Entradas

Documento vaticano sobre la misión evangelizadora de la Iglesia

La Congregación para el Clero de la Santa Sede ha hecho pública la Instrucción La conversión pastoral de la comunidad parroquial al servicio de la misión evangelizadora de la Iglesia, un documento de carácter canónico-pastoral sobre las comunidades parroquiales y los diferentes ministerios clericales y laicos, requiriendo una mayor corresponsabilidad de todos los bautizados.

Este texto, compuesto por once capítulos, representa «una preciosa ocasión para la conversión pastoral en sentido misionero. Es, ciertamente, una invitación a las comunidades parroquiales a salir de sí mismas, ofreciendo instrumentos para una reforma, incluso estructural, orientada a un estilo de comunión y de colaboración, de encuentro y de cercanía, de misericordia y de solicitud por el anuncio del Evangelio».

En él se indica que «la acción pastoral debe ir más allá de la mera delimitación territorial de la parroquia, para trasparentar más claramente la comunión eclesial a través de la sinergia entre ministerios y carismas e, igualmente, estructurarse como una “pastoral de conjunto” al servicio de la diócesis y su misión».

Sin embargo, esta pastoral de conjunto requiere «de la coordinación responsable de las actividades y estructuras pastorales capaces de relacionarse y colaborar entre sí», además de «la contribución de todos los bautizados. Dicho con las palabras del Papa Francisco: “cuando hablamos de pueblo no debe entenderse las estructuras de la sociedad o de la Iglesia, sino el conjunto de personas que no caminan como individuos sino como el entramado de una comunidad de todos y para todos”».

 

Click aquí para leer la Instrucción

Carta del cardenal Stella al clero español en la fiesta de San Juan de Ávila

Con motivo de la festividad de San Juan de Ávila, doctor de la Iglesia y patrón del clero español (10 de mayo), el cardenal Beniamino Stella, Prefecto de la Congregación para el Clero, ha hecho llegar una carta a todos los sacerdotes y diáconos de España.

Con este mensaje, Mons. Stella ha querido reconocerles y animarles ante esta grave pandemia que está sufriendo nuestro país, y ha comenzado recordando a todos los sacerdotes españoles que han fallecido durante estos días por este motivo, «han sido contagiados cuando estaban dedicados a la atención espiritual de enfermos y al servicio a personas necesitadas».

«El sacrificio de estos sacerdotes y de tantas otras personas, – continúa – que han arriesgado y perdido su vida, por llevar salud, alimentos, consuelo, esperanza… nos recuerda que Dios nos ha dado la vida para compartirla, para entregarla generosamente».

También ha querido agradecer la creatividad de los sacerdotes a través de numerosas iniciativas, gracias a las que «el Pueblo de Dios —y también aquellos que no se consideran miembros de la Iglesia— pudieran sentir la cercanía de Dios y la solidaridad de la comunidad cristiana».

Según Mons. Stella, toda esta situación «nos ha permitido tomar más conciencia de la importancia de nuestra misión, ya que todo ser humano necesita, además de recursos materiales y atención médica, espacios para poner nombre a sus sentimientos, luz y fuerza para seguir amando y confiando, para enfrentarse a la incertidumbre, a la enfermedad, a la muerte de seres queridos y al fin de la propia vida».

Puedes leer la carta en ESTE ENLACE