Comunicado sobre las Actividades de Verano y la Pandemia del Covid-19

Castellón de la Plana, 3 de junio de 2020

Delegación para Infancia y Juventud

Diócesis de Segorbe-Castellón

 

A todas las parroquias, institutos de vida consagrada, movimientos y asociaciones de infancia y juventud de la Diócesis de Segorbe-Castellón

 

A estas alturas de curso, serían muchas las actividades previstas para el verano que estarían perfilándose: campamentos de verano, peregrinaciones, campos de trabajo, misiones, escuelas de verano, voluntariados, etc. La situación actual en el estado de alarma y la previsible situación en el futuro inmediato, ponen en seria dificultad la realización de dichas actividades en las condiciones en las que se han venido realizando otros años.

Nuestros más pequeños, adolescentes y jóvenes, tienen derecho a disfrutar de actividades que les ayuden a crecer humana y cristianamente, especialmente aquellos que están en situaciones de vulnerabilidad. Hemos de generar espacios y actividades que ayuden a expresar todo lo vivido durante el confinamiento, que favorezca el contacto entre niños y niñas, que puedan disfrutar de la naturaleza, que se les ayude a la socialización y a compartir la Fe en comunidad. Es por tanto nuestra obligación ser creativos y pensar iniciativas que ayuden a vivir experiencias similares este verano y velen por la sonrisa de los más pequeños. Adaptarnos a las nuevas condiciones, aunque con grandes restricciones, ha de ser nuestro objetivo. No hemos de renunciar a proponer alternativas.

           Serán de obligado cumplimiento las medidas sanitarias actualmente propuestas, como es la distancia sanitaria (2m) y el uso obligatorio de mascarillas a partir de los 6 años. También será obligatorio las medidas higiénicas de aplicación en los locales o espacios destinados a cualquier actividad pastoral, con las limitaciones de aforo y distanciamiento que se marquen en cada fase (al 30% Fase 2; 50% Fase 3). Además, de todas las medidas extras que han de cumplir las instalaciones propias, privadas o públicas que se destinen para nuestras actividades: piscinas, albergues, comedores, cocinas, dormitorios, pistas de deporte, etc.

A fecha 30 de mayo se ha publicado en el BOE la orden SND/458/2020 con las primeras indicaciones sobre la Realización de Actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil (ANEXO). A espera del desarrollo concreto por parte del IVAJ y demás autoridades autonómicas competentes, estamos en contacto con dichas autoridades y con las entidades que trabajan en nuestra Diócesis en la infancia, adolescencia y juventud. Toda la información que vayamos recabando, la pondremos a vuestra disposición.

Con todo ello, os hacemos llegar las siguientes RECOMENDACIONES sobre las actividades de verano organizadas con menores de edad en nuestra Diócesis:

     -NO CELEBRACIÓN DE CAMPAMENTOS DE VERANO, PEREGRINACIONES, ETC, actividades que se realizan a lo largo de varios días, habitualmente con desplazamiento entre regiones, con pernoctación y que requieren el uso de diversas instalaciones. Estas actividades presentan la dificultad de asegurar las medidas higiénicas entre los más pequeños, la dificultad de cumplir con el distanciamiento y desinfección durante el uso de instalaciones (piscinas, comedores, dormitorios, tiendas de campaña, pistas de deporte), las dudas sobre la movilidad entre regiones y el uso de transportes colectivos, y la dificultad de asumir la posible responsabilidad jurídica ante un rebrote de Covid-19 en los participantes de nuestra actividad.

   -REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES ALTERNATIVAS que minimicen los riesgos y posibiliten ofrecer actividades a los más pequeños, los adolescentes y jóvenes, ante un verano que se presenta complejo para todos, pero especialmente para ellos. Es importante que estas actividades cumplan con nuestros objetivos de Formación en la Fe y de Crecimiento integral de la persona, por lo que requiere planificar, programar y presupuestar adecuadamente y no improvisar.

     A- ALGUNAS ORIENTACIONES PARA LA REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES ALTERNATIVAS PARA EL VERANO

Perfilamos aquí algunas ideas de actividades que podrían planificarse durante el verano. Aunque su realización minimiza en parte los riesgos en comparación a las actividades que se realizaban habitualmente, siempre han de estar bajo el estricto cumplimiento de las normas sanitarias y las autorizaciones pertinentes para su realización.

