El Obispo, D. Casimiro, celebrará el Corpus Christi en la Catedral, en Segorbe, y en la Concatedral, en Castellón.

A pesar de las limitaciones por el coronavirus, el Obispo de Segorbe-Castellón, D. Casimiro López Llorente, no quiere dejar de celebrar la Solemnidad del Corpus Christi, como es costumbre, tanto en la Catedral diocesana en Segorbe como en la Concatedral de Santa María en Castellón de la Plana.

En la Víspera del Corpus, el sábado día 13, presidirá a las 19:00 horas la santa Misa en la Concatedral y a continuación la procesión claustral en el interior de la iglesia con la bendición del Santísimo a la Ciudad y la diócesis a la puerta del templo.

Y ya el día del Corpus, el Domingo día 14, también a las 19:00 horas lo celebrará del mismo modo en la Catedral diocesana en Segorbe, con la santa Misa, procesión claustral y bendición con el Santísimo a toda la diócesis a la puerta del templo.

Como el mismo Obispo ha comunicado hoy en una circular dirigida al Pueblo de Dios, la celebración del Corpus de este año ha de ser distinta, pero no por ello menos gozosa e intensa. “Si me apuráis, -escribe- este año deberíamos dejar que se acreciente nuestra fe y nuestra devoción en la presencia real de Cristo en la santa Eucaristía para que aumente así también nuestra caridad”. Por ello exhorta a los fieles a mostrar su caridad con los más necesitados colaborando con generosidad en la colecta extraordinaria de Cáritas de este día que ha de hacerse en todas las iglesias abiertas al culto público.

D. Casimiro invita de modo especial a los sacerdotes de la zona de Segorbe y a los párrocos y otros sacerdotes de la Ciudad de Castellón a participar en las respectivas celebraciones.

Fiesta del Cristo sin procesión, pero con un gesto histórico en Figueroles

Los figueroleros vivieron el pasado lunes 1 de junio su día grande en honor al Santísimo Cristo del Calvario pero de una forma muy diferente y especial. Pese a pasar a la fase 2 en la desescalada, las medidas de seguridad y el distanciamiento social obligaron a reducir al mínimo el número de participantes en los actos religiosos.

Ya a lo largo de la semana la novena se celebró en la ermita y no en la iglesia, con la asistencia reducida de tres fieles pero con retransmisión desde Youtube. El lunes, la solemne eucaristía tuvo lugar en la iglesia parroquial y estuvo presidida por el párroco Juan Vicente Vaquerizo al que acompañaron sacerdotes del arciprestazgo. En la misa sólo participaron algunos concejales de la corporación municipal y unos pocos fieles, en representación de la parroquia.

Por la noche, se suprimió la solemne procesión que fue reemplazada por un entrañable acto en el ermitorio, donde se cantaron los gozos y las llagas y el párroco realizó una oración y bendijo a todo el pueblo con la imagen del Cristo del Calvario. Mientras tanto las campanas de la iglesia parroquial volteaban anunciando la solemnidad de la fiesta. El Cristo fue sostenido en la explanada del Calvario por el alcalde de Figueroles, Luis Gregori.

Un hecho histórico puesto que esta imagen del Cristo, que data de 1.940,  sólo había salido de la ermita hace algunos años con motivo del aniversario de su devoción. Con la del lunes por la noche, ha sido la segunda ocasión en su historia que el Cristo ha bajado de su emplazamiento habitual (aunque esta vez tan sólo estuvo en la explanada de la ermita y no bajó al pueblo).

Cabe destacar que con esta edición se cumplen 386 años de la devoción de los figueroleros hacia su Cristo del Calvario. Una tradición que se remonta al siglo XVIII y que rememora el hallazgo milagroso de la imagen original, que fue quemada durante la guerra civil española.

 

Comunicado sobre las Actividades de Verano y la Pandemia del Covid-19

Castellón de la Plana, 3 de junio de 2020

Delegación para Infancia y Juventud

Diócesis de Segorbe-Castellón

 

A todas las parroquias, institutos de vida consagrada, movimientos y asociaciones de infancia y juventud de la Diócesis de Segorbe-Castellón

 

A estas alturas de curso, serían muchas las actividades previstas para el verano que estarían perfilándose: campamentos de verano, peregrinaciones, campos de trabajo, misiones, escuelas de verano, voluntariados, etc. La situación actual en el estado de alarma y la previsible situación en el futuro inmediato, ponen en seria dificultad la realización de dichas actividades en las condiciones en las que se han venido realizando otros años.

