Entradas

Monseñor López Llorente se reúne con los sacerdotes del Arciprestazgo de la Esperanza de Onda

Monseñor López Llorente se reunió ayer con los sacerdotes del Arciprestazgo de Nuestra Señora de la Esperanza de Onda (número 9) en el marco de los encuentros que el obispo está manteniendo con las distintas demarcaciones eclesiásticas de de la Diócesis con el objetivo de impulsar el objetivo pastoral anual a través de acciones concretas  y estimular la vida parroquial.

En concreto, en la reunión celebrada en la Esperanza de Onda, don Casimiro introdujo los objetivos centrales del presente curso pastoral, invitó a los sacerdotes a vivir la caridad entre ellos y con los miembros de sus parroquias. También hizo referencia a la estructura de los arciprestazgos y de la importancia de los consejos, así como de la “sinodalidad”.

Imagen Cartas 320x200

La Cruz, signo supremo del amor

Queridos diocesanos:

La Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, el 14 de septiembre, nos invita a reflexionar sobre el sentido de la Cruz. Muchos quizá se preguntarán por qué los cristianos celebramos la Cruz, que es un instrumento de tortura, un signo de sufrimiento, de fracaso y derrota. Es verdad que la cruz tiene todos estos significados. Es más: en tiempos de Jesús, la cruz era la más vil de todas las condenas a muerte.

Sin embargo, a causa de que quien muere en la cruz es el mismo Hijo de Dios y lo hace por nuestros pecados y por nuestra salvación, la Cruz representa también el triunfo definitivo del amor de Dios sobre todos los males del mundo. Desde entonces, la Cruz ya no es sinónimo de maldición sino de bendición. Porque “Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna” (Jn 3, 16).

Leer más

Homilía Ramos

Homilía en el Domingo de Ramos

S.I. Concatedral de Castellón y S.I. Catedral-Basílica de Segorbe,

14 de abril de 2019

(Is 50, 4-7; Sal 21; Filp 2,6-11; Lc 22,14-26,56)

 

Inicio de la Semana Santa, celebración de la fe cristiana

  1. Con alegría hemos salido con palmas y ramos al encuentro de Jesús, como lo hizo aquella masa de gente y discípulos en su entrada en Jerusalén. A él le hemos cantado: “Hosanna al Hijo de David, bendito el que viene en nombre del señor, el Rey de Israel” (Lc 19). Con el recuerdo de aquella entrada de Jesús en Jerusalén, iniciamos la Semana Santa: es la “semana mayor”, la “semana grande” del año litúrgico de la Iglesia. Nos disponemos a conmemorar los misterios centrales de nuestra fe: la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Estos días son los de mayor intensidad litúrgica de todo el año, que tan hondamente han calado en la religiosidad cristiana de nuestro pueblo. Las procesiones y representaciones de la pasión son expresión del profundo arraigo de la fe cristiana y de sus misterios centrales entre nosotros.

Leer más

Actos Semana Santa

Calendario litúrgico del Obispo de Segorbe-Castellón en Semana Santa

 

Domingo de Ramos, 14 de Abril:

  • 12:00: Procesión de Palmas y Santa Misa en S. I. Concatedral de Castellón.
  • 18:30: Procesión de Palmas desde la iglesia del Seminario y Santa Misa en la S.I. Catedral-Basílica de Segorbe.

 

Lunes Santo, 15 de Abril:

  • 11:00: Santa Misa Crismal en la S.I. Concatedral de Castellón.

 

 Jueves Santo, 18 de Abril:

  • 19:00: Santa Misa en la Cena del Señor en la S.I. Catedral-Basílica de Segorbe.
  • 22:00: Procesión Penitencial de las Cofradías de la Ciudad de Segorbe.

 

 Viernes Santo, 19 de Abril:

  • 08:00: Vía Crucis en Castellón desde la iglesia de la Sangre hasta la Basílica de Lledó.
  • 10:00: Vía Crucis en Segorbe desde la S. I. Catedral-Basílica hasta la misma.
  • Ejercicio de las Siete Palabras en la S.I. Catedral-Basílica de Segorbe.
  • 17:00: Acción Litúrgica en la S.I. Catedral-Basílica de Segorbe.
  • 20:00: Procesión Capitular del Santo Entierro desde la S.I. Catedral-Basílica hasta la misma.

