Catequistas, profesores cristianos y respeto por los recursos del planeta, intenciones de oración de la CEE y el Papa en septiembre

Con el inicio del mes de septiembre, el martes que viene, la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) presenta nuevas intenciones por las que rezar. La de la Conferencia Episcopal Española (CEE) es por los catequistas y profesores cristianos, “para que tengan siempre presente la importancia de su misión y se formen adecuadamente a fin de que su labor produzca frutos abundantes”. La del Papa, por su parte, dirige su atención al respeto de los recursos del planeta: “Recemos para que los recursos del planeta no sean saqueados, sino que se compartan de manera justa y respetuosa”.

La CEE llama la atención sobre la actividad educativa de la Iglesia. Según la Memoria Anual de actividades de la Iglesia Católica en España 2018, presentada el pasado mes de junio, existen 2.586 centros educativos de inspiración católica que forman a 1.521.196 alumnos, número que ha supuesto un incremento de 24.085 alumnos con respecto a 2017. Particularmente importantes son los 2.455 centros católicos concertados que suponen un ahorro al Estado de 3.531 millones de euros. Además, la asignatura de Religión alcanza los 3.303.193 alumnos inscritos, que es impartida por 34.868 profesores dedicados a esta materia.

La Iglesia Católica suma además 429 centros de educación especial, donde acceden 11.710 alumnos. El 23,3% de alumnos con necesidades educativas especiales estudian en la escuela católica concertada. En el ámbito universitario, son 15 las universidades vinculadas con la Iglesia que reúnen a 115.050 alumnos en grados y postgrados. La Iglesia Católica cuenta también con 331 colegios diocesanos, que forman a los 110.197 estudiantes que asisten a estos centros. La Diócesis de Segorbe-Castellón tiene cuatro colegios diocesanos: El Seminario y la Milagrosa, en Segorbe, el Obispo Pont en Vila-real y el Mater Dei en Castellón.

Justicia y cuidado de la creación

Por otra parte, en la audiencia general del miércoles pasado, 26 de agosto, el Papa Francisco habló una vez más sobre el cuidado de la casa común. En su parlamento advirtió que “la desigualdad social y el degrado ambiental van de la mano y tienen la misma raíz  (cfr. Enc. Laudato si’, 101): la del pecado de querer poseer, de querer dominar a los hermanos y las hermanas, de querer poseer y dominar la naturaleza y al mismo Dios”. Y exhortaba a una “relación de reciprocidad responsable entre nosotros y la naturaleza” que no olvida a los más necesitados: “Es nuestro deber hacer que sus frutos lleguen a todos, no solo a algunos“.

Misión a través de la oración

La misión del Apostolado de la Oración es invitar “a los cristianos, a cada uno en su realidad cotidiana, a hacerse disponibles a la misión de Cristo, a movilizarse a favor de los desafíos que nos plantean la humanidad y la misión de la Iglesia; desafíos que están contenidos en las intenciones de oración que nos propone el Papa cada mes”. Considera “las intenciones del Papa como verdaderos desafíos por los cuales orar y movilizar nuestras vidas” y de este modo resulta “un camino accesible a todos para despertar la capacidad misionera de los católicos“.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.