Nuestros más pequeños, adolescentes y jóvenes, tienen derecho a disfrutar de actividades que les ayuden a crecer humana y cristianamente, especialmente aquellos que están en situaciones de vulnerabilidad. Hemos de generar espacios y actividades que ayuden a expresar todo lo vivido durante el confinamiento, que favorezca el contacto entre niños y niñas, que puedan disfrutar de la naturaleza, que se les ayude a la socialización y a compartir la Fe en comunidad. Es por tanto nuestra obligación ser creativos y pensar iniciativas que ayuden a vivir experiencias similares este verano y velen por la sonrisa de los más pequeños. Adaptarnos a las nuevas condiciones, aunque con grandes restricciones, ha de ser nuestro objetivo. No hemos de renunciar a proponer alternativas.

Leer más

El Obispo se reúne con los seminaristas tras el confinamiento

En la tarde de ayer, el Obispo, D. Casimiro López Llorente, se reunió por primera vez después del confinamiento, con algunos seminaristas de los Seminarios Diocesanos Mayor y Menor Mater Dei, de los que ha estado muy pendiente en todo momento.

Cabe recordar que cinco de los jóvenes del seminario mayor y cinco del menor han estado viviendo juntos en el seminario durante todas estas semanas de confinamiento, combinando la formación humana e intelectual con la espiritual.

D. Casimiro celebró la Eucaristía junto a ellos y los rectores, Juan Carlos Vizoso y José Antonio Morales, en la que agradeció a Dios que los seminaristas hubieran vivido todas estas semanas como una bendición, ya que en ellos se ha dado un verdadero crecimiento humano, en la fe, en comunidad, ya que han compartido tiempo, ratos de deporte y de servicio en el seminario, y también un crecimiento académico, pues han podido mantener y aprovechar las rutinas de estudio.

Por otra parte, y a raíz de la primera lectura del día (2 Tim 1, 1-3.6-12), en la que San Pablo escribe a Timoteo, por quien ora de noche y de día, y aconsejándole que reavive el don que recibe de Dios, el Obispo también pidió para que en estos jóvenes se diese continuamente este “reavivar la vocación” con intensidad desde Dios y vinculados a Cristo, que es el camino, la verdad y la vida.

 

Reunión de Cáritas Comunitat Valenciana y Cáritas Murcia: “es necesaria una implicación individual y colectiva en la reconstrucción económica y social de nuestro territorio”

Los representantes de Cáritas Comunitat Valenciana y de Cáritas Cartagena-Murcia mantuvieron ayer una reunión telemática para compartir diferentes aspectos de su trabajo durante y después de la COVID-19.

En ella han analizado, entre otros asuntos, la vuelta a la normalidad que será, para muchas personas, un regreso a una situación económica y social aún más complicada de la que tenían con anterioridad a la crisis sanitaria producida por el coronavirus.

Las Cáritas de Segorbe-Castellón, Orihuela-Alicante, Valencia y Cartagena-Murcia, que abarcan un territorio de casi seis millones y medio de habitantes, han mantenido sus programas de atención a las personas en situación de mayor vulnerabilidad a lo largo de toda la pandemia, y ven con preocupación la realidad de desempleo, de la precariedad laboral y de las dificultades económicas que van a padecer miles de personas, especialmente aquellas que ya formaban parte de lo que, con la Fundación FOESSA denominamos “sociedad insegura”.

Al mismo tiempo, los responsables de las cuatro entidades han mostrado su agradecimiento a la sociedad, ya que a lo largo de estos meses han sido muchos los ofrecimientos de personas particulares y de empresas para apoyar su trabajo, con propuestas de colaboración voluntaria o de donaciones económicas o en especie.

Como miembros de la sociedad civil desde el Tercer Sector, Cáritas Comunitat Valenciana y región de Murcia proponen a las Administraciones Públicas y al resto de la ciudadanía una implicación individual y colectiva en la reconstrucción económica y social de nuestro territorio, que esté más pendiente de quienes hayan sido golpeados de manera más virulenta por la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas.

En este sentido, las cuatro instituciones van a formar parte de las comisiones a las que sean convocadas y mantendrán su trabajo de incidencia política junto a la de atención y acompañamiento a las personas en situación de mayor vulnerabilidad, tal como ya venían haciendo.

Más de 30 jóvenes participan en la conferencia virtual de la Delegación de Juventud sobre ecología y contaminación

El pasado viernes, 29 de mayo, Jóvenes en el Corazón de Cristo por María, junto con el apoyo y colaboración de la Delegación de Infancia y Juventud de la diócesis y de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), organizaron la conferencia sobre la Encíclica del Papa Francisco, “Laudato si´” sobre el cuidado de la creación.

Con el título “¿Hipocresía ecológica?, ¿contaminación sincera?, los retos del católico de hoy”, los ponentes fueron Lorena del Rey, licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Autónoma de Madrid y responsable del voluntariado de Radio María España. También Pablo Martínez de Anguita, autor de más de 100 artículos y de 30 libros, además de director del instituto Laudato si´ de Madrid y la revista sobre Iglesia y ecología LandsCare.

Pablo Martínez Inició la intervención exponiendo el bien que ha hecho la Encíclica del Papa Francisco, “la maravilla que ha supuesto mostrarle al mundo la importancia del cuidado de la creación, rescatando su dimensión espiritual y vocacional”. Martínez, que es experto en bosques y su relación con la pobreza, expuso los problemas que causa la contaminación ambiental a las personas más vulnerables.

Por su parte, Lorena del Rey puso sobre la mesa las connotaciones morales, “que nos implican a todos frente al cuidado de la naturaleza como un pedido de Dios”. También explicó que “el cuidado de la creación siempre se politiza por unos y otros para llevar a las personas hacia unos postulados ideológicos u otros, y no es una lucha política, sino una responsabilidad de todos”.

Los contribuyentes aprueban la labor de la Iglesia marcando la casilla de la renta

La pandemia ha puesto de manifiesto una vez más el compromiso de la Iglesia con las personas que sufren en su salud como en la pérdida de trabajo y situación de pobreza. Una muestra son las acciones publicadas a nivel nacional en la web iglesiasolidaria.es, o el contenido de la pestaña Información Coronavirus en el portal diocesano. La sociedad española es consciente del papel de las comunidades cristianas, y lo manifiesta marcando la casilla de aportación a la Iglesia Católica en sus declaraciones de la renta. El año pasado pusieron la ‘x’ 7.191.387 de declaraciones, 26.885 más que el ejercicio anterior.

Leer más

La diversidad de movimientos y realidades seglares de la Diócesis celebran juntos la Vigilia de Pentecostés

Durante la homilía de la Misa de Vigilia de Pentecostés, el sábado 30 de mayo, D. Casimiro López Llorente ha confesado que al inicio del acto se había emocionado al ver el Pueblo de Dios reunido– respetando los espacios de prudencia entre asistentes –  en la Concatedral de Santa María, en Castellón. Francisco Pérez, delegado diocesano de apostolado seglar, reconocía que había experimentado lo mismo. Y añadía que estaba muy satisfecho por la diversidad de movimientos y realidades eclesiales que han participado: veinticuatro. El Obispo ha destacado la vida, la verdad y la unidad como características del Espíritu Santo.

Leer más

Llenos de Espíritu Santo, en salida a la misión

Queridos diocesanos:

Poco antes de su Ascensión, Jesús promete a sus discípulos el don del Espíritu Santo para ser sus testigos hasta el confín de la tierra (cf. Hech 1, 8); y su última palabra fue: “Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que yo he enseñado” (Mt 28, 19-20). Estas frases contienen una promesa, un mandato y una misión. La promesa de Jesús es el envío del Espíritu Santo; su mandato, id y salid; y su misión, hacer discípulos suyos.

Sin el Espíritu Santo es imposible cumplir el mandato y llevar a cabo la misión. Ya en la Última Cena, Jesús había prometido a sus Apóstoles que les enviaría el don del Padre: el Espíritu Santo (cf. Jn 15, 26). Esta promesa la cumplió el día de Pentecostés, cuando el Espíritu descendió sobre los discípulos en el Cenáculo. Aquel día “se llenaron todos de Espíritu Santo” (Hch 2, 4). Esa efusión, si bien extraordinaria, no fue única y limitada a ese momento. El Espíritu sopla cuando y donde quiere. Pero cada año, en la Solemnidad de Pentecostés, actualizamos la efusión del Espíritu Santo sobre la comunidad de los discípulos de Jesús de hoy. Cristo glorificado a la derecha del Padre sigue cumpliendo su promesa y enviando el Espíritu vivificante; el Espíritu sigue derramándose sobre las personas, las comunidades y sobre toda la Iglesia.

