El Obispo invita a vivir el mensaje de Fátima para ser misioneros

Mientras el Papa Francisco celebraba la Misa de canonización de Francisco y Jacinta Marto en Fátima, el Obispo presidía una eucaristía en la iglesia de San Agustín de Castellón. Mons. López Llorente introducía el acto religioso manifestando su comunión con el Santo Padre y “tantos peregrinos que le piden a la Virgen consuelo en el dolor y, sobretodo, que nos convierta a Jesucristo para reparación de tantos pecados, que nos venga la paz, cese la persecución a la Iglesia, y que el mundo abra su corazón a Dios que es fuente de amor, paz y fraternidad”.

Desde tres días antes, el Apostolado de Fátima había organizado una novena que culminaba el sábado 13 con la fiesta jubilar por el centenario de las apariciones. En la homilía de la eucaristía, mons. Casimiro López Llorente recuperaba el mensaje fundamental de la Virgen en Portugal –conversión, penitencia y oración- para invitar a “abrir el corazón y que Dios ocupe el centro de nuestra vida personal, familiar y social”. Solo así, aseguraba, la devoción a María será como ella quiere, y los fieles serán con ella “peregrinos en la esperanza y la paz”, como rezaba el lema de la peregrinación de Francisco.

Durante los actos ha estado expuesta una caja donde introducir intenciones de oración que se llevarán a Fátima con la peregrinación diocesana organizada del 27 al 29 de octubre de este año. El Obispo desea que sea un acontecimiento espiritual, por lo que se están realizando unas catequesis preparatorias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *