Testimonio frutos Oratorio

Testimonio exprés sobre los frutos del Oratorio en una parroquia pobre

El Colegio Mater Dei organizó el miércoles 25 una sesión testimonio de la experiencia del Oratorio para niños pequeños en Venezuela. La ocasión surgió aprovechando el paso del sacerdote Miguel Vila Pazos, párroco de Ntra. Sra. del Carmen en Cumaná. La iglesia está en un barrio pobre, donde en tres años se han creado más de 50 grupos. En el acto participaron profesores, familias y seminaristas. Precisamente el sábado 12 de mayo habrá una sesión de profundización de este método de catequesis que desde hace unos años se está implantando en la Diócesis.

José Miguel Vila explica que se encontraba con la dificultad de que los niños “no sabían nada de Dios. En sus casas no les decían nada, ni en la escuela ni en la sociedad”. Buscando medios para invertir la situación, un sacerdote le habló de los Oratorios para niños pequeños y rápidamente prendió en la gente: “Hay inter-relación entre catequistas y catequizados. El amor que se trasluce abre las puertas a un Dios cercano”.

“Me llamó la atención porque cuando se dan clases de catecismo hay como un foso de separación entre el que da y el que recibe. Yo se, tu no sabes. Sin embargo aquí es al contrario. El catequista necesita preparar bien lo que va a transmitir, y está expectante de cómo el niño recibe la Palabra y de lo que aporta”, explica el párroco del Carmen, que hace 10 años fue enviado en misión desde su archidiócesis de Madrid a Venezuela.

El primer fruto que ha constado es la alegría en los niños: “Los veo alegres, los veo libres. Y sobre todo hay un fruto colectivo en el sentido que se sienten importantes y que Dios les quiere tal como son”. Otro resultado inmediato es alcanzar las familias: “Cuando un niño llega a casa y lo cuenta, suscita curiosidad. Se produce una evangelización a la inversa porque son los niños que evangelizan a los padres”. Al final, asegura el padre Vila, se consigue “una presencia de la Iglesia diferente: la gente te saluda por la calle y ven la parroquia como un bien magnífico”.

Jornada de profundización en Segorbe

El Seminario de Segorbe y La Milagrosa aplican el Oratorio desde hace seis años. El  Mater Dei comenzó con infantil hace dos, y este curso se ha implantado en toda primaria. El Bisbe Pont está trabajando para incluirlo también en su programa pastoral. Así se completa su aplicación en los cuatro colegios diocesanos. Además también se realiza en varias parroquias. Para todos ellos, el sábado 12 de mayo la Delegación de Catequesis ha organizado una  jornada de profundización en Segorbe a partir de las 10h.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.