La parroquia de Albocàsser acoge una exposición de los Milagros Eucarísticos recopilados por el beato Carlo Acutis

La parroquia de La Asunción de Nuestra Señora de Albocàsser acoge una exposición con los Milagros Eucarísticos recopilados por Carlo Acutis, que fue beatificado en Asís el pasado 10 de octubre.

El beato recopiló, con una amplia variedad de fotografías y descripciones históricas parte de los Milagros Eucarísticos principales, cerca de 163, que ocurrieron a lo largo de los siglos en varios países del mundo y que han sido reconocidos por la Iglesia.

El párroco, Gabriel Bettín, ha querido recoger en esta exposición los milagros en España, así como los de los siglos XX y XXI, a través de 28 paneles, los cuales también contienen varias frases de Carlo.

“La Eucaristía es mi autopista hacia el Cielo”

Gabriel ha explicado que “a lo largo de los siglos son muchos los sucesos extraordinarios que reafirman la presencia sacramental de Jesús en la Eucaristía, con su cuerpo, con su sangre, con su alma y con su divinidad”.

Con esta exposición, continúa, “queremos en la parroquia reavivar el amor y la devoción a la Eucaristía, y que mejor modo que dar a conocer esta colección de Milagros Eucarísticos recogidos desde los rincones más lejanos del mundo y reunidos de manera didáctica y gráfica por el `ciber- apóstol`, Carlo Acutis”.

Carlo Acutis

El llamado “ciberapóstol de la Eucaristía” murió a los 15 años a causa de una leucemia fulminante. Llevó la Palabra de Dios a través de Internet y dejó un intenso testimonio de vida cristiana en la memoria de todos.

Crece en una familia tradicional pero no practicante. Aunque desde que recibió la Primera Comunión a los 7 años nunca faltó a la Santa Misa, y siempre, antes o después rezaba ante el Sagrario.

Estaba muy dotado para todo lo que está relacionado con el mundo de la informática y de la programación, y muchos le consideraron un auténtico genio para la edad que tenía. Ha sido beatificado gracias a un milagro obrado por su intercesión en Brasil, donde un niño resultó curado de una grave enfermedad. Podría ser el primer santo millennial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.