Mascarillas desde el convento de las monjas clarisas de La Vall d´Uixó

La necesidad de mascarillas ha puesto manos a la obra a la comunidad de Hermanas Clarisas del Monasterio de la Divina Providencia de La Vall d´Uixó. Tijera en mano, las religiosas contemplativas ya han elaborado y entregado más de 100 unidades a la prisión de Castellón.

Verónica de Jesús, la Madre Abadesa, explica que ahora mismo, y respondiendo a la petición de ayuda del ayuntamiento de la localidad, se encuentran confeccionando más unidades que irán destinadas a la protección de los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local.

“Hemos querido aportar nuestro granito de arena desde que se decretó el estado de alarma, y llevamos días cosiendo mascarillas para que los presos, el personal de prisiones, y los agentes puedan desarrollar su labor en las mejores condiciones posibles”, decía.

Explica también, que cuando todos los vecinos salen a sus balcones a las 20 h. para aplaudir, ellas se unen a estos aplausos a través de la oración, “y le pedimos a la Virgen que interceda y ayude a los enfermos de coronavirus, sus familiares, los sanitarios, así como a todas aquellas personas que están trabajando para que a los demás no nos falte de nada o por nuestra seguridad”.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.