Entradas

Hallan restos arqueológicos en la ermita de San Francisco Javier de Soneja

Las obras de rehabilitación de la ermita de San Francisco Javier de Soneja han sacado a la luz importantes restos y evidencias históricas de gran interés, y no sólo se están documentando las diferentes fases constructivas del edificio barroco, desde sus inicios a las diferentes reformas posteriores, de tiempos ilustrados hasta el S. XX, sino que también se ha descubierto la existencia en su subsuelo de un edificio tardoantiguo, posiblemente visigodo.

Cabe recordar que el edificio es obra de nueva planta, edificado a finales del S. XVII por influencia de los jesuitas en la comarca del Alto Palancia, y en el que actualmente se estaban realizando varios trabajos con el objetivo de reforzar su cimentación, de cambiar la pavimentación interior del edificio, así como de mejorar la de red de saneamiento.

Así, tras las prospecciones ordinarias de control y seguimiento arqueológico realizadas en el subsuelo del templo, se ha encontrado una estructura datada mil años antes del inicio de la construcción de la ermita, y con orientación norte-sur.

Los potentes muros de mampostería y argamasa de cal, junto con la presencia de fosas simples y múltiples, con cubierta de losas de piedra y enterramientos humanos en su interior, un pavimento central realizado en opus signinum (material de construcción utilizado en la antigua Roma) a modo de vía sacra, han permitido a los expertos acotar una primera cronología de alrededor de los siglos VI-VII.

Los investigadores, aún en pleno proceso de trabajos y estudios previos, se enfrentan a un gran edificio, posiblemente religioso, revocado de estucos y policromías interiores, que podría constituir casi con toda probabilidad una de las primeras construcciones conservadas, esencialmente dedicadas al culto cristiano en tierras de nuestra diócesis de Segorbe-Castellón.

El Obispado, la Conselleria de Cultura y el Ayuntamiento de Villafranca restauran la ermita de Sant Roc

El Obispado de Segorbe-Castellón, la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Vilafranca han hecho posible, gracias a su buena y estrecha colaboración, la rehabilitación de la ermita de Sant Roc de la localidad del Alt Maestrat, que fue inaugurada el pasado 16 de agosto, día de la fiesta del santo, por el vicario general de nuestra Diócesis, Javier Aparici. En esta ocasión, el párroco de la citada población, Salvador Prades, ha querido que la procesión, que se celebró a las 10:30 horas, discurriera desde el templo parroquial hasta  la ermita de Sant Roc, donde seguidamente se celebró la Misa Mayor en honor del santo presidida por el mencionado vicario en representación del Obispo de la Diócesis, Monseñor López Llorente. Leer más