Entradas

Imagen Cartas 320x200

En el centro, la caridad cristiana

Queridos diocesanos:

Nos disponemos a comenzar un nuevo curso pastoral con una Jornada diocesana, el próximo 14 de septiembre, en el Seminario diocesano Mater Dei. Ante el nuevo curso puede que nos encontremos un tanto desalentados por el contexto tan poco propicio para anunciar el Evangelio y llevar a las personas al encuentro salvador con Jesucristo. Pero, a pesar de que las condiciones no sean favorables para la misión –como en aquella ocasión tampoco lo eran para la pesca-, Jesús nos dice: “Echad vuestras redes para la pesca” (Lc 5, 4). Y, como Pedro, fiados del Señor y confiados en su palabra, le decimos: “Por tu palabra, echaré las redes” (Lc 5, 5). Y lo hacemos con la alegría de saber que Dios nos ama y está con nosotros, y con la certeza de que el Señor resucitado vive entre nosotros y actúa por la acción silenciosa, pero real, del Espíritu Santo.

Siguiendo el camino marcado en nuestro Plan de pastoral, este curso nos vamos a fijar en la caridad. El amor de Dios, que proclamamos en su Palabra y se hace actual y eficaz en la Eucaristía, nos lleva a ser sus testigos comprometidos. Al hablar de la caridad solemos pensar antes de nada en las limosnas y otras obras caritativas, como si la caridad cristiana fuera fundamentalmente una obra humana. Corremos así el peligro de olvidar su fundamento primero, su fuente permanente, su forma existencial y su fin último, que no son otro sino Dios mismo, que es Amor, ‘agapé, caridad (1 Jn 4, 8).

Leer más

La caridad, objetivo del nuevo curso pastoral diocesano

El sábado 14 de septiembre el Seminario Mater Dei, en Castellón, acogerá la apertura del curso diocesano. Comienza un trabajo de dos años centrado en el cuarto objetivo específico del Plan Diocesano de Pastoral: Vivir el mandamiento del amor y el compromiso por la justicia como servicio a los más necesitados y testimonio de fe. Se concluirá así un recorrido que comenzó en 2014.

Carta de invitación de Mons. Casimiro López Llorente

Leer más

Carta con motivo de la Jornada Diocesana de Apertura del Curso Pastoral

A todo el Pueblo de Dios de Segorbe-Castellón: sacerdotes, diáconos, religiosos, religiosas y seglares

Queridos todos en el Señor:

Después de la pausa del verano nos disponemos ya a comenzar un nuevo curso pastoral en toda nuestra Iglesia diocesana: servicios diocesanos, arciprestazgos, parroquias y comunidades, movimientos, asociaciones y grupos. El Señor nos llama a retomar con fuerzas renovadas la misión evangelizadora, que Él nos ha confiado.

En nuestro Plan Diocesano de Pastoral (2014-2021) nos hemos propuesto trabajar para que nuestras parroquias sean comunidades evangelizadas y evangelizadoras. El primer curso lo dedicamos a la reflexión sobre la Exhortación del papa Francisco Evangelii Gaudium; los cuatro cursos posteriores nos fijábamos en el anuncio de la Palabra y en la celebración de la Liturgia, en especial en la Eucaristía. Llegamos ahora al cuarto objetivo específico del Plan de pastoral que nos llama a “vivir el mandamiento del amor y el compromiso por la justicia como servicio a los más necesitados y testimonio de fe”. En este curso nos vamos a fijar en la Caridad; el próximo lo dedicaremos al compromiso por la justicia. El Señor nos llama a una sincera conversión al amor de Dios y a Dios, y, desde ahí, al amor al prójimo; es decir, a abrir nuestros corazones al amor de Dios que nos perdona, transforma y capacita para descubrir y vivir el amor al prójimo. Hacemos nuestras las palabras de Jesús en la última Cena con sus Apóstoles: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros” (Jn 13, 34).

Leer más

Martín Muñoz: “La santidad cristiana tiene que adoptar la forma de Cristo”

Vicente Martín Muñoz, nuevo delegado episcopal de Cáritas Española, ha clausurado el ciclo de conferencias “La celebración de la Fe encarnada en la realidad y centrada en el Misterio de Cristo” que ha organizado desde el pasado mes de octubre Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón. Martín Muñoz ha disertado sobre la santidad que humaniza el mundo y ha manifestado que “tiene que tener la forma de Cristo, porque existe para los demás existiendo para Dios”. La misericordia y la compasión -ha matizado el delegado episcopal de Cáritas Española- “actúan como verificadores de esta santidad, que significa apertura a Dios y al prójimo”. Leer más

Voluntarios y trabajadores de Pastoral Caritativo-social celebran el Jubileo de la Misericordia por la Semana de la Caridad

 

El sábado unos 250 voluntarios y empleados de la Pastoral Caritativosocial  de toda la diócesis participaron en el jubileo en la Catedral de Segorbe. La Jornada comenzó a las 10h. en la iglesia del Colegio Seminario, con la acogida y el trabajo por grupos de los voluntarios. A las 12h. la peregrinación, presidida por el Obispo, Mons. Casimiro López, partió rumbo a la Catedral para pasar por la Puerta Santa y dar comienzo a la misa.eucaristia1

A los voluntarios Mons. López Llorente les interpeló: “Sed testigos de la misericordia del Señor, sed misericordiosos como el Padre, compasivos, pero no como algo que queda en el afecto, sino con una compasión que lleva a padecer con cada uno”. El Obispo asegura que la clave está en “contemplar, experimentar, para vivir la misericordia de Dios”. Leer más

La II Muestra de Cáritas aúna alrededor de la atención de la Diócesis a los necesitados

Mons. Casimiro López Llorente ha inaugurado este viernes, 6 de noviembre, la II Muestra de Caritas, que en esta edición ha sido acogida por la ciudad de Vila-real en el Centre de Congressos, Fires i Trobades. Mons. López Llorente ha explicado que este evento sirve para mostrar cómo se vive en las parroquias, los arciprestazgos y la Diócesis en general la interacción entre los elementos esenciales de la vida cristiana: la Palabra y su escucha, la celebración con un acento particular en la Eucaristía, y la caridad respecto a quien la necesite: “Nuestro destinatario es siempre el ser humano, independientemente de la raza, color o condición”, sentenciaba.

