Los sacerdotes y las Cáritas parroquiales reciben el protocolo de funcionamiento del Fondo Diocesano ante el covid-19

Una vez aprobado por la Comisión de seguimiento del Fondo Diocesano ante el covid-19, esta semana se ha comunicado a los párrocos y cáritas parroquiales el protocolo de funcionamiento que define los ámbitos de ayuda y el modo de pedirla. Este recurso creado por la Diócesis es una ayuda a personas y familias en grave riesgo de exclusión social o que en un momento determinado precisan un apoyo concreto y puntual. Estos días Cáritas iniciará la campaña de socios para asegurar unos ingresos por cuotas que faciliten asegurar proyectos como los se necesitarán en los próximos meses.

El apoyo del Fondo covid-19 responde a peticiones de los Equipos de las Cáritas parroquiales en base a diversos criterios, como el asegurar un acompañamiento de las personas.  También se da la posibilidad de realizar una petición global al Fondo en el caso de que un equipo tenga necesidad económica para realizar compras destinadas a ayudas y no lo pueda cubrir a través de su Comunión de Bienes.

Áreas de ayuda del Fondo

Las principales áreas de ayuda a las que atenderá el Fondo son la vivienda (en la que puede entrar el alquiler o los suministros), la guardería de hijos a cargo para facilitar la búsqueda de trabajo o la conciliación familiar, el comedor de los niños, la salud, el transporte vinculado a la formación o al empleo y la tramitación de documentación y gestiones administrativas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.