Respuestas y soluciones concretas a la emigración

Los actos de la Jornada Mundial de las Migraciones han comenzado este miércoles con la mesa redonda organizada por el Secretariado Diocesano de Migraciones. Los intervinientes han expuesto respuestas y soluciones que ya se están dando en las parroquias de la Diócesis. Han intervenido el Proyecto Educativo Sambori de Cáritas, con Marta Martínez y Dolors Mas, la experiencia del Movimiento Mundial de Trabajadores con Charo Castelló, y la iniciativa Obrint Fronteres con Fernanda Díaz. Las próximas citas son la vigilia de oración el viernes y la Eucaristía presidida por el Obispo el domingo.

Marta Martínez ha presentado los proyectos de las Iniciativas Comunitarias de Apoyo a las Parroquias (ICAP) que se dirigen a mujeres y niños. Por una parte hay los talleres de lengua y de costura: “Son espacios de encuentro en los que todos estamos al mismo nivel, cultivando el respeto a la diferencia y visualizando la convivencia”. Con los niños, Dolors Mas ha explicado el trabajo de apoyo a menores nacidos en España pero cuyas familias son de orígenes diversos.

 

La atención concreta en la Diócesis a los emigrantes se ha conjugado con la descripción general de los movimientos migratorios en el mundo. Charo Castelló ha recordado que el 70% de los trabajadores en América Latina y Asia son informales, y que mil millones viven con un dólar al día. Por ello la mitad de los 250 millones de personas que circulan por el mundo tienen una motivación económica. En este sentido, Castelló remitía a aporofobia, el concepto acuñado por la catedrática Adela Cortina y recogido recientemente por la RAE: “Plantea que el rechazo no es al emigrante en sí, sino al pobre”, explicaba.

 

Durante diálogo entre el público y los ponentes se evocó la necesidad de una acción a nivel político y de aportar argumentos para la legalidad hasta al más alto nivel mundial. Sin embargo ha quedado en evidencia la dificultad de influir, incluso en gobiernos democráticos escogidos por la gente. La representante de Obrint Fronteres reconocía que no se corresponden los buenos deseos con el compromiso de la sociedad.

Condición necesaria

Uno de los asistentes recordaba que el compromiso con los inmigrantes y refugiados no se puede apoyar solo en la razón filosófica: “La base está en que cada persona es imagen de Dios”. Por ello, junto con la reflexión, la denuncia o el intercambio cultural, en los actos de la Jornada Mundial de los Emigrantes tienen un papel fundamental la vigilia de oración, el viernes 12 a las 20:30h, y la Eucaristía presidida por Mons. Casimiro López Llorente, el domingo a las 19h, ambas en la S.I. Concatedralde Santa María.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.