24 horas Vila-real

La participación de los fieles consolida las ’24 Horas para el Señor’ en la Diócesis

Lo dicen los párrocos que han organizado las 24 Horas para el Señor en sus parroquias y arciprestazgos: la iniciativa se está consolidando. Pedro Cid, de El Salvador de Burriana, asegura que sobretodo lo nota en “la gente que se compromete a hacer una hora de vela. Y hasta en personas que no suelen ir a Misa, pero que ven la iglesia abierta por la noche y entrar a hacer una visita al Santísimo”. Joaquín Guillamón, arcipreste de Vila-real, y Federico Caudé, de Segorbe, confirman esta dinámica. La ciudad de Castellón celebra las 24 horas el próximo fin de semana en la iglesia de la Sangre.

En Segorbe, los fieles de las parroquias de Santa María y San Pedro se concentraron en la capilla de las Hermanas Terciarias Capuchinas. Colectivos específicos como los catequistas o la Adoración Nocturna aseguraron horas de vela. En Burriana hubo una gran participación, incluso de noche: aunque la Adoración Nocturna se había comprometido a mantener la oración, vinieron numerosos fieles. Nules también acogió la iniciativa dentro de la Adoración Perpétua.

Las ’24 Horas’ es una ocasión de implicar las diversas realidades que participan en la vida de las parroquias. En El Salvador tuvieron su espacio, entre otros, la Corte de Damas de la Mare de Déu de la Misericòrdia, la Renovación Carismática o el grupo de mujeres que cada jueves rezan un rosario eucarístico de reparación.

También, esta jornada permite introducir a los catecúmenos en una experiencia concreta de oración y encuentro con Cristo. Así ha sido con los turnos preparados por los jóvenes de confirmación y de los niños de comunión y post-comunión de las parroquias de Vila-real, en la Basílica de San Pascual.

Una iniciativa nacida en el Jubileo de la Misericordia

Las ’24 Horas para el Señor’ se celebraron por primera vez en 2016, coincidiendo con el Año de la Misericordia. Al origen está promovida por el Pontificio Consejo Para la Promoción de la Nueva Evangelización, y se hace coincidir con el IV Domingo de Cuaresma.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.