Santo Tomás de Villanueva acoge al Obispo en la Visita Pastoral

La Visita Pastoral es tal por ser la visita que hace el pastor de la Iglesia diocesana. Esto es el Obispo en nombre de Jesucristo, el Buen Pastor. Las parroquias, a través de ella, se sienten parte de esta gran Iglesia diocesana. San Juan Pablo II dijo que es un “auténtico tiempo de gracia para el encuentro y diálogo entre el Obispo y los fieles”, y esto hicieron ayer los de la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva con Mons. Casimiro López.

El Obispo comenzó la Visita Pastoral en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva explicando la figura del obispo en la Diócesis: “Jesús a sus amigos, para explicarles quién era Él para ellos, les decía: ‘Yo soy el Buen Pastor’”, explicaba D. Casimiro. ¿Y qué hace el Buen Pastor? “Cuidar de sus ovejas, llevarlas a buenos pastos, buscarlas si se pierden”, exhortaba. D. Casimiro también dedicó unos minutos a explicar los artículos propios de los obispos, como el báculo, símbolo del Buen Pastor; el anillo, porque está casado con la Iglesia; y el solideo, porque está consagrado a Dios y es la cabeza de la Iglesia diocesana.

Algunas realidades de esta parroquia aprovecharon la tarde para poner en común y darse a conocer: el Consejo Pastoral, el de Asuntos Económicos, Pastorales de Sacramentos, Adoración al Santísimo, Jóvenes Rosario Misión Ucraniana, Cáritas, San Vicente de Paul, Fraternidad Agustiniana, Señor de los Milagros, Carismáticos, Alcohólicos Anónimos, Coda, Comedores Compulsivos, Camino Neocatecumenal, entre otros.

La Iniciación cristiana fue un tema clave ayer por la tarde. Mons. Casimiro López hizo especial hincapié en los Sacramentos del Bautismo, Comunión y Confirmación. “Estamos ante un problema muy serio, lo tenemos muy crudo si los padres no colaboran”, anunciaba apenado. D. Casimiro invitaba, desde el nacimiento de los hijos, a crear un hogar donde crezcan conociendo a Jesús, “donde la semilla del Bautismo vaya germinando”. Además, el Obispo sugirió, a través de la preparación de estos Sacramentos, a conectar con los padres, como otra manera de llegar a los niños.

La Adoración al Santísimo fue el colofón de este primer día de encuentro. Mons. Casimiro finalizó animando a “crear verdaderas comunidades de cristianos”, y a atraer a los jóvenes a través de la cercanía, del testimonio y de la coherencia con la propia Fe. El Obispo continuará la Visita Pastoral de esta parroquia los próximos días 27 y 28 de septiembre, y 13 y 14 de octubre, visitando diversos centros educativos y a los enfermos, entre otros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.