Entradas

La bendición del Hogar Nazareth culmina el proyecto diocesano del Jubileo de la Misericordia

Mons. Casimiro López Llorente ha bendecido esta tarde, 14 de noviembre, el Proyecto Sí a la vida – Hogar Nazareth. Se culmina así el proyecto diocesano que nació con motivo del Jubileo de la Misericordia en 2016 para acoger a jóvenes madres solteras. El Obispo ha deseado que esta casa sea “de verdad un signo visible de la Misericordia, que nos lleve a ser misericordiosos como el Padre, en este caso con las jóvenes que se encuentran con una necesidad y así realmente seamos promotores de la vida”.

Leer más

La caridad centra el trabajo del Consejo Diocesano de Pastoral

El Consejo Diocesano de Pastoral (CDP) se ha reunido hoy, sábado 26 de octubre, con un objeto principal de trabajo: la caridad, objetivo pastoral de este curso. El encuentro ha comenzado con una exposición de los documentos “Deus Caritas est” de Benedicto XVI, y de “Iglesia, servidora de los pobres” de la Conferencia Epicopal Española (CEE). El encargarlo de presentarlos a los miembros ha sido el sacerdote Juan Manuel Enrich.

Leer más

El COF Domus Familiae bendice una capilla en el 20 aniversario de su creación

Cuando se inauguró el Centro de Orientación Familiar (COF) en 1999, ya había el proyecto de hacer una capilla en los locales de este servicio diocesano al matrimonio y la familia. Pero los designios de Dios dispusieron que no fuera hasta 20 años después el que se pudiera realizar. Y el día ha sido este último viernes de septiembre. A las siete de la tarde, la sala de conferencias se llenó de voluntarios y amigos para participar en una Eucaristía presidida por Mons. Casimiro López Llorente.

Leer más

Ciento cincuenta fieles de nuestra diócesis asisten a la 29ª Jornada Mariana de la Familia en Torreciudad

El pasado sábado, 7 de septiembre, 150 castellonenses acudieron a la Jornada Mariana de la Familia en Torreciudad (Huesca), a la que asistieron más de 8.000 personas, procedentes de toda España. En dos autobuses y coches particulares, vecinos de toda la diócesis de Segorbe-Castellón – La Vall, Nules, Castellón,etc… – asistieron a esta jornada anual, religiosa y festiva. Leer más

Jóvenes madres solteras encuentran apoyo y fe en la VII Semana Nazareth

Una vez concluido el curso y que se han vaciado las aulas del colegio y el Seminario, el Mater Dei se convierte en una casa de veraneo. Entre las familias de muy diversas procedencias que vienen unos días a descansar, el complejo acogió del 22 al 28 de julio a un grupo de jóvenes madres solteras y sus hijos para disfrutar de unos días de vacaciones, formación y espiritualidad. Durante el curso participan en otras actividades, y se les ofrece el recurso del piso de acogida creado en la Diócesis como fruto del Jubileo de la Misericordia.

Leer más

Las razones de #yoelijo educación

En este video mons. Casimiro López Llorente explica las razones por las que la campaña #yoelijo educación es necesaria.

En primer lugar se promueve el desarrollo de la personalidad de cada niño y cada niña. Esta tarea educativa corresponde en primer lugar, y es un derecho recogido por diversas declaraciones internacionales así como la Constitución Española de 1978.

Pero para que ello sea efectivo, es necesario que contar con distintas opciones que los padres han de poder elegir en libertad.

Imagen Cartas 320x200

La dignidad de toda vida humana

Queridos diocesanos:

            Como fruto visible del Jubileo de la Misericordia, nuestra Diócesis puso en marcha el “Proyecto sí a la vida, Hogar de Nazaret”. Está pensado para acompañar a adolescentes embarazadas y ayudarles en la acogida de la vida que llevan en su seno. Es un compromiso más de nuestra Iglesia en nuestro ‘Sí, a toda vida humana’ en todos los momentos y circunstancias de su existencia terrenal.   

            El derecho a la vida es un derecho universal, que corresponde a todo ser humano. El primer derecho de una persona humana es su vida; es el bien fundamental, condición para todos los demás. Las cosas tienen un precio y se pueden vender, pero las personas tienen una dignidad que no tiene precio y que vale más que cualquier otra cosa. Por el sólo hecho de haber sido querido por Dios y creado a su imagen y semejanza, todo ser humano tiene una dignidad innata e inalienable que pide y merece ser reconocida, respetada y promovida por parte de todos. La vida de todo ser humano, en cualquier fase de su desarrollo, desde su fecundación hasta su muerte natural es inviolable. El respeto y la defensa de toda vida humana es la primera expresión de la dignidad inviolable de toda persona humana. 

            Toda vida humana siempre ha de ser acogida y protegida -ambas cosas juntas: acogida y protegida- desde la concepción hasta la muerte natural, y todos estamos llamados a respetarla y cuidarla. Por otro lado, es responsabilidad del Estado, de la Iglesia y de la sociedad acompañar y ayudar concretamente a quienquiera que se encuentre en situación de grave dificultad, para que nunca sienta a un hijo como una carga, sino como un don, y no se abandone a las personas más vulnerables y más pobres. Muchas veces nos hallamos en situaciones donde vemos que lo que menos vale es la vida de un ser humano. Por esto la atención a la vida humana en su totalidad se ha convertido en los últimos años en una auténtica prioridad del Magisterio de la Iglesia, particularmente a la más indefensa, o sea, al discapacitado, al enfermo, al que va a nacer, al niño, al anciano, que es la vida más indefensa.

