Entradas

“Aprender es emocionante”. Prepara la vuelta al cole.

Ana Pascual, pedagoga y directora del colegio diocesano La Milagrosa (Segorbe)

 

El lunes 9 de septiembre, es la vuelta al cole. Es un acontecimiento que influye tanto a los hijos como a los padres, que provoca un cambio de ritmo de la época de vacaciones al trajín del curso. Ana Pascual, pedagoga y directora del colegio diocesano La Milagrosa, nos da algunas claves para afrontarlo con paz y alegría. Funcionan, porque ella misma las aplica en su familia.

¿Cómo preparar el inicio de curso con los hijos?

– Lo primero es motivarles porque aprender es emocionante, así como el reencuentro con sus compañeros. Podemos hacerles partícipes en la preparación del material escolar de modo que adquieran una disposición tanto interna como externa hacia lo que van a vivir. Es importante que puedan expresar qué emociones les surge con el inicio de curso, lo que les mueve por dentro.

Leer más

“Educar es tiempo”, según Catherine L’Ecuyer

Catherine L’Ecuyer, divulgadora en educación y ponente en el Congreso Inter-diocesano de Educación

 

Catherine L’Ecuyer habla y escribe de educación porque sabe – su blog  se acerca al millón de visitas y ha sido ponente por la Comisión de Educación del Congreso de los Diputados – y sobretodo porque lo vive, como madre de 4 hijos. Es la encargada de tratar los retos para los padres en el Congreso Inter-diocesano de Educación. Leer más

M. Calvo: “El padre muestra su cariño intentado hacer fuertes a los hijos”

María Calvo Charro, autora de “La masculinidad robada” y “Padres destronados”

María Calvo Charro (Madrid, 1967) combina su labor docente en la Universidad Carlos III como profesora titular de Derecho Administrativo con múltiples actividades en el ámbito de la educación. Desde su experiencia profesional y por haber criado 4 hijos, ha podido elaborar una reflexión profunda y lúcida sobre la masculinidad y la paternidad.

  • ¿Qué elementos son esenciales o accidentales de la masculinidad?
  • Creo que la masculinidad no es ni blanca ni negra, sino que contiene una multiplicidad de grises. Nos podemos encontrar con un niño que le gusta mucho el fútbol y que es muy bruto, y otro que se siente poeta y le gusta el teatro. Y uno no es más que otro. Sí que es cierto al mismo tiempo que hay unos rasgos porcentuales que se adaptan más a la masculinidad, que se ven de pequeños y siguen durante el resto de la vida.

Leer más