 

 Sábado Santo, 20 de Abril:

  • 23:00: Solemne Vigilia Pascual en la S.I. Catedral- Basílica de Segorbe.

 

 Domingo de Resurrección, 21 de Abril:

  • 10:30: Solemne Eucaristía de la Pascua de Resurrección en la S.I. Catedral-Basílica de Segorbe.
  • Procesión del Encuentro desde la S.I. Catedral-Basílica de Segorbe hasta la misma.

Banner Xtantos

 

Imagen Cartas 320x200

El regalo precioso del Bautismo

Queridos diocesanos:

En la Fiesta del Bautismo de Jesús, el día 13 de enero, revivimos su bautismo a orillas del río Jordán de manos de Juan Bautista. Este hecho se convierte en una solemne manifestación de su divinidad. “Y mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espíritu Santo en forma de paloma, y vino una voz del cielo: ‘Tú eres mi Hijo, el amado; en ti me complazco’” (Lc 3, 21-22).  Es la voz de Dios-Padre que manifiesta que Jesús es su Hijo Unigénito, su amado y predilecto. Jesús es el enviado por Dios para liberar y salvar a su pueblo, para ser portador de justicia, de luz, de vida y de libertad. Jesús es el Cordero que toma sobre sí el pecado del mundo, el Mesías enviado para destruir el pecado y la muerte. Por su muerte redentora libera al hombre del dominio del pecado y le reconcilia con el Padre; por su resurrección salva al hombre de la muerte eterna y le hace victorioso sobre el Maligno.

En el Jordán se abre una nueva era para toda la humanidad. Este hombre, aparentemente igual a todos los demás, es Dios mismo, que viene para liberar del pecado y dar el poder de convertirse “en hijos de Dios, a los que creen en su nombre; los cuales no nacieron de sangre, ni de deseo de hombre, sino que nacieron de Dios” (Jn 1, 12-13). El bautismo de Jesús nos remite así al bautismo cristiano, a nuestro propio bautismo. En la fuente bautismal, renacemos por el agua y por el Espíritu Santo a la vida misma de Dios, que nos hace sus hijos en su Hijo unigénito; su gracia transforma nuestra existencia, liberándola del pecado y de la muerte eterna. El bautismo nos sumerge en su misterio pascual, en el misterio de su muerte y en su resurrección, que nos lava de todo pecado y nos hace renacer a una vida nueva: la vida misma de Dios. He aquí el prodigio que se repite en cada bautismo. Como Jesús, el bautizado podrá dirigirse a Dios llamándole con plena confianza: “Abba, Padre”. Sobre cada bautizado, adulto o niño, se abre el cielo y Dios dice: este es mi hijo, hijo de mi complacencia. Los bautizados entran así a formar parte de la gran familia de los hijos de Dios, la Iglesia, y podrán vivir en plenitud su vocación a la santidad, a fin de poder heredar la vida eterna.

Este es el gran don que Dios nos hace en el bautismo. No hay regalo mayor ni más precioso que podamos recibir o podamos hacer a nuestros hijos que el bautismo. La vida humana, que recibimos de Dios a través del amor de nuestros padres, es un gran regalo, pero tiene un final; la nueva vida del bautismo, por el contrario, no tiene fin: perdura para siempre, es eterna. Cuando los padres piden el bautismo para sus hijos con fe y convicción y no por mera tradición, manifiestan su fe, su gratitud y su alegría por ser hijos de Dios, por ser cristianos y por pertenecer a la Iglesia. Y, porque lo consideran un gran regalo para sí, lo quieren también para sus hijos. Otros padres bautizados, por desgracia, privan a sus hijos de este hermoso regalo, porque o no valoran el propio bautismo, han dejado de creer o se han alejado de la Iglesia.

