Entradas

La Delegación Diocesana de Misiones envía una ayuda de 500 euros a nuestros misioneros diocesanos

La Delegación Diocesana de Misiones de Segorbe-Castellón se encuentra realizando gestiones para hacer llegar una ayuda de 500 euros a los distintos misioneros de nuestra diócesis que se encuentran alrededor de todo el mundo.

El delegado diocesano, Salvador Prades, ha explicado que “ante esta crisis sanitaria, económica y social que estamos viviendo en todo el mundo, desde la delegación se está concediendo esta ayuda para que en los diferentes lugares de misión se pueda ayudar un poco a aquellas parroquias, proyectos, personas y familias más desfavorecidas y que peor lo están pasando en estos momentos”.

No se trata pues de una ayuda personal, aunque añade que “en el caso de que hubiera algún misionero o alguna familia misionera que tuviera alguna dificultad propia, les pedimos que se pongan en contacto con nosotros para intentar ayudarles de alguna forma”.

Así, a día de hoy ya se ha enviado un total de 5.000 euros, a países como Togo, Chile, La India, Ucrania, Bolivia, Brasil, Estados Unidos, Colombia o Burkina Faso.

 

Fondo de Emergencia de OMP

Por otra parte, el Papa Francisco ha querido estar cerca de los que más sufren las consecuencias de esta pandemia, en los países más pobres. Por ello, ha abierto un Fondo de Emergencia internacional a través de Obras Misionales Pontificias (OMP), para sostener el trabajo que la Iglesia misionera realiza en esta crisis mundial.

Con la campaña #AhoraMásQueNunca, se quiere apelar a los españoles a colaborar con los misioneros en estas circunstancias tan difíciles. Según José María Calderón, director de OMP España, “desgraciadamente la situación causada en España por el Covid-19 es terrible, en todos los aspectos: de muertos, de contagiados, de personal sanitario enfermo, de falta de material y de medios para trabajar con una cierta seguridad”.

“Sin embargo vamos viendo cómo esta pandemia está poco a poco haciéndose hueco en la vida de los países de África, Asia, Oceanía y América, que cuentan con muchos menos medios que nosotros, y en algunos sitios tienen graves dificultades para poder vivir el confinamiento, la disciplina a la hora de las relaciones, ¡la forma de vivir los duelos y los entierros!, por eso, los misioneros ya nos están dando la voz de alarma… ¡van a necesitar mucha oración y muchas ayudas por nuestra parte!”, afirma.

El Papa fue el primero en colaborar con este Fondo, con 750.000$, a través de Obras Misionales Pontificias, el instrumento que tiene la Santa Sede para sostener a las Iglesias más jóvenes. Este dinero llegará a todas las comunidades afectadas en los países de misión a través de las estructuras e instituciones de la Iglesia, a un total de  1.111 Territorios de Misión.

El Santo Padre ha pedido a los fieles y a las entidades de la Iglesia que tienen la posibilidad y lo desean, que contribuyan a este Fondo de Emergencia a través de las Obras Misionales Pontificias de cada país.

Para unirse al Fondo de Emergencia de OMP contra el coronavirus:
BBVA – ES03 0182 1364 3300 1003 9555
BANCO SANTANDER – ES25 0075 0204 9506 0006 0866

Concepto: Ayuda Coronavirus Misiones

 

 

La Iglesia continúa con los refugiados

Hoy la Iglesia también conmemora el Día del Refugiado promovido por Naciones Unidas y con el lema: “Estamos con los refugiados”. El papa Francisco invitó a “encontrar, acoger y escuchar a los refugiados, son personas como todas a las que la guerra ha arrebatado la casa, el trabajo, los familiares y amigos”, afirmó en su mensaje tras el rezo del Ángelus del domingo pasado, que como cada semana pronuncia desde la ventana del palacio apostólico en la Plaza de San Pedro.
“Sus historias y rostros nos invitan a renovar el compromiso de construir paz y justicia”, instó. Y por eso, “queremos estar con ellos: encontrarles, acogerles, escucharles y convertirnos con ellos en artesanos de paz según la voluntad de Dios”, asintió el Papa.