Para su planificación habrá que estar atentos a las normativas que al respecto publiquen el Ministerio de Sanidad y las Direcciones Generales de Infancia y Juventud de las Comunidades Autónomas. Estas normativas podrían fijar junto a las medidas sanitarias otras como, la ratio de menores por monitor, el número de participantes por grupo, la duración de las actividades… Además, las Autoridades locales pueden desarrollar nuevas normativas para el uso de instalaciones, parques, calles, espacios naturales, etc que hasta ahora se regían con otras normativas.

 

Ante la duda de condiciones y actividades que podríamos realizar o no a la luz de las normativas que se publiquen, es recomendable estudiar bien todos los puntos, ser estrictos y responsables, y no asumir riesgos innecesarios.

De todas formas, no está de más recordar algunas indicaciones que siempre habrán de estar presentes:

  • Controlar el aforo de los espacios y locales, y asegurar las distancias sanitarias. Usar prioritariamente espacios abiertos.
  • Disponibilidad de jabón y agua, gel hidroalcohólico, guantes, mascarillas… que puedan ser necesarios. Al menos asegurarse de que los participantes los tienen.
  • Desinfección de material y espacios utilizados.
  • Autorizaciones de padres o tutores legales, específicos para estas nuevas actividades.
  • Solicitar la autorización para la realización de actividades, uso de espacios, movilidad… por a las autoridades pertinentes (locales, provinciales o autonómicas) ante la nueva situación, además de informar de su realización a las fuerzas de seguridad de quien dependa el espacio que se vaya a utilizar.
  • Tener un protocolo de actuación ante la aparición de síntomas en algún participante.

      SUGERENCIAS

      1 -Campamentos urbanos: actividades organizadas durante varias jornadas, que se puedan realizar en la misma población en los espacios disponibles y autorizados. Permite entrelazar actividades y horarios, presencialmente y en casa. También permiten la visita a espacios naturales locales, museos, etc.

      2 -Actividades online: seguir proponiendo todo tipo de actividades a través de las redes sociales y de internet: talleres, concursos, tutoriales, juegos, cortos, música, challenge, fotografía, etc. Mantienen la conexión en casa con los pequeños, pueden favorecer la participación de las familias y es combinable con el resto de propuestas. Existen múltiples recursos disponibles en la red.

      3 -Formaciones: profundizar en temas formativos, catequesis, etc que pueden estar pendientes de realizar, aprovechando los recursos que tengamos tanto online como presenciales: videos, videofórum, debates, enlaces online de contenido formativo, conexiones en directo con ponentes, lectura conjunta de textos, etc

      4 -Celebraciones y oraciones: La situación que estamos viviendo favorece las experiencias más personales y profundas. Así es también momento de cuidar la vida de Fe y favorecer los momentos de encuentro con Jesucristo y diálogo con Él. El tener que trabajar en pequeños grupos, nos permitirá trabajar mejor la dimensión espiritual. Oraciones online, oraciones presenciales, organizar la participación en las celebraciones de la Eucaristía, el sacramento de la Confesión, enseñar oraciones que habitualmente no conozcan (rosario, vía crucis, etc), vigilias, etc.

        5 -Voluntariado y actividades sociales: Es una respuesta ante necesidades ya presentes y otras que han surgido durante la Pandemia. Por un lado dar salida al empuje de los jóvenes de ayudar a los demás y cambiar el mundo, y por otro nos puede permitir detectar espacios o situaciones de vulnerabilidad para atender.

Las condiciones para el Voluntariado organizado, dependerá de la entidad con la que se colabore, especialmente con Cáritas, con la que nos podemos poner en contacto y coordinar nuestros servicios. Se ha de ser muy cuidadosos con las normativas vigentes, sobre todo cuando supone el contacto con sectores vulnerables de la sociedad.

Para otro tipo de actividades de ayuda, tipo campos de trabajo, ayudas de limpieza y desinfección, etc. será necesario organizarlos desde la parroquia o entidad que lo requiera, para coordinar necesidades y recursos, cumpliendo siempre estrictamente las medidas sanitarias vigentes.

       A -social: reparto de alimentos, ayuda a personas vulnerables, repaso de estudios, cuidado de menores, ayuda a centros de menores, animación a personas mayores, etc

      B -campos de trabajo: en las propias parroquias o entidades, acciones que puedan ser necesarias en estos momentos: mantenimiento, limpieza y desinfección de locales y materiales, rehabilitación de espacios. Pueden completarse con momentos de trabajo, formación y oración.

