La Nueva Evangelización en la era digital

Queridos diocesanos:

Desde hace 45 años, la Iglesia celebra el Domingo de la Ascensión la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Los últimos años nos estamos fijando en las nuevas tecnologías de la comunicación, que tienen cada día mayor importancia en nuestras vidas, como es el caso de las redes sociales en Internet para los jóvenes. Todos, de un modo u otro, vivimos ya en la era digital.

El Papa Benedicto XVI viene dedicando su tradicional mensaje con motivo de esta Jornada a iluminar desde la doctrina de la Iglesia el mundo digital de las nuevas tecnologías de la comunicación. Para este año ha elegido el lema: “Verdad, anuncio y autenticidad en la era digital”. Además de ofrecernos un lúcido análisis de las consecuencias positivas y negativas de las nuevas tecnologías en la vida de las personas y de la sociedad, el Santo Padre llama especialmente la atención sobre dos cosas: a saber, sobre la necesidad de preservar la relación directa y personal y sobre la necesidad del uso de estas tecnologías al servicio de la evangelización.

En efecto, ante las nuevas tecnologías es necesario preservar la relación directa y personal en nuestras vidas. De un lado, las relaciones interpersonales que se establecen a través de las redes inciden en la imagen que los usuarios tienen de sí mismos; una imagen que ha de estar siempre basada en la verdad y en la autenticidad de uno mismo, y no la mentira y el engaño. Y, de otro lado, las relaciones virtuales en las redes sociales no pueden ir nunca en detrimento ni pueden sustituir el contacto humano directo en todos los aspectos de nuestra vida, empezando por el entorno familiar entre padres, hijos y hermanos.

Existe de hecho el riesgo de refugiarse en las redes sociales y desatender  la necesaria relación con los familiares, con los compañeros y con los amigos. Además “existe un estilo cristiano de presencia en el mundo digital, caracterizado por una comunicación franca y abierta, responsable y respetuosa del otro”. También el uso de Internet debe estar marcado por los criterios éticos o morales de la comunicación humana, como son el respeto de la dignidad de la persona, la verdad y la búsqueda del bien común.

Pero el Papa hace, sobre todo, una llamada a evangelizar este nuevo espacio vital y comunicativo del mundo digital. No sólo se trata de comunicar el Evangelio poniendo  contenidos abiertamente religiosos en las plataformas de los diversos medios, sino también y sobre todo de dar en el mundo digital un testimonio coherente con la fe y de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él.

También, en este nuevo contexto, el cristiano está llamado de nuevo a responder a quien le pida razón de su esperanza. En un mundo secularizado como el nuestro es urgente y prioritario anunciar que Dios existe y que es Él quien nos ha dado la vida; así como anunciar que sólo Dios es absoluto, amor fiel e indeclinable, meta infinita que se trasluce detrás de todos los bienes, verdades y bellezas admirables de este mundo.

Es propio de todos los cristianos, incluidos los cristianos profesionales de la comunicación, anunciar y testimoniar, también en las redes sociales, la primacía de Dios y mostrarlo como condición de la plenitud del hombre.

Con mi afecto y bendición,

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.