Entradas

Figura y primicia de la Iglesia: Solemnidad de la Asunción de la Virgen María

Hoy, 15 de agosto, se celebra la solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María. En esta fiesta se conmemora que la Madre de Jesucristo, consumado el curso de su vida en la tierra, fue elevada en cuerpo y alma a la gloria de los cielos. Esta verdad de fe, recibida de la tradición de la Iglesia, fue definida solemnemente por el papa Pío XII en 1950.

La Virgen María ha sido el primer miembro de la Iglesia que ha alcanzado ya la resurrección de los muertos. Figura y primicia de la Iglesia que un día será glorificada, fue llevada al cielo en cuerpo y alma, siendo así consuelo y esperanza del pueblo de Dios, que todavía peregrina en la tierra. No quiso el Señor que conociera la corrupción del sepulcro la mujer que, por obra del Espíritu Santo, concibió en su seno al autor de la vida. Y en este día los cristianos piden por la intercesión de la Virgen María que lleguemos a participar con ella en la gloria de la resurrección.

San Juan Pablo II explicó de manera clara y sucinta este dogma de la fe católica en una audiencia general el 2 de julio de 1997. El Papa trazó el recorrido hasta la bula ‘Municentissimus Deus’ de Pío XII del 1 de noviembre de 1950 para mostrar que “la Asunción de la Virgen forma parte, desde siempre, de la fe del pueblo cristiano, el cual, afirmando el ingreso de María en la gloria celeste, ha querido proclamar la glorificación de su cuerpo”.

Ya desde los siglos II y III hay testimonios que “reflejan una intuición de fe del pueblo de Dios”. A continuación se desarrolló una larga reflexión que en el Oriente cristiano cristalizó con las fiestas litúrgicas de la Dormición y la Asunción de María. Con rapidez se difundió a Occidente y a partir del siglo XIV se generalizó, de modo que en el siglo XX “constituía una verdad casi universalmente aceptada y profesada por la comunidad cristiana en todo el mundo”.

Cuando en mayo de 1947, Pío XII promovió una amplia consulta en la Iglesia, el recuento fue ampliamente positivo: solo seis respuestas, entre 1.181, manifestaban alguna reserva. Por ello la bula podía asegurar que “el consentimiento universal del Magisterio ordinario de la Iglesia proporciona un argumento cierto y sólido para aprobar que la asunción corporal de la santísima Virgen María al cielo es una verdad revelada por Dios y, por tanto, debe ser creída firme y fielmente por todos los hijos de la Iglesia”.

La Asunción en la Catedral y la Concatedral

San Juan Pablo II afirmaba en la audiencia general del 2 de julio de 1997 que la Asunción de la Virgen goza de una “larga tradición iconográfica que representa a María cuando entra con su cuerpo en el cielo”. Esta expresión artística de la fe sigue en la actualidad. Una muestra son la imagen de la Ascensión de la Catedral, en Segorbe, y el lienzo de la Concatedral, en Castellón. Sesenta y seis años separan una obra de otra. La primera es del escultor Enrique Pariente (Valencia, 1903-1987), uno de los grandes escultores e imagineros del siglo XX español y autor de numerosísimas obras en ámbito valenciano y andaluz. La segunda es de Vicente Traver Calzada, pintor de referencia en la provincia de Castellón que ha enriquecido con su obra numerosas iglesias en la diócesis.

David Montolío, miembro de la Delegación y doctor en historia del arte, explica que ambas obras son exponentes de la mejor escultura y pintura religiosa desarrollada en su tiempo en ámbito valenciano y español: “Por la Virgen de Enrique Pariente (1949), talla en madera dorada y estofada, destaca la monumentalidad, gran dinamismo y calidad del grupo escultórico realizado por el más insigne imaginero valenciano de su tiempo, heredero de la tradición artística desarrollada desde el lejano academicismo, desde la irrupción de las academias de bellas artes por autores como Ignacio Vergara o José Esteve Bonet, desde el siglo XVIII hasta el XX. Su obra respira honda espiritualidad, insertándose en la ubicación principal del magnífico marco académico ilustrado de la Catedral de Segorbe, como imagen de su retablo mayor, entremezclando conocimiento de su contexto arquitectónico y modernidad de sus planteamientos, en una figura rica en esquemas, líneas y fugas compositivas de sublime movimiento y volúmenes de una hermosura estética y devocional muy pocas veces alcanzada por otras obras similares en su época.