     C -medioambiental: cuidado de espacios naturales, recuperación de sendas, limpieza y reciclaje de parajes, etc.

 

     B- ACTIVIDADES CON MAYORES

En referencia a actividades con mayores de edad (normalmente monitores, educadores, catequistas…) y con adolescentes de mayor edad, que podrían mantener las distancias y cumplir con las medidas de higiene (convivencias, peregrinaciones, Camino de Santiago, acampadas,..) las recomendaciones son las mismas: organizar actividades alternativas que minimicen los riesgos. Es la entidad organizadora (parroquia, congregación, movimiento, asociación, etc) la que asume la responsabilidad jurídica de la realización de la actividad, contratación de seguros, solicitud de autorizaciones, y los riesgos, sean sus participantes mayores o menores de edad.

En la realización de actividades para mayores de edad, bajo su responsabilidad personal, cumpliendo las normativas sanitarias y de movilidad que les sean aplicables en ese momento, ya no es criterio de nuestras recomendaciones. Aunque sugerimos que se minimicen los riesgos en cualquier acción organizada por miembros de las parroquias, grupos, movimientos, entidades y asociaciones vinculadas a la Diócesis.

 

     C- INSTALACIONES PROPIAS

Para aquellas parroquias, congregaciones o entidades propietarias de instalaciones campamentales o albergues, les hacemos las siguientes recomendaciones.

  • Han de hacer un seguimiento estricto de los requisitos que se exigirán a este tipo de instalaciones: desinfección, reducción de aforo, medidas de distanciamiento, etc que se publicarán próximamente.
  • Recordad que el cumplimiento de las normas es independiente de que los usuarios sean o no dueños de las instalaciones y si permanecen abiertos se ha de contar con las inspecciones a este respecto.
  • Si no se va a poder asegurar las medidas exigidas o si se considera muy arriesgado su uso, recomendamos sopesar los riesgos de su posible apertura o utilización.

Estas son las recomendaciones que os queríamos hacer llegar, especialmente por la necesidad de tomar decisiones definitivas a la hora de orientar nuestras actividades durante el verano. Seguimos atentos a la publicación de las normativas que puedan afectarnos y que os haremos llegar en cuanto se publiquen. Cualquier duda o sugerencia nos la podéis hacer llegar a la Delegación.

Gracias por vuestro trabajo al servicio de la Evangelización de los más pequeños y del aprovechamiento del Tiempo libre y de ocio para poder acercarles a Jesús. Descubramos nuevos caminos para llevar la Buena Notica de Jesús y construir una sociedad nueva y un mundo nuevo.

 

 

+ Casimiro López Llorente                                                       José Miguel Sala López

Obispo de Segorbe- Castellon.                                                   Delegado para Infancia y Juventud

 

 

 

 

ANEXO: SOBRE REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES DE TIEMPO LIBRE INFANTIL Y JUVENIL

BOE 30 mayo 2020

Se puede descargar aquí.

 

CAPÍTULO XII

    Condiciones para la realización de actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil

     Artículo 43. Actividades de tiempo libre destinadas a la población infantil y juvenil.

  • Se podrán realizar actividades de tiempo libre destinadas a la población infantil y juvenil, siempre que se garantice el cumplimiento de las recomendaciones de prevención e higiene del Ministerio de Sanidad y la disponibilidad de un procedimiento para el manejo de posibles casos de COVID-19; así como aquellas otras condiciones que, en su caso, establezca la autoridad competente de la comunidad autónoma en la que se realicen dichas actividades.

 

  • Cuando el desarrollo de las actividades previstas en el apartado anterior se lleve a cabo al aire libre, se deberá limitar el número de participantes al cincuenta por ciento de la capacidad máxima habitual de la actividad, con un máximo de doscientos participantes, incluyendo los monitores. Cuando las citadas actividades se realicen en espacios cerrados, se deberá limitar el número de participantes a un tercio de la capacidad máxima habitual de la actividad; con un máximo de ochenta participantes, incluyendo los monitores.

 

 

  • Durante el desarrollo de las actividades se deberá organizar a los participantes en grupos de hasta un máximo de diez personas, incluido el monitor. En la medida de lo posible, las actividades e interacciones se restringirán a los componentes de cada uno de estos grupos.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.