El don de la nueva vida, recibida en el bautismo, es como semilla llamada a germinar, crecer y desarrollarse para dar frutos de santidad, de perfección en el amor y de vida eterna. Para ello, este don debe ser acogido y vivido personalmente. Es un don de amistad que implica un ‘sí’ al amigo e implica un ‘no’ a lo que no es compatible con esta amistad.  Dios quiere y espera nuestra respuesta libre; esta respuesta comienza por nuestra fe, con la que, atraída por la gracia de Dios, nos fiamos de Dios y confiamos en Él, nos adherimos de mente y de corazón a su Palabra, acogemos su gracia en los sacramentos, le amamos con todo nuestro ser y seguimos sus caminos. Todo bautizado, también los bautizados en la infancia en la fe de la Iglesia, profesada por sus padres, al ser capaz de comprender, debe recorrer personal y libremente este camino espiritual con la gracia de Dios, para que desarrolle el don recibido en el bautismo.

Nuestros niños bautizados necesitan que padres y padrinos, y toda la comunidad cristiana les ayudemos a vivir su bautismo. La riqueza de la nueva vida bautismal es tan grande que pide de todo bautizado una única tarea: Caminar según el Espíritu (cf. Ga 5, 16), es decir, a encontrarse personalmente con Jesús para vivir unidos a Él y obrar constantemente en el amor a Dios haciendo el bien a todos como Jesús. 

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

El Obispo de Segorbe-Castellón: “Solo aquellos que están abiertos a Dios son capaces de percibir el misterio de la Navidad”

Monseñor López Llorente celebró la Santa Misa de Nochebuena y de la Natividad de Nuestro Señor en Segorbe y Castellón, respectivamente. La primera de las celebraciones -la Santa Misa de Nochebuena- tuvo lugar el pasado 24 de diciembre en la S.I. Catedral de Segorbe a las 18:00 horas, mientras que ofició la Eucaristía del Día de Navidad en la S.I. Concatedral de Castellón, a las 12:00 horas del mediodía. Leer más

Imagen Cartas 320x200

En Navidad, nace Dios

Queridos diocesanos

Navidad está a las puertas. Aunque no faltan los intentos de silenciar o cambiar su verdadero sentido y ante el riesgo de que los mismos cristianos lo olviden, en Navidad resuenan con fuerza las palabras del Ángel a los pastores: “Os anuncio una gran alegría… hoy os ha nacido, en la ciudad de David, un Salvador, el Mesías, el Señor” (Lc 2,10-11). Esta frase muestra el significado y el contenido propio de la fiesta de la Navidad y el motivo de la alegría navideña de los cristianos, una alegría que se ofrece a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

Jesús nace en una familia pobre, pero rica en amor. Nace en un establo, porque para Él no hay lugar en la posada. Es acostado en un pesebre, porque no tiene una cuna. Llega al mundo ignorado por muchos, pero es acogido por los humildes pastores.

Leer más

Monseñor López Llorente felicita la Navidad a diversas entidades de la capital del Alto Palancia

Monseñor López Llorente ha felicitado las próximas fiestas de Navidad a diversas entidades y colectivos de la ciudad de Segorbe. El Obispo ha comenzado la jornada visitando los dos colegios diocesanos de la localidad –el colegio Seminario y La Milagrosa- y ha compartido la Buena Noticia del próximo Nacimiento del Niño Dios con los directores titulares y docentes, el claustro de profesores, los alumnos de todas las etapas y miembros de las AMPA de ambos centros docentes. Leer más

El Obispo de Segorbe-Castellón se reúne con el clero joven de nuestra diócesis en Caudiel

Monseñor López Llorente se ha reunido esta mañana con el clero joven de la Diócesis de Segorbe-Castellón en la localidad de Caudiel. La jornada ha comenzado con una conferencia de Jordi Massegú, responsable en España del movimiento “Life Teen”, un método de formación católica nacido en Estados Unidos que pretende acercar a los jóvenes a Cristo a través de dos ejes: Catequesis dinámicas y encuentro con Jesús en la Eucaristía y que defiende la necesidad de renovar la Pastoral Juvenil. Leer más

Mons. López Llorente: “La comunidad cristiana es el lugar donde se produce el encuentro con El Señor”

Monseñor López Llorente ha celebrado la Santa Misa que conmemora el quincuagésimo aniversario de la Parroquia de San José de Almazora. El Obispo de Segorbe-Castellón ha animado a los presentes a “dar gracias a Dios por estos cincuenta años anunciando el Evangelio -en referencia al lema de este medio siglo de vida de esta comunidad parroquial de nuestra diócesis- por tanta vitalidad mostrada de una forma sencilla, pero no por ello menos generosa y menos fecunda para todos”. Leer más