Impulso de renovación en San Pedro del Grao tras recuperar su templo

San Pedro del Grao ha vuelto a celebrar en su templo tras cinco meses de obras para la restauración del tejado y la nueva instalación eléctrica. Mons. Casimiro López Llorente presidió la eucaristía en la solemnidad de la Inmaculada y bendijo los locales. El Obispo interpretó la remodelación de los edificios como “una llamada a construir una comunidad viva y evangelizadora”. El párroco, D. Albert Arrufat, invitó a que la iglesia sea “la casa de todos”.

El arquitecto diocesano, Ángel Albert, consideró un elogio el comentario de una feligresa que, al entrar en la iglesia, miraba al techo y aseguraba que no veía la diferencia: “Se han sustituido las vigas interiores sin deshacer toda la estructura, y también se ha impermeabilizado y cambiado las tejas desde el exterior”. El presupuesto total ha superado los 300.000 euros, y su financiación proviene esencialmente de las aportaciones de los fieles, además de la colaboración del Obispado.

 

Durante la celebración también se bendijo un nuevo ambón para la proclamación de la Palabra de Dios. Ésta, junto con la eucaristía, la acogida, la unidad y la misión son las claves para hacer una comunidad que sea “presencia de Dios en el barrio”, explicaba mons. López Llorente. Este año la parroquia tiene como objetivo pastoral “promover la comunión de toda la comunidad parroquial”. En ello están implicados numerosos grupos y realidades, como los más de 60 niños y jóvenes de primera comunión y confirmación, la Frater, la pastoral de la gente del mar o el grupo Scout Sant Pere que ese mismo día cumplía 29 años.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.