Respecto al lienzo de Traver Calzada (2015), llama la atención su dominio total de la técnica y su maestría plástica en la incursión de una iconografía de tradición asuncionista, en una simbiosis perfecta entre la etérea dormición clásica de la Virgen, rodeada de los apóstoles en su sepulcro, con la visión apocalíptica de María de severo clasicismo, sobre un disco solar interpretado en su más peculiar e impactante realismo actual contemporáneo. Como en la obra de Pariente, la visión del autor es arriesgada y genial, combinando elementos frecuentes en las interpretaciones artísticas de nuestro pasado con su particular estilo de pinceles superlativos y su absoluto dominio de los espacios representativos, con un concienzudo estudio de los personajes y ropajes del natural”.

La Vall d’Uixó celebra a Sant Vicent Ferrer entre el sufrimiento y la esperanza

El virus no puede con la devoción de La Vall d’Uixó a uno de sus patrones: San Vicente Ferrer. Respetando las restricciones impuestas para evitar el contagio, se han buscando formas para que los fieles puedan participar en la fiesta del santo dominico valenciano que se celebra este lunes después de la octava de Pascua, 20 de abril. A las 12h, el párroco de La Asunción, Marc Estela, celebrará la Eucaristía en la ermita que será retransmitida por la televisión local. Por la tarde, está previsto un volteo general de campanas y aplausos al patrón desde los balcones a las 21h con velas.

Leer más

Solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María

La Asunción de la Santísima Virgen a los cielos es el último dogma emitido por la Iglesia Católica. Esta enseñanza fue infaliblemente definida por el Papa Pío XII (Eugenio Pacelli, 1939-1958), el 1 de noviembre de 1950, en la Constitución Apostólica “Munificentissimus Deus”. La Inmaculada Madre de Dios, la siempre Virgen María, cumplido el curso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial.

“La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos” (Catecismo de la Iglesia Católica, nº 966).

Leer más

Diumenge de l'Hora

La Asunción de la Vall celebra su “Diumenge de l’Hora” con el Jubileo Vicentino

Con la creación de la parroquia de la Asunción de La Vall d’Uixó en 1602, el consejo municipal se comprometió a pagar un sermón cuaresmal coincidiendo con los oficios de la Cofradía del Santísimo. El pueblo comenzó entonces a llamar el “Diumenge de l’Hora” , por la extensión de un sermón tan solemne. Con el Papa Pio X se impone la dimensión eucarística, y cuando el Concilio Vaticano II facilita que se pueda celebrar la Eucaristía por la tarde, en Santo Sacramento se vuelve en el centro con exposición, vísperas y procesión claustral.

En su homilía, el Obispo ha insistido en la importancia de la vivir la fe en comunidad, en Iglesia. Y ha puesto en el centro del existir de la comunidad la celebración de la Eucaristía porque “no es un rito vacío, sino la presencia de Jesús resucitado”. También ha explicado que la Cuaresma es un camino para, “purificándose de los pecados, podamos celebrar con alegría la Resurrección del Señor”, y una gracia para llegar paso a paso a la meta prometida, que es la Pascua definitiva”.

Leer más

La Asunción de Onda celebra con Alzira el primer mártir valenciano

Cuando se piensa en un mártir valenciano, rápidamente se presenta a san Vicente. Pero el diácono martirizado a principios del siglo IV era de Huesca. El primer mártir en entregar su vida por Cristo originario del Reino de Valencia fue San Bernardo, nacido como Ahmet Ibn Al Mansur, hijo del rey musulmán Al Mansur de Carlet- Pintarrafes, hacia 1135. Las peripecias de su imagen relicario durante la guerra han hermanado Onda con la población valenciana, y cada 23 de julio lo celebran juntos.

