Entradas

Don Casimiro: “Santa Genoveva Torres recibió el carisma para acompañar a las personas que sufrían soledad”

Monseñor López Llorente ha celebrado la Santa Misa en la Iglesia de los Santos Juanes de Almenara en honor de Santa Genoveva Torres Morales, de la que ha afirmado que recibió el don de Dios para acompañar a las personas que sufrían soledad y abandono. Un carisma – ha recordado a las Hermanas del Sagrado Corazón y de los Santos Ángeles- “que no pertenece al pasado, ya que tiene una actualidad permanente en nuestro tiempo. Solo hay que afinar, como lo supo hacer nuestra santa, la antena de la fe y de la sensibilidad religiosa para percibir tanta soledad que se sufre en nuestro tiempo”. Una enfermedad, la soledad, muy actual: “Somos una sociedad de individualistas que, pese a estar interconectados a través de la tecnología, estamos cada vez más solos, sin dialogar, sin abrir el corazón”, ha recalcado.

Don Casimiro también se ha referido a la necesidad de encontrarse con el Niño-Dios, que ha nacido para darnos su paz y su justicia, la esperanza y la fuerza en nuestro caminar. Él desea que nos dejemos llenar del amor y de la misericordia de Dios en nuestra vida. “En Navidad nace Dios, nace El Salvador que nos lleva a la vida en plenitud, que nos lleva a la santidad, a la que estamos llamados todos, cada cual según sus circunstancias. Ese encuentro personal es necesario para dejarnos salvar por Él; es decir, ser hijo de Dios en su hijo, llegar a la perfección del amor: vivir ese don que Dios nos da en la persona de su hijo”, ha manifestado.

Aspecto general del templo

Asimismo, el Obispo de Segorbe-Castellon ha destacado la misericordia como tercera virtud necesaria. Dios se encuentra con nosotros también a través del pobre y del necesitado para que acojamos su amor amando a aquellos que salen a nuestro encuentro. Acogiendo el amor de Dios, en ese Niño que nos ha nacido en Belén, ha señalado, “acogemos a los hermanos también en su misericordia porque Dios sufre con nosotros, se compadece, para que le imitemos y hagamos lo mismo con nuestros prójimos. Eso es lo que fue aprendiendo Genoveva, de rodillas ante la Eucaristía, de rodillas ante el Sagrado Corazón de Jesús, en su devoción a la Virgen: el ser compasiva y misericordiosa con las personas frágiles, necesitadas, especialmente con aquellas que sufrían soledad”.

Por otra parte, Monseñor López Llorente ha glosado la figura de la santa para que, a través de ella, “El Señor nos indique el camino a seguir en nuestra vida como cristianos”. Santa Genoveva Torres Morales nació el 3 de enero de 1870 en Almenara y, al día siguiente, era bautizada. Aquí comenzó a dar los primeros pasos en la fe. Si bien no pudo acudir a la escuela siempre, nunca faltó a la doctrina cristiana, a la catequesis para –poco a poco- encontrarse con El Señor. Quedó huérfana de padre cuando tenía un año y de madre cuando tenía 8, por lo que tuvo que coger las riendas de su casa con su hermano. A los 12 años tuvo la fatalidad de que le amputaran una pierna. Pero todo ello no fue obstáculo, más bien al contrario, para que fuera configurándose en Cristo crucificado en la cruz. Más tarde fue a Valencia, a la Casa de la Misericordia, donde surgió su vocación religiosa; pero dadas sus limitaciones no fue acogida.

El coro que acompaño con sus cantos la celebración de la Santa Misa

Dios, sin embargo, tiene sus caminos y quiso que al acoger a dos personas viudas, que sufrían la soledad, fuera surgiendo el Instituto de las Hermanas del Sagrado Corazón y de los Santos Ángeles. Una realidad que fue creciendo hasta extenderse por todo el mundo. Santa Genoveva se trasladó a Zaragoza, donde encomendó su alma al Señor el 5 de enero de 1956. Su fama de santidad hizo que Juan Pablo II la proclamara santa el 4 de mayo de 2003.s

Santa Genoveva Torres en Almenara

Almenara se prepara para celebrar a Santa Genoveva Torres el próximo 4 de enero

La parroquia de Los Santos Juanes de Almenara se prepara para celebrar la fiesta de Santa Genoveva Torres, fundadora de las hermanas angélicas y, de momento, la única santa canonizada nacida en el territorio de la Diócesis. Mons. Casimiro López Llorente presidirá una solemne Eucaristía el viernes 4 a las 18h. Como novedad de este año, desde el día 1 comienza un triduo a las 18h en la capilla de la Casa-Museo.

Leer más

Los sacerdotes jóvenes van tras los pasos de Santa Genoveva

Los sacerdotes jóvenes visitaron el jueves la residencia Ntra. Sra. de los Desamparados en Valencia que llevan las religiosas Angélicas fundadas por Santa Genoveva Torres. Dentro de los encuentros mensuales de formación, se decidió conocer de primera mano la figura de la Santa de Almenara, la primera y única de la diócesis, hasta ahora, como repite a menudo el Obispo. Leer más

Fiesta de Santa Genoveva y acolitado de un seminarista en Almenara este jueves

El jueves próximo, 4 de enero, la parroquia de los Santos Juanes de Almenara acogerá dos actos con un profundo significado diocesano. Por una parte, como cada año se celebrará la fiesta de Santa Genoveva Torres, la primera santa nacida en el actual territorio de Segorbe-Castellón. Además, en esta ocasión se añadirá el acolitado de Servilien Ndagijimana, seminarista que realiza en esta comunidad su tarea pastoral después de los estudios eclesiásticos. La Eucaristía, presidida por el Obispo, mons. Casimiro López Llorente, será a las 19h.

 

Servilien Ndagijimana llegó hace siete años de Ruanda, después de ejercer como educador en un instituto de su país. Ha completado los estudios eclesiásticos de filosofía y teología y ahora se prepara para obtener la licenciatura en Estudios de Matrimonio y Familia en el Pontificio Instituto Juan Pablo II en la sede de Valencia.

 

Durante su formación ha realizado su labor pastoral en otras parroquias, como La Esperanza de Castellón o San Bartolomé de Onda. Actualmente está al servicio de Los Santo Juanes de Almenara, por lo que será aquí donde el Obispo le conferirá el ministerio de acólito.

La Santa de Almenara

En lo referente a la fiesta de la Madre Genoveva Torres, se trata de la única santa reconocida nacida en la Diócesis. Tras una infancia marcada por el sufrimiento – huérfana de niña y amputada de la pierna izquierda a los 13 años – en 1885 es acogida por las Carmelitas de la Caridad de Valencia en la Casa de la Misericordia. Allí va madurando su vocación y en 1911 funda el Instituto de las Hermanas del Sagrado Corazón y de los Ángeles, conocidas como “angélicas”. Falleció en 1956 a los 86 años, y San Juan Pablo II la canonizó en el 2003.