El Obispo de Segorbe-Castellón invoca la protección de la Mare de Déu de Lledó el día grande de su fiesta

Monseñor López Llorente presidió la solemne Misa Pontifical en la Basílica de Nuestra Señora del Lledó, el día grande de su fiesta. El Obispo de Segorbe-Castellón invocó en la homilía su protección maternal: “a sus pies podemos acallar nuestras penas y mostrarle nuestras alegrías, en su regazo encontramos consuelo maternal y bajo su protección encontramos el aliento necesario para seguir caminando como cristianos discípulos misioneros del Señor. María es siempre la Madre buena que nos espera y acoge, que siempre tiene en sus labios la palabra oportuna o el silencio elocuente. En verdad: necesitamos su palabra, su aliento y su ejemplo en nuestro peregrinaje terrenal”, manifestó.

Don Casimiro destacó que María nos ofrece y nos lleva a su Hijo. “Su deseo más ferviente es llevarnos al encuentro con Cristo Jesús para que se avive y afiance nuestra fe, para que se renueve nuestra vida cristiana. Ella no deja nunca de decirnos: ‘Haced lo que Él os diga’ (Jn 2,5). Ella, la oyente de la Palabra y la esclava del Señor, nos enseña a escuchar y acoger la Palabra de Dios que acabamos de proclamar. De la riqueza de la Palabra proclamada esta mañana, nos vamos a fijar en tres palabras: anunciar, dar testimonio, adorar”.

Puedes seguir leyendo la homilía del Obispo de Segorbe-Castellón pinchando en este enlace: Mare de Déu del Lledó – 2019

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.