Encuentro de Apostolado Seglar

Queridos diocesanos:

Hace unos días me dirigía a todo el Pueblo de Dios en nuestra Diócesis de Segorbe-Castellón para invitaros al Encuentro diocesano de Apostolado Seglar. Lo celebraremos, D. m., el día 10 de mayo, en el Seminario Mater Dei de Castellón. El día elegido no puede ser más significativo: la Víspera de Pentecostés. Al recordar la venida del Espíritu sobre la Iglesia naciente y la salida en misión de los primeros evangelizadores en Pentecostés, celebramos también con toda la Iglesia en España la Jornada del Apostolado Seglar y de la Acción Católica.

El Encuentro está pensado para todos: sacerdotes, religiosos y seglares; y, de modo especial, para los grupos y movimientos, para los movimientos clásicos –y no sólo para los así llamados movimientos apostólicos como la Acción Católica-, y para los nuevos movimientos de nuestra Iglesia diocesana. Al mismo están invitados también todos los seglares implicados más estrechamente en la vida y misión nuestra Iglesia.

Ya desde mi llegada a vosotros como Obispo, Padre y Pastor, percibí la necesidad de trabajar por la comunión de todos los movimientos y grupos en la única comunión y misión de nuestra Iglesia diocesana. He afirmado más de una vez que todo grupo y movimiento debidamente reconocido por la Iglesia tiene su legítimo lugar y papel en la vida y misión de nuestra Iglesia diocesana; pero ello siempre en la unidad de la fe, de la celebración y de la comunión con el Obispo diocesano y al servicio de la única misión de nuestra Iglesia. Todos ellos son complementarios: ninguno puede arrogarse ser la Iglesia ni creer que lleva a cabo la vida y misión de la Iglesia en su totalidad.

No cabe duda que la fuente de la comunión es Dios, Uno y Trino, en Cristo. Todos y cada uno hemos de estar personalmente unidos a Cristo Jesús bajo la acción del Espíritu para que se cree unión entre nosotros. Ahora bien: para que se construya, a la vez, una real comunión entre nosotros, y entre los grupos y movimientos necesitamos conocernos, valorarnos y acogernos de corazón. Existen con frecuencia prejuicios, fruto muchas veces de un conocimiento y de una valoración insuficientes, que dificultan la comunión y, en consecuencia, la misión.

Por todo ello queremos que este encuentro sea un día de convivencia para todos los movimientos y realidades eclesiales presentes en nuestra Diócesis: todos sois dones del Espíritu Santo que hemos de conocer, valorar y agradecer para vivir la unidad desde la legítima pluralidad. En esta Jornada oraremos juntos, compartiremos las experiencias y los valores de los movimientos y asociaciones, daremos gracias a Dios por la riqueza que significa para nuestra Diócesis la existencia de tantos movimientos de seglares, conoceremos el carisma de los otros para acogerlos como un don para bien de toda la Iglesia diocesana. En definitiva, queremos celebrar juntos la Vigilia de Pentecostés escuchando la voz del Espíritu y compartiendo en la unidad los diversos dones que Él nos reparte.

El gran signo hoy hemos de dar a nuestro mundo es vivir fraternalmente en la unidad de la comunión y misión eclesial. Las divisiones y exclusiones laceran profundamente la Iglesia e impiden a mucha gente abrazar la fe. Vivamos en la unidad que nace del Espíritu Santo.

Con mi afecto y bendición,

 

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.