El Pontífice se ha mostrado muy sensible ante la crisis de refugiados en Europa y ha llegado a calificarla como la “peor catástrofe humanitaria desde la II Guerra Mundial”. Desde el primer momento la diócesis asumió esta preocupación de Francisco y constituyó  hace meses la Comisión de Ayuda a los Refugiados para animar y coordinar la asistencia a estas personas que sufren y la sensibilización a toda la sociedad.

 

A raíz de la campaña se ha recaudado 30.000€, de los cuales, la mitad han sido  destinados a Caritas Siria, al no haber llegado refugiados aún a la Diócesis. El resto de la recaudación, así como los distintos pisos que se pusieron a disposición y otros recursos que la gente ha ido donando seguirán estando disponibles para posibles intervenciones a refugiados.

La pobreza se hace crónica y tiene más rostro de mujer en Segorbe-Castellón

El número de personas atendidas por Caritas disminuye con respecto al año anterior, aunque aumenta el número de servicios prestados. Esto se debe, según Juan Manuel Aragonés, Director de Caritas Diocesana, “a la cronificación de la pobreza y a que estas personas necesitan una asistencia más exhaustiva”.

En este sentido, ha advertido de la creciente feminización de la pobreza, alcanzando el 60% del total, y de la especial situación de riesgo de las personas mayores de 50 años, que “están siendo los más afectados por una situación de paro de larga duración y tienen grandes dificultades de encontrar trabajo”. El director de Caritas también ha denunciado  la precarización del empleo: “nos encontramos con personas con trabajo pero pobres, esto pone de relieve las malas condiciones y los bajos salarios a los que hoy se ven sometidas muchas personas”.

Durante este  jubileo la diócesis ha querido concretar este año de la misericordia en un proyecto y esta mañana ha presentado “Sí a la Vida. Casa de Misericordia”, para jóvenes y adolescentes embarazadas. El próximo lunes se abrirá el teléfono de atención para las jóvenes interesadas, situaciones de emergencia y todo tipo de información. Este proyecto, que nace con vocación de ser una casa de acogida con capacidad para 5 ó chicas y sus bebés, comenzará próximamente en la calle Figueroles de 17h. a 19h. proporcionando asistencia personalizada y diversos talleres como prácticas de crianza, técnicas emocionales…

Además de la inmensa labor que Caritas de Segorbe-Castellón acomete en el ámbito de la inserción social y laboral, servicios de comedor y de albergue para personas sin techo, atención a la infancia, ayudas económicas y de alimentación, apoyo jurídico…también está presente en el panorama internacional y continúa mandando ayuda a Nepal por la crisis tras el terremoto y sigue abierta a la recepción y ayuda a los refugiado. Tanto es así que a raíz de la campaña por los refugiados y cristianos perseguidos que se ha llevado a cabo durante estos meses se ha recaudado 30.000, de los cuales, la mitad irán destinados a Caritas Siria. Mons. Casimiro López ha insistido en que tanto los pisos,  el resto del dinero, como otros recursos que la gente ha ido donando seguirán estando disponibles para posibles intervenciones a refugiados. Asimismo ha agradecido la gran colaboración de todos los fieles en la colecta que se promovió, a iniciativa del Papa Francisco, en favor de Ucrania y que, aunque aún no hay una cifra exacta, se llegó a triplicar en las parroquias  la recaudación de un domingo normal.

Todas estas cifras con rostro y con historias de personas concretas dan sentido a la X de la Iglesia y de otros fines sociales que miles de personas marcan y que gracias a las cuales la Iglesia de Segorbe-Castellón prestó más de 250.000 servicios durante el año 2015. El Obispo de Segorbe-Castellón ha animado encarecidamente marcar las dos “porque ni te quitan más, ni te devuelven menos y porque con este gesto ayudas a mucha gente”.

Al hilo del Año de la Misericordia que la Iglesia celebra este año en todo el mundo, el Obispo, Mons. Casimiro López Llorente, ha recordado que “Caritas es el ADN de la Iglesia, que lleva al corazón del hombre la misericordia de Dios”.