Decreto que declara precepto la fiesta de San Vicente Ferrer el 29 de abril de 2019

DECRETO

POR EL QUE SE DECLARA PRECEPTO, EN LAS DIÓCESIS DE VALENCIA, ORIHUELA-ALICANTE Y SEGORBE-CASTELLÓN, LA FIESTA DE SAN VICENTE FERRER, PATRÓN DE LA COMUNITAT VALENCIANA, EL LUNES 29 DE ABRIL DE 2019

 

Los Obispos de las Diócesis en las que todo su territorio está en la Comunidad Valenciana, a saber: El Emmo. y Rvdmo. D. Antonio Cardenal Cañizares Llovera, Arzobispo Metropolitano de Valencia, el Excmo. y Rvdmo. D. Jesús Murgui Soriano, Obispo de Orihuela-Alicante y el Excmo. y Rvdmo. D. Casimiro López Llorente, Obispo de Segorbe-Castellón, valoramos la enorme importancia que la devoción a san Vicente Ferrer, patrono de la Comunidad Valenciana, tiene para nuestras respectivas Diócesis.

Se cumple el VI centenario de la muerte de nuestro gran san Vicente Ferrer que es uno de los santos más vivos. En la memoria y piedad popular, es el santo que ha dejado una huella más profunda en nuestra historia y en la vida valenciana; son muchos los pueblos que conservan el fuerte recuerdo de su paso, de su predicación, de sus milagros; y no pocas, las instituciones que llevan su nombre, perpetuando así su legado. San Vicente Ferrer fue ante todo un trabajador incansable en el anuncio del Evangelio, a tiempo y destiempo. Lo vemos en su iconografía, con su dedo índice en alto apuntando al cielo, a Dios, con los evangelios en la otra mano, esto es, al servicio de la difusión del Evangelio, que supo hacer llegar al corazón de las gentes con un lenguaje sencillo, con verdadero ardor, que penetraba el corazón del pueblo anhelante de la alegría del Evangelio en un momento de incertidumbre, de relativismo y de relajación de costumbres. Para nosotros, que sentimos la urgencia y la necesidad de una nueva evangelización de nuestras viejas tierras europeas de cristiandad y de reconstrucción humana y cristiana del viejo continente, san Vicente constituye un punto de referencia, un estímulo constante para llevar a cabo la misión que él llevó, y que, desde el Concilio Vaticano II hasta nuestros días, tanto nos está urgiendo el Señor.

Con motivo del sexto Centenario de la muerte de san Vicente Ferrer, la Penitenciaría Apostólica ha declarado un Año Santo Jubilar Vicentino, que comenzó el 9 de abril de 2018 y que será clausurado el 29 de abril de 2019.

En virtud de las facultades que nos otorga el canon  1244 §2 del Código de Derecho Canónico,

DECRETAMOS:

Que en las Diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante y Segorbe-Castellón, se celebre la fiesta de San Vicente Ferrer, el lunes 29 de abril de 2019, como de precepto, con las obligaciones establecidas por la Iglesia en las fiestas de guardar. Los párrocos y rectores de iglesias procurarán ofrecer a los fieles un horario de misas para que puedan participar en dicha fiesta de precepto.

Dado en Valencia, el 12 de febrero de 2019.

Antonio, Card. Cañizares Llovera, Arzobispo de Valencia. Jesús Murgui Soriano, Obispo de Orihuela-Alicante. Casimiro López Llorente, Obispo de Segorbe-Castellón.

Por mandato de sus Excelencias Reverendísimas. Vicente Fontestad Pastor. Vice-Secretario de la Provincia Eclesiástica.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.