“La Virgen del Lledó es la referencia de una identidad de Castellón, de una tradición viva y de una estima muy grande”

Miguel Abril, prior de la Real Cofradía de Nuestra Señora del Lledó

En los nombramientos del mes de julio, D. Casimiro López Llorente designó a Miguel Abril, párroco de la Sagrada Familia de Castellón y Vicario de Pastoral, como nuevo prior de la Real Cofradía de Nuestra Señora del Lledó, tomando el relevo de la labor realizada durante muchos años por Ignacio Pérez de Heredia. La devoción a la Mare de Déu, la lleva inscrita por tradición familiar desde pequeño.

– Hijo de Castellón, ¿quien es para usted la Virgen del Lledó?

– Para mi, la Mare de Déu del Lledó no es solo la patrona, sino también la Madre de Jesús a la que desde pequeño acudía muchas veces a visitarla. Sobre todo me impactó mucho cuando acompañaba a mi padre en la Schola Cantorum durante las fiestas; se cantaban los gozos y algún año de niño acompañé desde el coro la entrada y salida de la Mare de Déu. He vivido la devoción tan grande que tenían los abuelos y padres, una devoción vivida entrañablemente en el día a día, desde la familia y la parroquia. Siendo seminarista, también quise expresar la devoción a la Mare de Déu componiendo una poesía que presenté al certamen literario de la Flor Natural de Nuestra Señora. Creo que era 1989, ¡y lo gané!.

Escucha la entrevista en El Espejo del 31 de julio AQUÍ.

¿Qué relevancia tiene una institución como la Cofradía en la sociedad civil de Castellón?

– La importancia de la Cofradía viene por la importancia de la Mare de Déu: Ella es la referencia de una identidad de Castellón, de una tradición viva y de una estima muy grande. La importancia de la Cofradía está referida a esta fuente de amor y luz que es la Patrona. Por eso, más que hacer actos, se trata de una devoción que se hace vida.

– ¿Qué labor de evangelización y caridad se puede realizar desde la Cofradía?

– Evidentemente toda cofradía tiene una dimensión social de ayuda y de obras de caridad. Y junto con esto está el apostolado y la evangelización, vinculados a la pastoral de la Diócesis y su programación pastoral. En concreto este año que viene, que será el tema de la caridad que nos lleva a la justicia social. Una de las misiones fundamentales de la cofradía es el apostolado en la formación de los cofrades, dar a conocer la devoción y transmitirla a las nuevas generaciones.

– ¿Qué pide a la Mare de Déu del Lledó para la ciudad y todos los devotos en este tiempo de pandemia y crisis social y sanitaria?

– Pediría a la Mare de Déu que a través de la Cofradía seamos vínculo de comunión y solidaridad para actuar ante la pandemia humanitaria y social. Debemos ser más conscientes que tenemos que estar juntos, ser Iglesia al servicio de los más pobres y familias más necesitadas. En este sentido Lledó, al ser un referente de Castellón, tiene que enraizarse desde la devoción de la Mare de Déu, concretando en cada parroquia y familia, a través de las cáritas, la ayuda a la gente necesitada. Y que la intercesión de Nuestra Señora del Lledó nos ayude a sentirnos familia ante todas las dificultades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.