            Entre nosotros se extiende la así llamada ‘cultura de la muerte’, basada en el egoísmo individualista. A nuestra sociedad le aqueja una grave incoherencia, un doble lenguaje y una doble vara de medir a la hora de reconocer, respetar y promover el derecho a la vida. En la cultura del culto al cuerpo, se subraya la importancia y el valor de la vida de los sanos, pero no se valora igual la vida de los enfermos incurables, ni de los discapacitados, ni la de los ancianos, ni la de los niños no nacidos. Una mentalidad muy difundida de lo útil, la “cultura del descarte” -en palabras del papa Francisco-, esclaviza los corazones y las inteligencias de muchos. Esta “cultura” pide eliminar seres humanos, sobre todo si son física o socialmente más débiles e improductivos. 

            Nuestra respuesta a esta mentalidad es un ‘sí’ decidido y sin titubeos a la vida. La vida de todo ser humano es un bien en sí mismo. Además, en el ser humano frágil cada uno de nosotros está invitado a reconocer el rostro del Señor, que en su carne humana experimentó la indiferencia y la soledad a la que a menudo condenamos a los más pobres, débiles e indefensos. Cada niño no nacido, pero condenado injustamente a ser abortado, tiene el rostro de Jesucristo, que antes aún de nacer, y después recién nacido, experimentó el rechazo del mundo. Y cada enfermo, cada discapacitado, y cada anciano, aunque esté enfermo o al final de sus días, lleva en sí el rostro de Cristo. No nos pueden ser indiferentes ni pueden ser marginados o descartados.

            Los cristianos estamos llamados a sertestigos y difusores de la cultura de la vida humana frente a los desafíos de nuestro tiempo. Cada vida es un don de Dios y una responsabilidad nuestra. El futuro de la libertad y de la humanidad de nuestra sociedad depende del modo en que sepamos responder a estos desafíos. No podemos eludir estas cuestiones ni silenciarlas. Son aspectos irrenunciables de la misión de la Iglesia y pertenecen al núcleo de lo que nos ha sido transmitido por el Señor. Esto no sólo requiere palabras sino también hechos; y pide conquistar espacio en el corazón de los hombres y en la conciencia de la sociedad. Es éste un compromiso de evangelización que requiere a menudo ir a contracorriente. El Señor cuenta con nosotros para difundir el “Evangelio de la vida”.

            Con mi afecto y bendición,

            +Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón 

pre-matrimoniales La Vall d'Uixó

Los cursillos pre-matrimoniales llegan a La Vall y Segorbe se prepara para recibirlos

Esta tarde 25 parejas de novios participarán en la tercera sesión de los cursillos pre-matrimoniales que la Delegación de Familia y Vida organiza en la Vall d’Uixó. Es la segunda vez que se organiza en la localidad. Mientras, en Segorbe se están preparando para acoger por primera vez estas sesiones de preparación al sacramento del matrimonio.

Estos cursillos pre-matrimoniales se llevan realizando varios años en la Diócesis con una creciente aceptación. Este curso se impartirá por primera vez en cuatro lugares: comenzó en Castellón, siguen La Vall d’Uixó, y Segorbe y concluirá, de nuevo, en marzo en la capital de la Plana.

En estos encuentros la Delegación de Familia ofrece a los novios la revista “Sí quiero”, editada por el Obispado, y que contiene indicaciones muy útiles para preparar la boda tanto a nivel práctico como en las actitudes profundas que sostienen el sacramento.

#Yoelijo presentación campaña

Las diócesis valencianas quieren concienciar sobre la libertad de educación con la campaña #Yoelijo

Entidades y asociaciones educativas de la Comunitat Valenciana, en colaboración con las diócesis de Segorbe-Castellón, Valencia y Orihuela-Alicante, han presentado la campaña #Yoelijo, que defiende el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos. Vicente Morro, portavoz de la Mesa por la Educación en Libertad, explicó en el acto de presentación, celebrado ayer en el claustro de la Facultad de Teología de Valencia, que la campaña “surge de la inquietud de las familias, docentes y titulares de los centros educativos, preocupados por la educación porque de ella depende nuestro futuro”.

 En octubre pasado ya se presentó el Manifiesto “Sin educación en libertad, no hay democracia”, y ahora se concreta en la divulgación de su contenido y reivindicaciones a través de distintos instrumentos: una página web; las redes sociales y los medios de comunicación; un vídeo; recogida de firmas; visitas a centros educativos; y conferencias, entre otros medios.

El objetivo es suscitar “una verdadera movilización y concienciación social”, explica Morro, en particular a las familias, ya que “nuestra experiencia en el entorno educativo es que muchos padres se sorprenden cuando llega el momento de elegir el centro para escolarizar a sus hijos, porque es entonces cuando se dan cuenta que no pueden elegir porque su hijo no puede entrar en el centro que ellos habían elegido, y a esos padres les queremos decir que tenemos unos derechos que nos avalan y tenemos que hacerlos valer”.

Apoyo de 730 colegios y más de 150.000 familias

La campaña #Yoelijo cuenta con el apoyo de 730 colegios y más de 150.000 familias de la Comunitat Valenciana y agrupa a un amplio colectivo de ciudadanos a través del los obispados de Segorbe-Castellón, Orihuela Alicante, el Arzobispado de Valencia, la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir y la Universidad CEU Cardenal Herrera, Escuelas Católicas Comunitat Valenciana, la Federación de Centros Educativos de Valencia (Feceval), CONCAPA Comunidad Valenciana y la Fundación San Vicente Mártir de Colegios Diocesanos.