Una vigilia en Torreblanca abre el Octavario de oración por la unidad de los cristianos

El Octavario de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra cada año durante los siete días anteriores a la fiesta de la Conversión de San Pablo, ha comenzado este miércoles con una vigilia en la parroquia de San Bartolomé de Torreblanca. D. Nuno Vieira, párroco de la población y delegado diocesano de ecumenismo, acogió al sacerdote encargado de la comunidad rumana ortodoxa de Castellón, que llegó acompañado por un grupo de fieles.

El delegado diocesano ha introducido el acto afirmando que las diversas iglesias y confesiones cristianas comparten lo esencial, y que eso ya es motivo de alegría. D. Nicolae Ionita, párroco ortodoxo de San Nicolás, en Castellón, ha manifestado la importancia de esta celebración y aseguraba que se puede vivir dimensiones de unidad en la diversidad.

La vigilia ha comenzado con un petición de perdón por actitudes y hechos que mantienen la división. Ha seguido con la lectura de la parábola del hijo pródigo y un gesto con el crucifijo, como fuente de unidad. El rezo del Credo y del Padrenuestro, junto con un signo de la paz, han puesto punto final al encuentro en el que han participado unas 30 personas. La siguiente cita es el domingo próximo a las 12:30h, esta vez en la parroquia ortodoxa de la calle San Roque de Castellón.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.