Vigilia de oración por la vida naciente

A TODO EL PUEBLO DE DIOS EN SEGORBE-CASTELLÓN: SACERDOTES, DIÁCONOS, CONSAGRADOS Y SEGLARES

 

Amados todos en el Señor:

El próximo sábado 27 de noviembre el Santo Padre, Benedicto XVI, celebrará en la Basílica de San Pedro una Solemne “Vigilia por la vida naciente”, coincidiendo con las vísperas del primer domingo de Adviento en el marco de la cercana Solemnidad de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo. Es deseo del Santo Padre que en cada una de las diócesis los Obispos presidan celebraciones análogas e involucren a las parroquias, a las comunidades religiosas, asociaciones y movimientos para pedir por la conversión de los corazones y dar así un testimonio eclesial común a favor de una cultura de la vida y del amor.

Ante la dramática expansión de la llamada “cultura de la muerte”, que cuestiona la buena nueva de toda vida humana, los cristianos debemos seguir proclamando con fuerza la cultura de la vida: cada ser humano desde su concepción hasta su ocaso natural posee una dignidad inalienable por ser criatura de Dios. Nadie, ni nuestros legisladores ni la mujer embarazada ni ningún otro, son dueños de la vida humana concebida. No se trata de imponer una perspectiva de fe, sino de defender los valores propios e inalienables de todo ser humano. Es urgente, por tanto, nuestro compromiso efectivo en la promoción y la defensa de toda vida humana, en la acogida y en el respeto de la vida de cada ser humano: ésta es la base de una sociedad verdaderamente humana y de un progreso verdaderamente humano.

Por ello, ante la amenaza y extensión progresiva del aborto, debemos intensificar nuestra oración por la vida: una oración hecha con fe y confianza, con insistencia y perseverancia siempre da fruto, porque nuestra fe en el Dios de la vida nos asegura que al final triunfará el bien sobre el mal, la vida sobre la muerte. Os exhorto a todos a unirnos cordialmente a la invitación del Santo Padre y a participar así en la Solemne Vigilia por la vida naciente que yo mismo presidiré en la S.I. Concatedral de Santa María el día 27 de noviembre a las 20:00 horas.

Con la celebración de la Eucaristía y el rezo de Vísperas, en adoración ante el Santísimo Sacramentado, daremos gracias al Señor que con el don total, ha dado sentido y valor a toda vida humana, oraremos por la vida humana naciente e imploraremos la gracia y la luz del Señor para acoger y promover siempre y en toda circunstancia la vida humana. Cuento con vuestra asistencia, de sacerdotes, religiosos y seglares. Urge orar por la vida humana naciente, y debemos hacerlo juntos.

Con mi afecto y bendición,

 

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.