El I Encuentro Diocesano de Liturgia pone las bases para nuevas formaciones

Con ganas de más. Así se han quedado las cerca de 80 personas que han participado este sábado en el I Encuentro Diocesano de Liturgia. Contando con la experiencia de los dos días precedentes de formación sacerdotal con el mismo ponente, Mons. Casimiro López Llorente ya avisaba al inicio de la jornada que “no se arrepentirían”. El delegado para la liturgia, D. Antonio Sanfélix, ha adelantado en la pausa que “este es el primer paso para repetir el año que viene. También pensamos en ofrecer desde la Delegación acompañamiento y formación a las parroquias”.

El tema del encuentro han sido los equipos de liturgia. El ponente, D. Manuel González, lo ha definido como un servicio muy necesario, formado por un grupo de cristianos que asumen y ejercitan con responsabilidad vocacional el objetivo de interpelar a los fieles para hacer un encuentro con Dios. “De esta jornada quisiera que al menos se queden con esto: la liturgia es celebrar la resurrección de Jesucristo, que se hace presente salvándome en la celebración”, afirmaba.

Cualidades de los miembros del equipo de liturgia

El sacerdote de una parroquia explicaba que había venido con una quincena de personas y la intención de constituir un grupo y atraer a nuevos participantes. D. Manuel González listaba las cualidades de los candidatos: gente con espíritu de servicio y de comunión, con capacidad para animar, que conozcan la comunidad cristiana a la que sirven y que tengan ganas de mejorar la calidad. Y concluía animando a seguir formándose a nivel teórico, pero también a partir de la propia experiencia personal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.