¿Cómo vivir la Semana Santa desde casa?

Ha comenzado una Semana Santa excepcional. Ayer, la Misa en el Domingo de Ramos presidida por el Obispo en una Concatedral vacía ya marcó el tono. Pero el Obispo no estaba solo. A través de la televisión y las redes sociales centenares de personas se unieron a la celebración. Al final del acto, D. Casimiro López Llorente exhortaba: “Sigamos unidos, sobre todo en la oración”. Casi literalmente, la Semana Santa se mete este año en los hogares. Por eso, desde la Delegación de liturgia se han difundido materiales para ayudar a vivirla desde casa.

 

Materiales:

Moniciones Semana Santa

Domingo Ramos

Jueves Santo

Viernes Santo

Sabado Santo

Domingo Pascua

SEMANA SANTA 2020

 

Antonio Sanfélix, delegado diocesano, explica que la guía distribuida está basada en la Liturgia de las Horas: “Es la oración propia de toda la Iglesia que no está reservada a consagrados y sacerdotes, sino que todos los fieles pueden rezarla como miembros del Pueblo de Dios y bautizados que son”. Además, también se ha añadido documentación para la reflexión y de soporte a la piedad popular, como el rezo del Via Crucis.

Para bien aprovechar las celebraciones centrales del año cristiano, Antonio Sanfélix recomienda organizarse: “Igual que hacemos en domingo durante el tiempo normal, es bueno programar esos momentos de plegaria en la familia. Dejamos nuestra actividad, incluso los móviles, y vamos a un lugar tranquilo de la casa que podemos ambientar con algún la cruz, una imagen de la Virgen o unas velas encendidas que nos ayuden a entrar en al oración”.

Aunque es bueno dedicar tiempos personales y en pareja para rezar, el Delegado de Liturgia aconseja que se invite a participar a todos los miembros de la familia, adaptando a la edad de los niños y ayudándoles a comprender las acciones que se realizan. “No importa que sea muy largo, lo importante es que sea un momento intenso en familia, de oración, con cantos, silencio, que se escuche la Palabra de Dios”, asegura Antonio Sanfélix.

Piedad popular

Otros recursos fáciles de realizar son los relacionados con la piedad popular: “Es muy querida por el pueblo cristiano en este tiempo y en estos momentos en que lo vamos a vivir de manera tan distinta, puede ser una forma de acercarnos a la contemplación de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. El Via Crucis puede ayudar a revivir ese misterio que celebramos el viernes santo. También es muy hermoso poder celebrar un momento de oración durante la Hora Santa del jueves, acompañando al Señor en esa hora de sufrimiento y entrega en Getsemaní. El Sábado santo, día de silencio y soledad de María, podemos acompañarla en su fe que se mantuvo firme en la oscuridad y abandono de todos, y ahora que nos podemos sentir solos, encontrar en ella la esperanza de que esta pandemia pasará y que la vida vencerá”.

Con los tiempos más internos en familia, una opción importante para vivir la Semana Santa es unirse a las celebraciones litúrgicas retransmitidas por diversos medios telemáticos, porque a pesar de la distancia física, la unidad del pueblo cristiano es más profunda: “Quizás sería ideal que se unieran espiritualmente con la celebración litúrgica que se celebrará en su propia comunidad parroquial, en que la Iglesia está reunida no físicamente pero sí desde sus casa. Somos iglesia doméstica, y los que están en sus casa son también Iglesia, piedras vivas, y desde un mismo espíritu estamos unidos en la oración”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.