La fe y piedad de las Hermandades y Cofradías busca formas creativas de expresarse en una Semana Santa sin procesiones

En una Cuaresma normal este domingo 29, a las 18h, las 61 cofradías y asociaciones pasionales de la Diócesis estarían participando en la Procesión diocesana en l’Alcora. Pero esta Cuaresma no es normal, y el acto se ha suspendido siguiendo las medidas de sanidad. Sin embargo, las asociaciones de Semana Santa han desarrollado diversas iniciativas para manifestar una piedad popular que en las actuales circunstancias se convierte en súplica por los enfermos y para el final de la pandemia.

El sábado pasado, 21 de marzo, los tambores de l’Alcora salieron a los balcones a mediodía en un acto de fraternidad: “Esto lo pasamos juntos, intentando animar a unos y otros y compartiendo la fe y la oración”, aseguraba Eva Serrano, presidenta de la cofradía de la Virgen de los Dolores. En esta asociación son más de 500 cofrades, desde los 90 años a dos bebés de pocos días que han nacido en estas semanas de confinamiento.

Con el resto de entidades de Semana Santa de la localidad – la Hermandad del Cristo del Calvario, la Cofradía del Padre Jesús Nuestro Nazareno y la del Dulce Nombre y Purísima Sangre de Cristo – están pensando organizar la tradicional Rompida de la Hora, el viernes santo a las 12h, cada uno desde su casa, para recordar el temblor de tierra en el momento de la muerte de Cristo. Solo en l’ Alcora, pueden ser 400 tambores.

Iniciativas de oración y devoción

Ante la suspensión de procesiones, la fe y devoción de las cofradías y hermandades ha buscado modos creativos de expresar la piedad. La Junta Local de Castellón concluyó el viernes 27 el Quinario de la Sangre, rezado conjuntamente por las cuatro cofradías de la ciudad: La Sangre, Santa María Magdalena, La Hermandad de Paz y Caridad, y la Cofradía del Cristo de Medinaceli.

En Vila-real, la cofradía de la Sangre se ha organizado para rezar dos estaciones del Via Crucis cada semana hasta el Viernes Santo. Todas las de la ciudad se proponen tocar los tambores el próximo domingo de Ramos a las 12h y cuando estaban previstas las procesiones de miércoles y viernes  Santos a las 20h.

Desde la Junta diocesana proponen compartir una representación del misterio pascual: “En Navidad en todos nuestros hogares tenemos un Belén como símbolo del nacimiento de Nuestro Señor. Por qué no durante esta Cuaresma y en las circunstancia que nos encontramos, tener en nuestras casas la representación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús”, propone desde su página de Facebook.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.