El Delegado de Familia invita a recibir el mensaje del Encuentro Mundial

Durante esta semana Dublín acoge el IX Encuentro Mundial de las Familias, que tiene por lema “El Evangelio de la Familia: Alegría para el Mundo”. El Papa Francisco lo concluirá este fin de semana. El Delegado Diocesano de Familia y Vida, D. Luis Oliver, invita a los fieles a seguir este Evento por los diversos medios de que dispone la Iglesia: “Es importante recibirlo porque el Santo Padre no hablará solo a los que están en Dublín, sino a todas las familias”. En un videomensaje previo a su visita, Francisco adelanta que estas jornadas son una “celebración de la belleza del plan de Dios sobre la familia”, y desea que sean “fuente de renovación y ánimo” para todos.

El Papa hace mención de las familias que viven “con esfuerzo para encarnar el amor fiel, hacer crecer los hijos en valoras sanos, y ser en la sociedad semilla de bondad, amor y respeto mutuo”. Francisco recuerda el lugar esencial de la familia en la sociedad y en la construcción de un futuro mejor para los jóvenes, y pide oración “para que este encuentro sea un momento de alegría y serenidad, una caricia del tierno amos de Jesús para todas las familias”.

Luis Oliver espera que el Santo Padre transmita este fin de semana “un mensaje de esperanza, porque es conocedor de las dificultades por las que pasa la familia desde el punto de vista de la fe, moral, de educación de los hijos o materiales, y que necesita el impulso de la madre que es la Iglesia”. El Delegado Diocesano de Pastoral Familiar está convencido que el mensaje del Evangelio de la Familia también puede llegar a aquellos que “por falta de comprensión de su contenido se han alejado de la Iglesia”, y anima a vivir este encuentro desde la oración.

El Encuentro comenzó el martes 21 con un congreso. La participación del Papa está prevista desde el sábado, cuando se celebrará un festival. Este evento tendrá el formato de un concierto donde, en un ambiente de alegría, reflexión y oración, familias de todos los continentes compartirán historias personales de fe. El domingo se concluirá con una Eucaristía.

Una iniciativa de San Juan Pablo II

Los Encuentros Mundiales de las Familias se iniciaron en 1994, cuando el Papa San Juan Pablo II solicitó al Pontificio Consejo para la Familia (actualmente parte del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida) establecer un evento internacional de oración, catequesis y celebración. La finalidad del evento sería congregar a participantes de todo el mundo, contribuir a consolidar los lazos entre las familias y dar testimonio sobre la importancia vital del matrimonio y la familia para la sociedad en su conjunto. Se celebra cada tres años, y en 2006 se celebró en Valencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.