Los Reyes de Oriente llegan a Vila-real en una fiesta cargada de solidaridad

Los Reyes de Oriente, Melchor; Gaspar y Baltasar, llegaron a Vila-real en una cabalgata llena de espectáculo, ilusión y solidaridad. El desfile, que ha cumplido 91 años, reunió a miles de personas cantando el ‘tirorí’, una canción popular que sigue muy viva en la localidad y que cada año entonan pequeños y adultos.

La cabalgata arrancaba a las 18.30 horas desde el convento de los Padres Franciscanos –lugar en el que Joventut Antoniana, entidad organizadora, tiene su sede- e hizo su recorrido habitual. El desfile de carrozas relatando la epifanía estuvo acompañado por distintas agrupaciones locales. El punto y final del recorrido tuvo lugar en la Plaza Mayor, donde los reyes realizaron la adoración al niño Jesús antes de dirigir unas palabras a todos los vecinos de la ciudad desde el balcón del Ayuntamiento.

El Rey Baltasar disfrutó en su visita a la localidad de la Plana Baja.

La llegada de los Reyes Magos a Vila-real es una de las tradiciones más arraigadas y una fiesta con fines íntegramente solidarios. Además de la cabalgata, Joventut Antoniana organiza un sistema de visitas con el que las personas que así lo encargan pueden recibir en sus domicilios a Sus Majestades. Y todo lo que se recauda con estas acciones se destina al programa de Atención Primaria que la asociación lleva a cabo a lo largo de todo el año con las familias más necesitadas del entorno de la parroquia de San Francisco de Vila-real.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.