II Muestra Caritas jardín Fotor

II Muestra árbol Fotor   II Muestra niños Fotor

Durante el acto, el Obispo ha estado acompañado por el delegado y director de Caritas, D. Juan Manuel Enrich y Juan Manuel Aragonés, respectivamente, así como por el alcalde de la población, José Benlloch. Desde el jueves han acudido grupos de escolares, que junto con los niños de segundo año de comunión, ya suman ochocientos visitantes.

El Obispo anima a “tener las antenas afinadas para percibir las necesidades” de cada momento, y asegura que lo que se ve en la Muestra, es solo una “pequeña parte de lo que la Iglesia aporta a la sociedad y, en especial, a los necesitados“. En el mismo sentido, el alcalde de Vila-real, José Benlloch, admite que es “imposible no tener en cuenta el trabajo de Cáritas”: “Sé el esfuerzo que realizáis cada día para hacer mejor la vida de los demás. Y animo a los ciudadanos a sumarse a estos voluntarios que trabajan en la cura y prevención, apoyando moralmente y escuchando que, a veces, es lo que más se necesita”.

La II Muestra de Cáritas vuelve después de dos años para dar a conocer el compromiso y el trabajo de la Diócesis con los más desfavorecidos y estará abierta al público de 9.00h a 19.00h. Participan unas veinte entidades parroquiales y asociaciones que ofrecen actividades muy variadas: desde conferencias y talleres, hasta muestras gastronómicas y animaciones infantiles.

II Muestra grupo Fotor

 

Fe vivida en la caridad

Queridos diocesanos:

El tiempo de la cuaresma en el Año de la fe es una buena oportunidad para intensificar en nuestra vida de caridad, enraizada en la fe en Dios que es Amor. A ello nos invita el Papa Benedicto XVI en su Mensaje de Cuaresma de este año, que lleva por título: “Creer en la caridad suscita caridad. ‘Hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él’ (1 Jn 4,16)”.

En efecto, la fe es una respuesta al amor de Dios, que sale a nuestro encuentro y nos busca en su Hijo, Jesucristo, para hacernos partícipes de su misma vida de comunión y de amor. La fe es un acto de adhesión personal al amor gratuito que Dios tiene por nosotros, y que implica nuestro entendimiento y también nuestro corazón. Al encontrarnos con el Señor, al adherirnos de corazón a él y al confesarlo como único Señor y Salvador, somos conquistados, transformados y movidos por el amor de Dios para ser instrumentos de ese mismo amor.

“Toda la vida cristiana consiste en responder al amor de Dios”. La primera respuesta al amor de Dios es la fe, que inicia un camino de amistad con el Señor que llena y da sentido a toda la vida, y que nos empuja a amar como él ama. Así la fe puede obrar conforme a la caridad. Si la fe es conocer la verdad y adherirse a ella, y la caridad es caminar en la verdad, mediante la fe se entra en la vida de amor con el Señor y con la caridad se vive y cultiva esa misma fe, porque él murió por todos, a fin de que los que viven no vivan más para sí mismos, sino para aquel que murió y resucitó por ellos (2 Cor 5,15). Es claro entonces que la fe es inseparable de la caridad, que la existencia cristiana parte del encuentro con Jesús, amor crucificado, encuentro de ojos abiertos y corazón palpitante para una vida nueva, que lleva a amar a los hermanos.

La fe y el amor al Señor nos han de llevar y ayudar a ser cercanos a las necesidades de los hombres y de la sociedad. Debemos llevar, con creatividad y pasión, el amor de Jesucristo a los hermanos, comenzando por su anuncio, que es la primera obra de caridad. Comenzamos en el amor para llegar al amor, porque una fe sin obras es como un árbol que no da frutos.

Fe y caridad en el cristiano se reclaman mutuamente, de modo que la una lleva y sostiene a la otra. La fe sin caridad será puro fideísmo y la caridad sin fe será mera filantropía o un sentimiento pasajero y a merced de la duda. La caridad es el termómetro de nuestra fe, la fe es la fuente de la caridad.

Hay que destacar entre nosotros el valor testimonial de muchos cristianos, que dedican su tiempo y su vida con amor a quien está solo, marginado o excluido, porque precisamente en esas personas se refleja el rostro mismo de Cristo. Gracias a la fe podemos reconocer en cuantos nos piden amor el rostro del Señor Resucitado: “En verdad os digo que cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis” (Mt 25, 40). Es la fe la que permite reconocer a Cristo; y es su mismo amor el que estimula a socorrerlo cada vez que se hace nuestro prójimo en el camino de la vida. La caridad es el lenguaje que en la nueva evangelización, más que con palabras, se expresa en la obras de fraternidad, de cercanía y de ayuda a las personas y de la sociedad en sus necesidades materiales y espirituales

Con mi afecto y bendición,

 

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón