Sacramento de la Reconciliación: ¿Existe la confesión virtual?

Ante la situación excepcional generada por la expansión del Covid-19, así como por la declaración del estado de alarma que limita los desplazamientos a los casos de fuerza mayor, es posible que los católicos nos preguntemos si es posible confesarse virtualmente.

Según el documento “La Iglesia e Internet”, del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (del 28 de febrero de 2002), «No existen los sacramentos en Internet; e incluso las experiencias religiosas posibles ahí por la gracia de Dios son insuficientes si están separadas de la interacción del mundo real con otras personas de fe». Por lo que no es posible la confesión de los pecados vía internet o por otros medios de comunicación, así como la administración en general de los demás sacramentos.

Cabe recordar la “Nota de la Penitenciaría Apostólica sobre el Sacramento de la Reconciliación en la actual situación de pandemia”, publicada el pasado 19 de marzo, en la que indicaba que «cuando el fiel se encuentre en la dolorosa imposibilidad de recibir la absolución sacramental, debe recordarse que la contrición perfecta, procedente del amor del Dios amado sobre todas las cosas, expresada por una sincera petición de perdón (la que el penitente pueda expresar en ese momento) y acompañada de votum confessionis, es decir, del firme propósito de recurrir cuanto antes a la confesión sacramental, obtiene el perdón de los pecados, incluso mortales (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1452)».

En este sentido, en la homilía de la Santa Misa del 20 de marzo, el Papa planteó una alternativa temporal al sacramento de la Reconciliación en presencia de un sacerdote. “Haz lo que dice el catecismo. Si tú no encuentras un sacerdote para confesarte, habla con Dios, es tu Padre, y dile la verdad: ‘Señor he hecho esto, esto… y esto otro. Perdóname’. Y pide perdón con todo el corazón, delante de Él. Prométele que luego te confesarás, pero habla enseguida y llegará la gracia de Dios”.

No obstante todo lo anterior, recordamos las “Disposiciones para la celebración de los sacramentos durante las restricciones por el Covid-19”, y que fueron enviadas a los sacerdotes de nuestra diócesis de Segorbe-Castellón, indicándose para el sacramento de la Penitencia los siguientes puntos a tener en cuenta:

  1. Cuando su administración tenga lugar en lugares de culto, hágase en espacios amplios y aireados. Durante la escucha de las confesiones habrá de guardarse una distancia de al menos un metro entre el confesor y el penitente, solicitando a cualquier otro fiel que excepcionalmente pudiese estar presente en el templo que se mantenga alejado con el fin de garantizar la debida reserva. Para protegerse a sí mismo y al penitente, el sacerdote deberá emplear una mascarilla protectora adecuada.
  2. En caso de confesión auricular en el domicilio de un enfermo o de una persona anciana, el sacerdote deberá guardar las mismas precauciones que se indican para la administración de la Unción de los Enfermos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.