocesano “Mater Dei” de Castellón. Y añade: “hemos intentado a lo largo de estas semanas tener un horario parecido al de la rutina normal. Los jóvenes del menor han tenido momentos diferentes a los del mayor pero hemos coincido en la eucaristía de cada día”.

Juan Carlos es consciente de que “a pesar de la dureza del momento que nos ha tocado vivir ha sido una Gracia el poder estar aquí. Entre otras razones porque hemos tenido la oportunidad de vivirlo a nivel espiritual de una forma muy profunda, especialmente en lo que se refiere a la Semana Santa”. Y valora también la importancia de los momentos compartidos en fraternidad, como pequeña comunidad pero no por eso menos importante: “tanto los jóvenes del seminario menor como los del mayor hemos podido pasar más tiempo juntos y eso ha permitido que ellos hayan podido también implicarse más en las labores ordinarias”. No podemos tampoco olvidar el aspecto intelectual de los seminaristas, que gracias a un canal de Youtube ha tenido su continuidad con las explicaciones de los profesores. Y por supuesto, el deporte, plato estrella de las tardes para practicar en comunidad y desde la prudencia.

En la misma línea apunta el rector del Seminario Menor de Castellón, José Antonio Morales que define este tiempo de confinamiento como “una prolongación de la formación” y remarca que “estamos viviendo como una auténtica familia en la fe”. “Los padres han permitido y querido voluntariamente que sus hijos estuvieran aquí en el seminario menor, durante este tiempo de alarma, en vez de tenerlos en su casa, aun conscientes de que no saben cuándo volverán a verlos”, puntualiza José Antonio. Un gesto que demuestra la confianza de los padres con respecto a los formadores y que muestra que ellos ante todo “quieren que sus hijos estén cerca del Señor”. El rector de las vocaciones más jóvenes del centro está más que seguro de que “esta circunstancia también les ha ayudado a centrarse más espiritualmente, académicamente, humanamente y comunitariamente”. Y concluye: “ahora ellos tienen que encargarse de todas las actividades que realizaba el personal de limpieza. El propio aseo de la habitación e incluso tareas de cocinar y fregar platos”.

 

Por otra parte, Pablo Vela, rector del Seminario Mayor Diocesano Internacional y misionero “Redemptoris Mater” comenta que “nuestros seminaristas tenían unos días de descanso en sus casas, con motivo de la Magdalena y toda esta situación les pilló ya fuera de la diócesis y ha sido ahora cuando están incorporándose de nuevo”. Una situación completamente distinta a la del Seminario “Mater Dei”. Aun así desde sus respectivos lugares “han continuado con la vida espiritual y la formación requerida en este momento”, añade Pablo Vela. El también rector del Real Seminario Conciliar de la Santísima Trinidad de Segorbe manifiesta que “en el mismo no hay internos pero el alumnado del colegio está siguiendo un servicio online de formación y luego un seguimiento y acompañamiento –del que ya se informó en esta web- que se extiende también a las familias, por parte del profesorado y de la directiva”.  A su vez indica que “por las dimensiones del colegio me he limitado a hacer un acompañamiento a través de los profesores y desde ellos, a los alumnos”.

SOLIDARIDAD DESDE “EL SEMILLERO” DE LA DIÓCESIS

Cabe recordar el compromiso solidario –también publicado en nuestra web- del Seminario “Mater Dei” de Castellón en la entrega de camas para el albergue suplementario del polideportivo Castalia, por iniciativa de nuestro Obispo, Casimiro López Llorente. En un gesto en el que colaboraron los seminaristas ayudando en el traslado de todo el material.

La Jornada de Oración por las Vocaciones estuvo muy presente en el sentir del seminario y de los seminaristas así como de sus formadores. Y aunque éstas son algunas de las acciones importantes también se suman otras, a considerar, como la retransmisión cada día de la eucaristía con los seminaristas a través de un canal abierto y público en Youtube, donde también se pueden seguir las clases impartidas por algunos profesores –que dicho sea de paso, tienen bastantes seguidores-. Además, también se cuelgan por el Facebook abierto del colegio y en canal público de Youtube, las oraciones tanto de secundaria como los oratorios de Primaria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.