Para salir a la misión, hemos de abrir nuestros corazones a una nueva efusión del Espíritu Santo, que nos enseña, renueva, fortalece y alienta a salir a la misión. El Espíritu Santo es el alma de la Iglesia en su vida y en su misión. Él es el Maestro interior, que nos enseña a escuchar la voz del Resucitado, a seguirlo y a ser sus discípulos misioneros; Él es la memoria viviente de Jesús en la Iglesia, que recuerda y actualiza todo lo que Él dijo e hizo. El Espíritu Santo nos guía “hasta la verdad plena” (Jn 16, 13) y nos introduce en la verdad y en la belleza del evento de la salvación, la muerte y la resurrección de Jesús, como la expresión suprema del amor de Dios. Y esta realidad se convierte en Buena Noticia que se debe anunciar a todos.

El Espíritu Santo es el aliento que nos empuja a recorrer el camino del seguimiento y del anuncio de Jesús. Cuanto más generosa es nuestra respuesta, en mayor medida las palabras de Jesús se hacen vida en nosotros en actitudes, opciones, gestos y testimonio. El Espíritu Santo nos ayuda a estar con Dios en la oración, en la que Él ora en nosotros; y nos lleva a hablar con los hombres, haciéndonos ‘canales’ humildes y dóciles de la Palabra de Dios. Llenos del Espíritu de amor, podemos ser signos e instrumentos de Dios que ama, sirve y dona la vida.

El Espíritu Santo cambia nuestros corazones. Los Apóstoles son transformados por el Espíritu y salen a las calles de Jerusalén a proclamar el Kerigma. Pierden el miedo y salen a anunciar a Jesús muerto y resucitado hasta los confines del mundo. El Espíritu Santo libera nuestros corazones bloqueados; vence nuestra resistencia y mediocridad; agranda los corazones y anima a dejar la comodidad; despereza en la tibieza y mantiene joven el corazón. De este modo, el Espíritu Santo hace que renazca la alegría en la misión. “Ven, Espíritu Santo, riega nuestra tierra en sequía, sana nuestro corazón enfermo, lava nuestras manchas e infunde calor de vida en nuestro hielo”.

Jesús nos dice hoy de nuevo: “Id y haced discípulos a todos los pueblos”. Su mandato no es facultativo. La Iglesia fue convocada para ser enviada, nació “en salida” y existe para evangelizar. El mandato de Jesús tiene una finalidad bien precisa: Hacer discípulos del Señor mediante el anuncio, el bautismo y una vida conforme a lo que Jesús ha enseñado y mandado. La Iglesia somos todos los bautizados: el obispo, los sacerdotes, los diáconos, los religiosos, sí, pero también los laicos. En Pentecostés recordamos de modo especial la llamada de todos los laicos a la misión. Todos, también y especialmente los laicos, estamos invitados a comprender mejor que Dios nos ha dado la gran dignidad y la responsabilidad de anunciar a Cristo al mundo y de hacerlo accesible a la humanidad. Este es el honor más grande para cada uno de los bautizados.

“Sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos” (Mt, 28, 21). Solos, sin Jesús y sin el Espíritu Santo, no podemos hacer nada. Para la misión no bastan nuestras fuerzas, recursos y estructuras. Sin la presencia del Señor y la fuerza de su Espíritu, nuestro trabajo resulta ineficaz. Su presencia es fortaleza ante la persecución, consuelo en la tribulación y aliento en el cansancio de la misión.

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

La Misa Vigilia de Pentecostés se podrá seguir por los canales diocesanos de Facebook y Youtube

La Concatedral de Santa María acogerá mañana, sábado 30 de mayo a las 20h, la Misa de Vigilia de Pentecostés presidida por el Obispo, D. Casimiro López Llorente. Por respeto a las medidas sanitarias que restringen el aforo, la Delegación de Apostolado Seglar ha dirigido una invitación solo a los presidentes y dos acompañantes de las diversos movimientos y realidades diocesanas. Sin embargo todos los fieles podrán seguir la celebración a través de las redes sociales del Obispado.

Leer más