Caritas asegura su atención a los más desvalidos ante la pandemia

A pesar del estado de alarma que obliga a los ciudadanos a recluirse en sus casas reduciendo las salidas a motivos justificados, muchas personas se quedan al margen por la simple razón de que viven en la calle. La situación se empeora estos días a causa de la lluvia y el frío. El Albergue Mare de Déu del Lledó, gestionado por Cáritas Diocesana en Castellón, en estas circunstancias sigue en funcionamiento. Cuenta con 39 plazas y los participantes cumplen rigurosamente la cuarentena. Además, los voluntarios de las cocinas aseguran que todo el que se acerque recibirá alimentos para llevar.

El equipo de Animación Comunitaria en el Territorio, que acompaña a los voluntarios de las Cáritas parroquiales, está operativo para asesorar y que se pueda seguir atendiendo a la población vulnerable de las parroquias. Para ello, los técnicos siguen atendiendo por teléfono y vía mail. Como se anunció ya el 13 de marzo, se recomienda que los voluntarios que son población de riesgo por edad o situación de salud, no acudan a la acogidas, lo comuniquen al párroco y se queden en casa donde “pueden hacer mucho bien con la oración pidiendo por el personal sanitario, enfermos, familias y difuntos”.

Al mismo tiempo se pide que, si no es posible la atención telefónica, la atención sea bajo cita evitando la aglomeración y permanencia en espacio cerrados. Así mismo se deberá reforzar la limpieza e higiene personal y de los lugares de Cáritas, y que si a pesar de todo es necesario cerrar sus acogidas se debe comunicar al párroco para que “éste pueda seguir haciendo presente en la comunidad el amor preferencial de Dios por sus favoritos”. La sede de Cáritas Diocesana en la calle Germanías, 4 de Castellón, sigue con las puertas abiertas, asumiendo las restricciones sanitarias establecidas, y todos los servicios siguen activos.

Gabinete de crisis

Para asegurar el seguimiento de esta situación, Cáritas diocesana ha formado un gabinete de crisis que estará operativo mientras sea necesario. Éste se reúne, de momento, diariamente y recibirá información puntual de las diversas áreas para tomar el pulso de las necesidades y ver cómo dar respuesta. Los responsables aseguran que “todas las medidas adoptadas están orientadas al bien común, son temporales y siempre bajo las indicaciones de las autoridades sanitarias”. El teléfono de Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón es 964 255 521.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.