Católicos y ortodoxos rumanos rezan juntos en el templo más antiguo de Torreblanca

Se repite Torreblanca. Cambia el escenario. El Octavario de Oración por la Unidad de los Cristianos ha comenzado este jueves 18 de enero con una vigilia de oración. Como el año pasado, los anfitriones ha sido la comunidad católica de San Bartolomé. Pero el acto se ha realizado en la iglesia de San Francisco, en la antigua fortaleza origen de la villa.

 

Del mismo modo, la oración entre católicos y ortodoxos rumanos remontaba a la unidad de la fe. “Vemos en la decoración de esta celebración la cruz, la Palabra de Dios y el cirio pascual. Son tres elementos comunes que nos unen”, aseguraba en la bienvenida D. Nuno Carvalho, Delegado Diocesano de Ecumenismo.

El Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de las Iglesias han escogido como lema para este año el versículo de Ex 15,16: “Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder”, en referencia a la experiencia evangelizadora del Caribe, muy ligada lamentablemente a la esclavitud. Este anhelo de libertad y justicia se ha expresado en las peticiones hechas durante la vigilia de Torreblanca.

 

Calendario de celebraciones

El próximo primer acto será el domingo 21 en la parroquia ortodoxa de San Nicolás en Castellón, a las 12:30h. La clausura se realizará en la parroquia de Santo Tomás de Villanueva de Benicasim el jueves 25 a las 19:30h. Han confirmado su presencia Mons. Casimiro López Llorente, los párrocos ortodoxos rumanos de Castellón y Vila-real, un sacerdote ortodoxo ruso que celebra mensualmente la Divina Liturgia en Cabanes y una representación de las confesiones protestantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.