La permanente del Consejo de Pastoral prepara la plenaria que tratará el funcionamiento del mismo Consejo y las perspectivas de la Diócesis

La Permanente del Consejo Diocesano de Pastoral (CDP) se reunió ayer por la noche para preparar la plenaria que reunirá a los 40 representantes de todas las realidades diocesanas el sábado 24 de octubre en el Seminario Mater Dei. Los temas que se tratarán serán la valoración sobre el funcionamiento del propio Consejo, y los desafíos que se plantean a la Diócesis de cara a un nuevo Plan de Pastoral.

Leer más

¿Qué aspectos se promueven en las campañas favorables a la eutanasia y el suicidio asistido?

#NoHayEnfermosIncuidables

#SembradoresDeEsperanza

Las campañas encaminadas a suscitar opiniones favorables a la eutanasia y el suicidio asistido suelen promover los siguientes aspectos:

– Lo primero que se presenta es un «caso límite». Se busca una situación terminal y dramática especialmente llamativa que interpele la sensibilidad colectiva. Admitido este caso, desaparecen las razones profundas para no admitir otros parecidos, ensanchándose la casuística.

– Lo anterior se complementa con eufemismos ideológicos y semánticos. Así, se evitarán expresiones como «provocar la muerte del enfermo» o «quitarle la vida». Por el contrario, se ensalzan otras como «muerte digna», «autonomía», o «liberación».

– Junto a esto, se procura presentar a los defensores de la vida como retrógrados, intransigentes, contrarios a la libertad individual y al progreso. De este modo se evita un diálogo sosegado y constructivo, que busque sobre todo el bien del enfermo.

– Otro elemento de la estrategia consiste en transmitir la idea de que la eutanasia es una cuestión religiosa. Por eso, en una sociedad pluralista la Iglesia —o cualquier confesión religiosa— no puede, ni debe, imponer sus opiniones.

– Como complemento de estas estrategias, se pretende trasmitir a la sociedad la idea de que la eutanasia es una demanda urgente de la población y propia de nuestros tiempos.

La Academia Pontificia para la Vida (9.XII.2000) denunciaba las campañas y estrategias a favor de la eutanasia: «Se han desarrollado —dice— campañas y estrategias en este sentido, llevadas adelante con el apoyo de asociaciones pro-eutanasia a nivel internacional, con “manifiestos” públicos firmados por intelectuales y hombres de ciencia, con publicaciones favorables a tales propuestas —algunas, acompañadas incluso de instrucciones orientadas a enseñar a los enfermos los diferentes modos de poner fin a la vida, cuando fuese considerada insoportable—, con encuestas que recogen opiniones de médicos o de personajes conocidos en la opinión pública, favorables a la práctica de la eutanasia y, finalmente, con propuestas de leyes llevadas a los parlamentos, además de los intentos de provocar sentencias de los tribunales que pudiesen dar curso a una práctica de hecho de la eutanasia o, al menos, a que no fuese punible».

(Del documento “Sembradores de esperanza Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida”.)

¿Qué subyace en el reciente debate social sobre la eutanasia y el suicidio asistido?

#NoHayEnfermosIncuidables

#SembradoresDeEsperanza

Tras la decisión del Congreso de los Diputados de seguir adelante con la tramitación de la Ley Orgánica de regulación de la Eutanasia en España, ayer, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española emitió una nota con la que mover a la reflexión ante este grave asunto que pone en cuestión la dignidad de la vida humana: No hay enfermos “incuidables”, aunque sean incurables.

 En esta línea, la subcomisión episcopal para la Familia y Defensa de la Vida presentó, ya en diciembre del año pasado, el documento “Sembradores de esperanza Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida” Un texto con el que se pretende iluminar la tarea de los profesionales de la salud y enfocar el servicio médico en la dignidad de la persona.

La intención del mencionado documento es “ayudar con sencillez a buscar el sentido del sufrimiento, acompañar y reconfortar al enfermo en la etapa última de su vida terrenal, llenar de esperanza el momento de la muerte, acoger y sostener a su familia y seres queridos e iluminar la tarea de los profesionales de la salud”. Asimismo, se plantean cuestiones como la eutanasia, la muerte digna, la medicina paliativa, el cuidado de los enfermos o la obstinación terapéutica.

Por este motivo, cada día ofreceremos una pregunta con su respuesta del mencionado documento, para intentar ofrecer a todos, de una forma pedagógica y de fácil lectura, un poco de luz ante este tema tan importante y de actualidad.

 

¿Qué subyace en el reciente debate social sobre la eutanasia y el suicidio asistido?

 La eutanasia y el suicidio asistido son objeto en nuestro tiempo de campañas propagandísticas a su favor. El debate actual sobre estos asuntos no es propiamente planteado como una cuestión médica, sino más bien ideológica con una profunda raíz antropológica. Efectivamente, en el fondo nos encontramos ante una determinada concepción del ser humano y sus implicaciones familiares y sociales y un concepto de libertad concebida como voluntad absoluta desvinculada de la verdad sobre el bien. Se manifiesta la dificultad de encontrar un sentido al sufrimiento y el modo de encajarlo en el recorrido vital de las personas, y las consecuencias que estos planteamientos tienen sobre el modo de entender las relaciones sociales, la responsabilidad política y su repercusión en el ámbito sanitario.

Volvemos con alegría a la Eucaristía. Llamada de la Congregación para el Culto Divino a retomar la celebración presencial

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha dirigido una carta a los presidentes de las Conferencias Episcopales, titulada “¡Volvemos con alegría a la Eucaristía!.  En ella llama a retomar la celebración presencial de los fieles en este sacramento. Conscientes de las medidas que ha sido necesario tomar en los momentos más duros de la pandemia para reducir el contagio,  afirma que las decisiones tomadas son muestra de un “gran sentido de responsabilidad” de los Obispos, y les agradece “su compromiso y esfuerzo”.

Al mismo tiempo, manifiesta que “hemos aceptado  la lejanía del altar del Señor como un tiempo de ayuno eucarístico, útil para redescubrir la importancia vital, la belleza y la preciosidad inconmensurable”. Por ello asegura que, una vez que las circunstancias lo permiten, “es necesario y urgente volver a la normalidad de la vida cristiana, que tiene como casa el edificio de la  iglesia, y la celebración de la liturgia, particularmente la Eucaristía, como la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente de donde mana toda su fuerza”.

2020.09.03 – Carta de la Congregación para el Culto Divino

Leer más

Nota de la Comisión Ejecutiva de la CEE sobre la ley de la eutanasia

No hay enfermos “incuidables”, aunque sean incurables

Reflexión a propósito de la tramitación de la ley sobre la eutanasia

El Congreso de los Diputados ha decidido seguir adelante con la tramitación de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia. Es una mala noticia, pues la vida humana no es un bien a disposición de nadie.

La Conferencia Episcopal Española ha reflexionado repetidas veces sobre este grave asunto que pone en cuestión la dignidad de la vida humana. El último texto fue publicado el pasado 1 de noviembre de 2019 bajo el título “Sembradores de esperanza. Acoger, proteger y acompañar en la etapa final de la vida humana y en él se examinan los argumentos de quienes desean favorecer la eutanasia y el suicidio asistido, poniendo en evidencia su inconsistencia al partir de premisas ideológicas más que de la realidad de los enfermos en situación terminal. Invitamos encarecidamente a la comunidad cristiana a su lectura y al resto de nuestros conciudadanos a acoger sin prejuicios las reflexiones que en este texto se proponen.

Leer más