Presentación del Seminario en familia

A todo el Pueblo de Dios en Segorbe-Castellón

 

Queridos hermanos y amigos:

Después de saludaros de corazón a todos paso a presentaros el ‘Seminario en familia’, que deseamos comenzar el presente curso pastoral.

El Papa, Benedicto XVI, nos ha recordado en su encíclica ‘Caritas in veritate’, que la verdad de todo hombre es el proyecto que Dios tiene para él: cuando lo acepta y lo asume encuentra su propio bien, su propia verdad, y, ésta lo libera (n.1). Todo ser humano tiene una vocación: es el sueño, el plan amoroso de Dios para cada uno. Además de la llamada universal de Dios a ser sus hijos, a participar de su vida y de su amor por el bautismo, existe una llamada a vivir la condición de bautizados en concreto como laico, consagrado o sacerdote.

Toda acción pastoral en la Iglesia está encaminada en último término al anuncio de esta llamada de Dios a todos y a ayudar a cada bautizado a vivir su condición cristiana; la pastoral vocacional ha de ayudar a cada bautizado a descubrir y acoger el modo y camino concretos por el que Dios le llama a vivir su condición cristiana, es decir, como laico, consagrado o presbítero. Esta es una tarea originaria, central y, por tanto, prioritaria de la Iglesia en todo tiempo y lugar. La pastoral vocacional al ministerio ordenado tiene, por su parte, una relevancia de primer orden. Si todas las vocaciones son necesarias en la Iglesia, los sacerdotes son los servidores del resto de las vocaciones.

Nos preocupa el escaso número de seminaristas mayores así como la alta edad media del clero en nuestra diócesis, aunque haya descendido un poco en los últimos años. Pero, sobre todo, me preocupa la escasa e insuficiente presencia de la pastoral vocacional al ministerio ordenado en la vida y en la acción pastoral de nuestras comunidades y grupos. Salvo orar por las vocaciones al sacerdocio, poco más es lo que se hace en muchos casos. Parece como si todos los bautizados estuvieran llamados a ser laicos o casados. Esta situación priva a nuestros niños, adolescentes y jóvenes de hacerse con total disponibilidad y apertura la pregunta sobre el proyecto de Dios para cada uno de ellos. Si quieren estar de verdad abiertos al amor de Dios y a su voluntad en su vida, cada uno debería hacer alguna vez en su vida la pregunta: “¿me llama Dios a ser sacerdote?”.

En el proceso de Iniciación cristiana, y, en concreto, en las catequesis de preparación para la primera Comunión y Confesión, y para la Confirmación no puede faltar el capítulo dedicado a la vocación, en que se expongan las vocaciones específicas. Y no hemos de tener miedo a hacer explícitamente la propuesta al sacerdocio a quienes estén dotados de especial sensibilidad religiosa y de cualidades humanas y cristianas. Tampoco puede faltar la cuestión vocacional en el plan pastoral de todos los colegios de la Iglesia, ni en las clases de Religión y Moral católica. Por su parte, los encuentros con monaguillos, la pastoral con jóvenes y las convocatorias arciprestales con los confirmandos han de ser momentos especiales para tener en cuenta esta dimensión vocacional.

….//…..

Para impulsar la pastoral vocacional específica al sacerdocio ordenado, queremos comenzar el presente curso pastoral con la experiencia del ‘Seminario en familia’, que estará dirigido y coordinado por el Rector del Seminario Mayor ‘Mater Dei’.

El ‘Seminario en familia’ estará formado por aquellos muchachos, mayores de 12 años, que muestren gérmenes de vocación sacerdotal, estén dispuestos a pertenecer al mismo y se comprometan a participar en un proceso de discernimiento y de acogida de su posible vocación sacerdotal. Estos muchachos no llevarán un régimen de internado ni realizarán sus estudios en un solo centro. Vivirán normalmente en sus casas, con su familia, asistirán a las clases en el Colegio o Instituto respectivo y participarán en las actividades de sus parroquias. Ahora bien; además del acompañamiento personal por sus padres, el responsable y –es de desea- por sus sacerdotes, una vez al mes tendrán juntos actividades vocacionales y formativas para ayudarles a responder a las preguntas que anidan en su corazón sobre una posible vocación sacerdotal.

Para esta experiencia contamos, en primer lugar, con los padres y las familias cristianas, en particular, con las más comprometidas en la vida de la Iglesia; los padres son los primeros y naturales educadores, también en la fe, y, por tanto, también en la vocación; nadie mejor que los padres puede promover la vocación de sus hijos. En este camino contamos también con los sacerdotes, con los catequistas y profesores de Religión así como con las comunidades eclesiales y grupos apostólicos.

A los adolescentes y jóvenes que puedan interesarse y se sientan capaces de participar en este proyecto de ‘Seminario en familia’, hemos de orientarles para que se pongan en contacto con el Rector del Seminario ‘Mater Dei’, D. Miguel Abril. Necesitamos nombres y apellidos, con su dirección y la del centro escolar en el que estén matriculados, para hacer un seguimiento de posibles candidatos.

Desde el primer momento nuestra llamada es clara y concreta: se trata de ofrecer esta experiencia a muchachos, adolescentes y jóvenes que quieran pertenecer al ‘Seminario en Familia’ para ayudarles a discernir su posible vocación al sacerdocio. Serán convocados al menos una vez al mes a una convivencia fraternal para seguir sus pasos y posibles opciones.

Finalmente, a los sacerdotes os pido que durante este mes de septiembre y primera quincena de octubre, os comprometáis en esta campaña vocacional para realizar, con vuestra ayuda, la selección de los candidatos, y dar así los primeros pasos en este trabajo pastoral.

Todo lo anterior no obsta para suscitar vocaciones al seminario mayor. ¡Quiera Dios que del ‘Seminario en familia’ surjan vocaciones al seminario mayor! La gracia de Dios y la protección de María, la Virgen de la Cueva Santa, no han de faltarnos en nuestro caminar.

Con mi afecto y bendición, vuestro Obispo

 

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.