Segorbe-Castellón se suma al rezo del Rosario en Fátima y a la consagración de la península a la Virgen

Tras la cadena diocesana de oración ante el coronavirus, que concluyó ayer con la celebración de la Santa Misa, el Obispo de Segorbe-Castellón ha querido agradecer a través de una carta, «de corazón a todos cuantos habéis secundado mi invitación y de un modo u otro os habéis unido a esta iniciativa. Muchísimas gracias. ¡Que Dios os lo pague!».

D. Casimiro López Llorente invita, mediante varias iniciativas, a que sigamos unidos en la oración «al Señor y a la santísima Virgen María por el cese de esta pandemia, por las víctimas, sus familias y los contagiados. La oración, no lo olvidemos, mueve montañas.»

La primera de estas iniciativas es el rezo del Rosario desde la Basílica de Fátima, el próximo miércoles 25 a las 19:30 horas, para orar por las víctimas del coronavirus, sus familias, el personal sanitario y tantas personas que de un modo u otro están trabajando contra el coronavirus o prestan el servicio necesario a la sociedad en estos momentos.

Este acto será presidido por el Obispo de Fátima, el Cardenal António dos Santos Marto, y al finalizar hará la consagración de la Península Ibérica y de sus islas a la Santísima Virgen de Fátima. «El Presidente de la Conferencia Episcopal Española – Juan José Omella Omella – nos invita a todas las diócesis de España a unirnos a este hermoso acto, que podemos seguir a través de COPE y 13TV», indica el Obispo en la carta.

La segunda iniciativa nace del Papa Francisco, que nos invita a rezar juntos el Padrenuestro a las 12 horas del mismo miércoles 25 de marzo. Así lo hizo en el Ángelus de ayer:  “en estos días de prueba, mientras la humanidad tiembla con la amenaza de la pandemia, me gustaría proponer a todos los cristianos que unan sus voces al Cielo. En el día en que muchos cristianos recuerdan el anuncio a la Virgen María de la Encarnación de la Palabra, que el Señor escuche la oración unánime de todos sus discípulos que se preparan para celebrar la victoria de Cristo resucitado”.

Y finalmente, indica D. Casimiro, «el Papa Francisco también nos invita a todos los cristianos a unirnos el viernes 27 de marzo a las 18 horas, a un tiempo de oración, presidido por él, y que concluirá con la bendición Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo). Un gesto excepcional en tiempos de pandemia, ya que esta bendición particular, que confiere indulgencia plenaria, se da tradicionalmente en Navidad y Pascua». Este último acto podrá seguirse también por 13TV.

En el Ángelus de ayer, el Papa realizó una invitación a “participar espiritualmente a través de los medios de comunicación. Escucharemos la Palabra de Dios, elevaremos nuestra súplica, adoraremos al Santísimo Sacramento, con el que daré al final la bendición Urbi et Orbi”. “Queremos responder –dijo el Papa- a la pandemia del virus con la universalidad de la oración, de la compasión, de la ternura.  Mantengámonos unidos. Hagamos sentir nuestra cercanía a las personas solas y a los más probados”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.