Leer más

Juchitán, aún en el dolor y el miedo, agradece la ayuda de la Diócesis

“En nombre de los fieles de la Parroquia y en nombre propio le agradezco profundamente la solidaridad”. D. Lucio Santiago Santiago, párroco de San Vicente Ferrer de Juchitán, iglesia hermanada con la Asunción de La Vall d’Uixó, y desde noviembre Administrador Diocesano de Tehuantepec, ha respondido la carta de Mons. Casimiro López Llorente. El Obispo le comunicaba el envío de ayuda para los afectados por el terremoto y manifestaba la cercanía de Segorbe-Castellón con los afectados. Leer más

Juan de la Rubia: “Recomiendo prepararse con el Oratorio de Navidad de Bach”

Juan de la Rubia, organista

El sábado pasado comenzó el XVI Cicle d’Orgue de la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción en la Vall d’Uixó. El primer intérprete ha sido uno de sus promotores e hijo de la Vall: Juan de la Rubia. Es organista de la Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona y profesor en la Escuela Superior de Música de Cataluña. El año pasado editó su octavo disco, dedicado a Juan Sebastián Bach.

Leer más

La Asunción de la Vall d’Uixó peregrina a Vannes

La parroquia de la Asunción de la Vall d’Uixó peregrinó el pasado mes de Agosto a la ciudad de Vannes (Francia), para ponerse a los pies de la tumba de San Vicente Ferrer en su catedral. El Santo dominico valenciano, patrón de la ciudad de la Vall d’Uixó, murió la tarde del 5 de abril de 1419 en una pequeña habitación de dicha ciudad bretona donde se había trasladado, invitado por su Obispo, para predicar el Evangelio. Allí, a diario, no sin dificultad, bajaba del segundo piso de su posada para su predicación, hasta que la fiebre y los dolores le hicieron quedar postrado en cama, muriendo poco tiempo después.

 

“Sednos padre y defensor, Santo Apóstol Valenciano”. Así rezan los gozos de San Vicente Ferrer, y con el canto de estos gozos concluyó la Eucaristía que los peregrinos de la Asunción pudieron celebrar con fe y emoción en la capilla gótica de la tumba de San Vicente, pidiendo su intercesión y su ejemplo para vivir la vida cristiana siguiendo a Cristo. Los peregrinos pudieron visitar también diversas localidades bretonas donde predicó San Vicente Ferrer, como Dinan, en cuya parroquia un precioso ventanal conserva el testimonio de vida y predicación del santo patrón por tierras francesas. Los peregrinos concluyeron su peregrinación en el santuario de Sainte Anne d’Auray que visitó San Juan Pablo II en 1996 y en cuyo altar mayor celebraron la Eucaristía.

 

Santa Ana, madre de la Virgen María es patrona de Bretaña y se venera en ese lugar desde el siglo V. Las peregrinaciones comenzaron en el S. XVII, tras darse a conocer las apariciones de Santa Ana a Yves Nicolazic, un piadoso labriego, lo que dio lugar a la construcción de una capilla que a mediados del siglo XIX fue reemplazada por la actual basílica. Santa Ana de Auray acoge desde entonces a peregrinos durante todo el año, procedentes de todas las diócesis y parroquias de Bretaña. A los pies de María, hija de Santa Ana y Madre de Jesús, los peregrinos de la parroquia de la Vall d’Uixó pusieron sus deseos de seguir anunciando con sus vidas la alegría del Evangelio que vivió San Vicente Ferrer.

Inauguración de la Cáritas de La Asunción de La Vall como fruto del Jubileo

El pasado viernes 2 de junio Mons. Casimiro López Llorente bendijo la nueva Caritas Parroquial Ntra. Sra. de la Asunción de la Vall d’Uixó. La iniciativa permanecerá para siempre, junto con la Capilla de la Misericordia que permanece abierta durante todo el día para la oración de los fieles, como un fruto permanente en la Parroquia del Jubileo de la Misericordia.

Leer más