Monseñor López Llorente: “Si el Estado se arroga el derecho de educar a sus ciudadanos podemos caer en un totalitarismo”

Monseñor López Llorente ha manifestado esta mañana -en el transcurso de la presentación de la campaña #yoelijo, que reclama el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos- que si el Estado se arroga el derecho a educar a sus ciudadanos, suplantando el derecho originario de las familias, podemos caer en un totalitarismo. El Obispo de Segorbe-Castellón ha recordado que el derecho de educar corresponde, en primer lugar, a los padres; “no al Estado, sino a los padres”, ha recalcado. “Es un derecho que la propia Constitución Española reconoce. Es algo propio de los padres educar a sus hijos según sus convicciones religiosas y morales. Y para que ello sea efectivo, se crean varias opciones para que puedan elegir en libertad. El primer pacto educativo lo tenemos en el artículo 27 de la Constitución Española, que fue votada por una inmensa mayoría de los españoles”.

“No se trata solo de la posibilidad –ha continuado Don Casimiro- de elegir entre un colegio de titularidad pública o privada, sino que también los padres puedan educar en sus convicciones. Porque este derecho afecta también a los centros de titularidad pública. El eslogan, escuela única, laica y pública no es constitucional porque no les ofrece a los padres que eligen la pública la posibilidad de educar a sus hijos desde la libertad. La escuela de titularidad pública, por ser publica, tiene que ser conforme a la sociedad, que es plural. Esto hay que conectarlo con el artículo 16 de la Constitución, que obliga al Estado y a todas las instituciones públicas a ser neutrales ideológicamente. Por tanto, también en las escuelas públicas, los padres tienen derecho a que sus hijos sean educados conforme a sus convicciones”, ha finalizado.

La manopla con el lema de la campaña.

Por su parte, el delegado diocesano de Enseñanza de Segorbe-Castellón y portavoz de la campaña, Mauro Soliva, ha afirmado que “la libertad de enseñanza, así como la creación de centros docentes y de educar a los hijos conforme a las propias convicciones, deben asegurarse a través de los conciertos educativos o mediante otro tipo de ayudas dirigidas a los colegios de iniciativa social. Los poderes públicos tienen la obligación de promover las condiciones para que la libertad e igualdad en materia educativa sean reales y efectivas, y no levantar barreras que impidan y dificulten el ejercicio pleno del derecho que tienen los padres sobre la educación de sus hijos”.

Asimismo, ha recordado que dentro de unas semanas comenzará el proceso de admisión del alumnado para el próximo curso, y las familias “se van a encontrar con esos muros levantados por la administración como la eliminación del criterio de demanda social o el tema de la zonificación, que impide a los padres elegir otro colegio que no sea el que tienen al lado de su casa, entre otros”, ha concluido.

Varios directores de colegios acudieron a la presentación de la campaña.

La campaña #yoelijo que se ha presentado hoy en Castellón, ha contado con la participación de directores de centros, profesores y padres, que representan a más de 14.000 familias y 36 centros educativos de la provincia y ha logrado más de 10.000 firmas en los seis días que han transcurrido desde su lanzamiento en toda la Comunidad Valenciana. “Esta rápida respuesta demuestra la gran preocupación social que existe sobre el actual modelo educativo y la disconformidad con unas políticas que vulneran la enseñanza en libertad”, ha señalado Vicente Morro, portavoz de dicha iniciativa.

Actualmente, en España hay más de dos millones de niños escolarizados en colegios concertados. En el caso de la Comunitat Valenciana, según datos del Ministerio, el número supera los 200.000, lo que supone un 26%, aunque la Consellería de Educación reconoce que, en el último curso, del total de nuevos alumnos escolarizados con tres años, un 34% pidieron centros concertados (ocho puntos porcentuales más). Esto supone que 13.280 nuevos alumnos solicitaron colegios concertados, de los cuales un 18% no pudo entrar en la opción seleccionada, según datos de la propia Conselleria.

Varios asistentes ya han firmado el manifiesto.

Para defender el derecho de los padres, así como el de los titulares a crear centros y el de los docentes a desarrollar su labor en un centro de su elección se ha lanzado esta campaña, que busca visibilizar la preocupación de la comunidad educativa por el actual sistema de enseñanza español y las políticas que se están realizando hacia la imposición y uniformidad. “Necesitamos una verdadera educación en libertad que forme personas libres, conscientes y creadoras, como servicio a la sociedad y al bien común”, señalan los impulsores de esta iniciativa, desarrollada por 730 colegios y más de 150.000 familias de la Comunidad Valenciana y que agrupa además a un amplio colectivo de ciudadanos a través de la Federación de Centros Educativos de Valencia (Feceval), Escuelas Católicas Comunitat Valenciana, CONCAPA Comunidad Valenciana, Arzobispado de Valencia, los Obispados de Segorbe- Castellón y de Orihuela-Alicante, la Universidad Católica San Vicente Mártir, la Universidad CEU Cardenal Herrera y los Colegios Diocesanos de Valencia, Segorbe-Castellón y Orihuela-Alicante.

Para más información, puede visitar la página web: https://yoelijoeducacion.com/

Los participantes en el acto de presentación de #yoelijo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.